Emprendedores

Emprendedores-366

Emprendedores-366
Crédito: Depositphotos.com

Stanley I. Mason Inicio Precoz En Lista de Espera

Stanley I. Mason

Un inventor moderno que ha patentado más de 60 productos

Por Tomima Edmark

Casi todos conocemos las historias de Thomas Edison, los hermanamos Wright yBenjamin Franklin. Todos son inventores que simbolizan el ingenionorteamericano. Cabe preguntarse, entonces, porqué es difícilrecordar el nombre de un inventor contemporáneo. Al parecer, nuestrocentro de admiración ha cambiado: en vez de enlazar a quienes se encargade mejorar la vida, ahora nos atraen las estrellas del espectáculo. Noobstante, permítame presentar a un inventor &flashquotvivito y coleando&flashquot que esresponsable de cambiarnos la vida. La próxima vez que arranque una tirade protección a una curita, le dé una mordida a una barra degranola, use un sostén con varillas de plástico, oprima unabotella de salsa de tomate o recurra a una envoltura para cocinar enmicroondas, agradezca a Stanley I. Mason, inventor de 76 años quetrabaja en Connecticut.

Los inventos de Manson son tan diversos como sus antecedentes. Ha vivido enmuchos sitios, trabajado para numerosas empresas y estudiado incontablesdisciplinas. Sin embargo, considera que, de donde más ha aprendido, esde sus experiencias. Hoy, es presidente de Simco, Inc. , una &flashquotfabrica de ideas&flashquotque fundó en 1973. Como lo muestra la lista de clientes de Simco sinmuchas empresas de Fortune 500 han tocado a las puertas de esta&flashquotfábrica&flashquot para solicitar a Manson que invente o mejore sus productos.¿Porqué? Porque tiene una trayectoria marcada por el éxitoy, por añadidura, es un tipo muy agradable.

Inicio Precoz

Al igual que la mayoría de los inventores, Manson comenzó atemprana edad. Cuando tenía siete años, su padre se rehusóa darle 15 centavos para compara carnadas de pesca. Su madre sugirió quehiciera una carnada artificial y le dio una pinza para ropa de madera.Después de algunos prototipos, Manson tenía una carnada paracorvinas. Al cabo de unos cuantos días, diez chicos del vecindario lehabían comprado carnadas a 26 centavos cada una.

Manson recuerda que aprendió cuatro grandes lecciones de su aventura concarnadas. La primera fue crear un producto que la gente deseara. La segunda,que los productos que pueden ser demostrados son más fáciles devender. Tercera, que es indispensable encontrar un mercado ansioso de comprarel reproductor. Y cuarta, que conviene pensar en la forma en que se puedemodificar el producto para crear una línea de artículosrelacionados.

A partir de entonces, Manson creó una lista impresionante de inventos.Tienen más de setenta patentes norteamericanas, muchas de las cualesprotegen ideas que actualmente están en uso comercial. Al habertrabajado con más de cuarenta clientes corporativos, ha recogido perlasde sabiduría para los inventores de productos pequeños, loscuales comparte en su nuevo libro, Investing Small Products: For Big Profits,Quickly (Inventando pequeños productos para obtener grandesganancias).

Una de las valiosas sugerencias de Manson es buscar al comprador y,después, inventar el producto. Afirma que muchos inventores se causanproblemas innecesarios al crear un producto sin la menor idea de quien puedeser el comprador. Aconseja inventar en un campo donde exista una necesidadreal. Para detectar dónde está la necesidad, es necesario visitarsemanalmente tiendas de comestibles, farmacias y ferreterías, y estudiaral producto en un entorno real. Si su objetivo es vender la idea a otraempresa, Manson ofrece valiosos consejos acerca de la manera de hacerlo. Porejemplo, ha descubierto que la empresa líder en el ramo suele ser lamenor interesada en nuevas ideas. Por ende, conviene buscar empresas que deseanconvertirse en líderes de su industria.

Las grandes empresas prefieren pagar una cantidad establecida por una idea y noregalías anuales. Por tanto, Manson considera que es importante sabercuánto se pretende ganar antes de acudir a una junta y, al hacerlo, iracompañado de alguien. Es indispensable que el tercero actúe comotestigo y que tome nota detallada de la junta. Evite llevar a un abogado a lareunión pues, según Manson, los expertos en derecho suelenprovocar tal nerviosismo en la otra parte que pueda arruinar el trato.Recomienda llevar al contador que haya calculado los futuros costos de llevarla idea del mercado y que puede realizar las negociaciones pertinentes.

En Lista de Espera

El éxito de los nuevos inventos comerciales de Manson es impresionante.Pero quizá los más interesantes sean los que aún no salenal mercado. Por ejemplo, Manson inventó y patentó un maravillosofrutero. ¿Acaso no todos deseamos que la fruta se conserve en perfectoestado durante un par de esas? Cuando Manson se planteó esta mismapregunta, solucionó el problema diseñando un frutero sobre unpedestal, con ranuras y perforaciones de ventilación en puntosestratégicos.

Otro invento de Manson soluciona el problema de productos líquidos queaumentan demasiado de peso a las bolsas de mercado. ¿Por qué noempacar líquidos concentrados para que el consumidor le añadaagua cuando se disponga a usarlo? En respuesta, Manson inventó unempaque para líquidos que, en un lado, contiene el concentrado y en elotro permite añadir fácilmente el agua. El aspersor en el extremosuperior mezcla ambos lados en la proporción adecuada. Todo lo que elusuario necesita es llenar la cámara vacía con agua.

Pero el favorito de Manson es el Eucalipto microcorys. Varios añosatrás, Manson, al descubrir este eucalipto chino , consideró queera la solución al problema del combustible. La semilla molida deleucalipto puede ponerse directamente en un motor de diesel sin necesidad derefinarse. El gas resultante es blanco y, en vez, del penetrante olor a diesel,el aroma es semejante a miel cocinada. El bagazo de la semilla puede usarsecomo sustituto de grasas comestibles como la manteca de cacao; el aceite puedeutilizarse en la manufactura de plásticos; y los residuossólidos, una vez comprimidos, sirven como alimento para ganado. &flashquotEs comoun cerdo, del cual todo se usa&flashquot, comenta Manson, quien ademásseñala que es posible cultivar suficientes Eucaliptos microcorys entierras marginales de Hawai y de otros estados para sustituir al menos cincopor ciento del petróleo que usa Estados Unidos y al mismo costo que elcombustible de diesel.

Es innegable el éxito de Manson;: si embargo, no siempre ha gozado deindependencia financiera. Muchas de sus ideas se desarrollaron cuando élestaba como empleado de otras empresas. Obtuvo un salario, y la empresaafortunada conservó la patente.

Alcanzó su primer éxito comercial al inventar, junto con suesposa, una línea de vajilla para el horno de microondas. A la postre,este invento fue centro de una empresa comercial. Conocida como Masonware, fuela primera línea de vajilla y utensilios que brindó seguridad alcocinar en hornos de microondas. Se vendió en miles de tiendas y levalió su independencia económica.

Con tantos triunfos en su historia, cabe preguntarse qué motiva a Mansonen la actualidad. Goza estar en Simco, ante su mesa de conferenciasespecialmente diseñada, donde trabaja en sus ideas y en las de otros. Sumayor deleite, afirma, sigue siendo ver que una idea se convierte en unproducto útil.