Hide this Looking for English Content? Click here

Marketing-483

Marketing-483
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
Free Webinar | August 16th

Find out how to optimize your website to give your customers experiences that will have the biggest ROI for your business. Register Now »

Un Doble en la Oficina ¿Porqué un Clon? Lecciones Para Crear Clones Lágrimas de un Clon Clones con Diferencias Clones al Escenario Contactos

Un Doble en la Oficina

Las clonaciones empresariales: indispensables para que la empresa no sevenga abajo.

Por Mark Henricks.

Susan Stern sobrevivió al cáncer con ayuda de los avancesmédicos y del descanso de más de dos años de lacompañía de relaciones públicas que fundó hace 13años. Sin embargo, era imposible que la ciencia médica sostuvieraa su empresa, Stern + Associates, en Nueva Jersey; y sus clientes,definitivamente, no podían interrumpir sus programas de relacionespúblicas.

La solución de Stern fue permitir que un clon de sí mismadirigiera la empresa. Carol Rickner, empleada de confianza desde hacíatiempo, asumió las funciones de Stern mientras ésta serecuperaba. &flashquotYo iba a la oficina de vez en cuando; nos llamábamos porteléfono cuando se requería y teníamos reunionessemanales. Pero, en esencia, Carol dirigía la empresa&flashquot, cuenta Stern,quien se reincorporó a sus actividades el año pasado.

La posibilidad de generar clones en laboratorio aún causa controversia.No obstante, muchos empresarios han creado clones funcionales desde hace muchosaños, al contratar y capacitar personal para que dirija lascompañías que ellos fundaron.

Incluso los empresarios que no pueden distinguir un matraz de una probeta seenfrentan, tarde o temprano, al problema de cuándo y cómorecurrir a clones, dice Sandy Weinberg, profesora de administración deempresas en Pennsylvania. A este proceso le llaman preparar al sucesor o,simplemente, delegar autoridad. Lo importante es que, para todo tipo deasuntos críticos, desde programar la expansión hasta cosecharéxitos y continuar adelante, el clon es parte de la solución, almenos de manera potencial. Y Weinberg continúa: &flashquotTodo empresario quealcanza el éxito se enfrenta a esta situación&flashquot.

¿Porqué un Clon?

No es necesario ser narcisista para desear un clon. Existen razones comercialesde peso por las cuales los empresarios recurren a generar clones a su imagen ysemejanza. Por ejemplo, un clon permite que el empresario desvíe suatención de las preocupaciones diarias y destine tiempo a buscar ydesarrollar nuevos mercados. El clon también puede ser de gran utilidaden asuntos relacionados con la expansión o la sucesión y, enalgunos casos, es la única forma para que un empresario venda la empresaen el momento oportuno.

Expongamos otro ejemplo. El problema de Katherine Paine es de crecimiento. Suempresa internacional, The Delahave Group, especializada en asesoría enmercadotecnia y donde trabajan 50 empleados, se encuentra en plenaexpansión. Paine pasó buena parte de noviembre, casi tododiciembre y enero en el Lejano Oriente, al otro lado del mundo de su oficina enNew Hampshire. Según Paine, su prolongada ausencia no representóproblema alguno, gracias a su clon, Jill Ury, empleada con años deantigüedad y directora de operaciones de la compañía.

Paine afirma que, sin Ury, hubiera sido muy difícil desarrollar nuevosmercados. &flashquotPero todo marchó sobre ruedas. Los clientes fortalecieron mivisión para continuar explorando mercados. Es imposible permanecer enla oficina y ampliarse al mismo tiempo. Se requiere de un clon en casa parainstrumentar los planes &flashquot, declara Paine.

Incluso empresas con poco o nulo crecimiento requieren de un clon si deseansobrevivir a la partida de su fundador, comenta Paul Karofsky, directorejecutivo del Center for Family Business de la Universidad de Massachusetts.Según Karofsky, los empresarios quieren pasar las riendas a alguienexactamente como ellos, a fin de preservar el orgullo familiar, de eliminar supropia angustia e, incluso, de nutrir su sensación de inmortalidad.

Es natural que los fundadores con éxito deseen pasar la estafeta a quiencontinúe tomando decisiones y dirigiendo la empresa conforme al estiloque ellos se encargaron de implantar. Después de todo, los empresariosestablecen vínculos profundos con su manera de hacer las cosas. &flashquotPiensanque si el sucesor actúa de manera distinta, llevará al negocio alfracaso; por tanto, eligen a un clon&flashquot, aclara Karofsky.

Lecciones Para Crear Clones

Formar el clon de un empresario no es tan difícil como crear el de unborrego, pero tampoco es fácil. La tarea exige elegir a la personaadecuada, capacitarla rigurosamente, establecer límites y preparar alresto de la compañía para que acepte su presencia.

La elección del candidato idóneo es el paso másimportante. &flashquotImplica estudiar su estilo, no su capacidad&flashquot, dice Stern, quiendescubrió que Rickner era su posible clon al detectar en éstavalores y enfoques similares con respecto a la empresa. &flashquotRickner comprende elvalor de los elevados estándares de calidad y servicio a los que aspiro.Además sabe consolidar la relación con el cliente&flashquot, aseguraStern.

Si bien es posible elegir a clones ajenos a la organización, los mejoresson los que ya forman parte de la empresa. &flashquotPara formar un clon es necesarioencontrar a alguien que comprenda los objetivos y principios de lacompañía; alguien que goce de la confianza del personal&flashquot,aconseja Paine.

Una razón por la cual conviene elegir a un miembro de lacompañía es que permite observar sus relaciones con empleados,clientes y proveedores, antes de tomar la decisión, reconoce Paine,quien comprendió que Ury era una buena candidata cuando la encuestarealizada entre el personal la nombró &flashquotHeroína del Año&flashquot,por tercer año consecutivo.

Capacitar a un clon exige mucho tiempo. Más aún, enopinión de Paine, quizá requiera entre dos y tres años. Sibien la capacitación en asuntos administrativos y operativos puedenrequerir en mismo tiempo, el aspecto más importante al generar un clones que exige alimentar la confianza del personal en el sucesor. &flashquotEs posiblecomprar capacitación, pero jamás se puede comprar la confianza&flashquotdestaca Paine.

Así como resultaría muy confuso encontrarse a su doble caminandopor la calle, también los empleados pueden confundirse ante la presenciade un clon. Los empresarios manejan esta situación definiendo susresponsabilidades y las del clon. Al respecto Paine indica: &flashquotSi alguien seenfrenta a un problema mayor, recurre a mí. Si el problema es menor,acude a Jill&flashquot.

Sin embargo, delimitar responsabilidades no funciona si el personal ignoradónde están las fronteras, advierten Stern. Sus 12 empleados nosufrieron confusión alguna ante el cambio en los papeles, ni siquieracuando ella se reincorporó a la empresa el año pasado. &flashquotCreo quese debió a que ambas nos mostramos muy sensibles ante estos aspectos ylos planeamos cuidadosamente. Procuramos ser muy claras con el personal;definimos la situación y nuestras mutuas responsabilidades&flashquot, explicaStern.

Cuando se llega el momento de separar claramente las responsabilidades entre elclon y empresario, no hay nada mejor que el respeto. En otras palabras, losempresarios deben permitir que sus clones tomen las decisiones que lescorresponden sin interferencia alguna. Asumir los papeles contribuye a despejarlas áreas confusas de responsabilidad que no aparecen en los perfiles deempleo ni en los organigramas.

Stern considera que el hecho de que Rickner fuera su mano derecha duranteaños, aun antes de su enfermedad, contribuyó de manera importantea disminuir la confusión entre los empleados. &flashquotSiempre formamos unexcelente equipo. Creo que el personal lo podía comprobar; por eso lefue fácil adaptarse al cambio&flashquot, declara Rickner.

Lágrimas de un Clon

Numerosos libros de ciencia - ficción han abordado el precio y losposibles problemas de confusión, control y responsabilidad derivados delos clones humanos. Muchas de estas controversias también se aplican aclones empresariales.

El problema más frecuente radica en que, al llegar al momento de pasarlas riendas, el empresario no se muestre dispuesto a permitir que el clonrealice su trabajo. &flashquotEs más fácil formar un clon que entregarlela estafeta&flashquot, dice Weinberg.

Muchos empresarios creen que sólo ellos son capaces de tomar lasdecisiones correctas, comenta Richard Hayman, presidente de Hayman Systems, unaempresa de sistemas de punto de venta con 91 empleados, ubicada en Maryland.Hace 16 años, Hayman vivió la experiencia en carne propia, trastomar las riendas de la empresa fundada por su padre.

&flashquotMi padre era un empresario típico: desempeñaba todos lospapeles. Era el hombre orquesta por excelencia y su principal críticahacia mí es que yo sólo podía hacer una tarea a la vez&flashquot,recuerda Hayman.

Los empresarios dispuestos a ceder el control quizá enfrentendificultades en otras áreas. Por ejemplo, Joe Kraus y los otros cincocofundadores de Excite Inc. decidieron que necesitaban a un clon que reunieratodas sus aptitudes para realizar la expansión de su empresa enInternet, ubicada en California. Tras tomar la decisión, invirtieron US$ 100,000 en honorarios para buscar ejecutivos idóneos.

Pero el gasto no fue lo peor, pues esta búsqueda tambiénexigió que los empresarios invirtieran tiempo durante seis o nueve mesesentrevistando a las personas seleccionadas por la compañía decontratación de personal.

Aunque menor, otro riesgo de la clonación es que el empresario logrecrear a su réplica exacta. Si esto sucede, la empresa puede convertirseen un campo de batalla cuyos generales aún combaten en la guerraanterior sin prepararse para la siguiente.

Hayman recuerda que su padre fundó el negocio familiar demáquinas registradoras en 1938. Aunque mostró una flexibilidadsorprendente al conducir a la empresa durante la era de la electrónica,tal vez no hubiera podido vencer los desafías que le deparaba el futuro.En la actualidad, un clon del exitoso fundador bien pudiera ser un fracasado,señala Hayman. &flashquotSi yo hubiera actuado como mi padre, habríallevado a la empresa a la bancarrota&flashquot.

Clones con Diferencias

Los expertos afirman que las posibilidades de crear el clon exacto de unempresario son menores a las de crear un clon humano en el laboratorio. Yquizá esto sea afortunado. &flashquotSi usted cree que el nuevo directorserá réplica de su antecesor, está caminando rumbo a unatrampa&flashquot, indica Karofsky.

¿Qué hacer? Seguir los pasos del Dr. Frankenstein y formar un clonvirtual a partir de varias personas, sugiere Gary Schmidt, directoradministrativo de Saville Holdsworth, empresa de asesoría en recursoshumanos ubicada en Chicago. Schmidt opina que es más fácil yeficiente contar con un grupo de especialistas en varias áreas quegenerar a una réplica de ese hombre orquesta que puede ser unempresario. &flashquotTal vez incluso necesite a personas que sean la antítesisdel empresario, pues éstas suelen cuestionar ideas o bien se encargan deesas tareas minuciosas que rebasan las aptitudes de muchos empresarios&flashquot, diceSchmidt.

Schmidt recurre a otra tecnología al sugerir el desarrollo de un clonelectrónico; es decir, un sistema computarizado que contenga elconocimiento organizado del empresario. Esta base de datos permite a losempleados plantear preguntas y obtener las respuestas que hubiera proporcionadoel fundador&flashquot. Esa es una magnífica solución para reunir laexperiencia del empresario&flashquot, dice Schmidt.

Clones al Escenario

Todas las tácticas y estrategias comerciales implican riesgos y costos.Los clones no son la excepción. Sin embargo, los empresarios que hanvivido la experiencia de generar a un clon no intentarán dirigir susempresas sin estos, así como no pretenderían solicitar unpréstamo sin actualizar sus estados financieros.

En Stern + Associates, la ausencia prolongada de su directora - que pudo habersido desastrosa - se convirtió en una situación fácil demanejar. Stern regresó a una empresa con un personal estable, clientessatisfechos y facturación anual casi idéntica a la quedejó al alejarse de su compañía.

Cabe preguntar si la clonación salvó a esta empresa.&flashquotHubiéramos salido adelante pero, sin duda, con menos éxito&flashquot,declara Stern. Hoy, fortalecida por haber vencido a una grave enfermedad y porhaber contado con la ayuda de su clon, Stern aconseja a los empresarioselaborar planes precisos para el momento en que se alejen de su negocio. &flashquotAlfundar una empresa, se experimenta una emoción tan poderosa que hay latendencia a sentirse invencible. Olvidamos que existen los imponderables y quees necesario prepararse para enfrentarlos&flashquot, aconseja Stern.

Contactos

Excite Inc., Tel USA: (650) 568-6000, Internet: http://www.excite.com

Hayman Systems, E-mail: rhayman@hayman.com , Internet:http://www.hayman.com

Saville & Halsworth, E-mail: gary.schmidt@shlgroup.com , Internet:http://www.shlusa.com

Stern + Associates, Fax USA: (908) 276-7007, E-mail:joan@sternassociates.com

The Delahaye Group Inc., Tel USA: (603) 431-0111, E-mail:kpaine@delahaye.com

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.