Emprendedores

Emprendedores-465

Emprendedores-465
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

De la Idea a tu Empresa

De la Idea a tu Empresa

¿Existe una receta para crear un negocio?

Por Ivette Estrada

Hasta ahora, los gurús empresariales coincidían en que no. Sinembargo, Sérvulo Anzola, autor de este libro -actualmente asesor delInstituto de Formación Emprendedora y director del Programa Emprendedordel ITESM (Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey)-echa por tierra esa idea y presenta un manual para crear y desarrollar unaempresa.

El autor dice que, todo emprendedor que busca iniciar un negocio, debe pasarpor tres etapas básicas:

Gestación. Comienza con una lluvia de ideas. Fijarse entodo aquello que se le pueda ocurrir, sin concretar nada, para más tardellevarlo a un proyecto concreto.

Creación o planeación. Implica decidir a quése va a dedicar la empresa; que hará el emprendedor, poner en blanco ynegro su idea, razonar algunos puntos lógicos.

Operación. Es el momento en el que el emprendedor yatrabaja formalmente en lo que decidió hacer. El autor presenta lo queél denomina un Plan para la Creación de Empresas; una guíaque sirve para canalizar o concretizar todas las ideas del nacienteempresario.

El paso más importante, dice, es que el producto o servicio que sebusque concretar, cubra una necesidad real determinada; que tenga cualidadesúnicas para hacer factible su comercialización, es decir, que seaútil, práctico, económico, novedoso, relativamentefácil de elaborar, atractivo y funcional.

Una vez &flashquotaterrizado&flashquot esto, se debe pensar en sus posibles aplicaciones;realizar un estudio sobre las necesidades que satisfará, los costos deproducción, la tecnología requerida, y las posibles fuentes definanciamiento para su lanzamiento.

Y, una vez que se ha materializado una idea de negocio, será necesariolanzarse a una investigación de mercado; esto es, definir el perfil delfuturo consumidor: edad, ingreso, estado civil, lugar donde habita o trabaja,estilo de vida, hábitos de consumo, etcétera.

De esta investigación, dice el autor, surge la necesidad de enlistar losrequerimientos materiales y especificaciones de equipo inicial, así comoel equipo humano que se necesita.

Un punto crucial a considerar para el emprendedor que ha llegado hastaaquí es tanto la distribución, como la estrategia depromoción y publicidad que requerirá el lanzamiento de suproducto o servicio (todo esto dependerá, en gran medida, de suinvestigación de mercado y de conocer el perfil de su futuroconsumidor).

A manera de resumen, el autor concretiza su Plan de Creación deEmpresas, en ocho puntos básicos.

1. Hacer una lista de aquellas carencias o necesidades que elemprendedor perciba que no estén satisfechas a su alrededor.

2. Seleccionar, de esa lista, la necesidad o carencia que creamás urgente de resolver.

3. Analizar profundamente los aspectos más relevantes del retoque se plantea.

4. Hacer un listado de varias posibles soluciones que satisfagan lanecesidad seleccionada.

5. Seleccionar la solución u opción que crea másconveniente para satisfacer esa carencia que se ha detectado como másurgente.

6. Analizar todos los aspectos de esta opción.

7. Hacer una descripción detallada de lo que será laempresa en términos de administración, mercadeo,producción, contabilidad y finanzas.

8. Finalmente, deberá realizar un resumen ejecutivo, es decir, unbosquejo del plan, de modo que un tercero entienda perfectamente en quéconsiste el negocio y cuál es la forma de desarrollarlo.

El emprendedor deberá, en todo momento, hacerse las siguientespreguntas: ¿Por qué hacerlo? ¿Qué es lo queharé? ¿Cómo lo haré? ¿Cuándo?¿Dónde hacerlo? Por más obvias que resulten estasinterrogantes, su respuesta clara determinará el verdadero éxitode la naciente empresa.

De la Idea a tu Empresa. Sérvulo Anzola Rojas, Editorial NoriegaLimusa, 249 páginas.