Consultoría

¿Eres un verdadero líder?

¿Tienes lo que se necesita para llevar una empresa al éxito? Evalúa tus habilidades de liderazgo con la ayuda de tus empleados.
¿Eres un verdadero líder?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La capacidad empresarial y el liderazgo no necesariamente van de la mano; sin embargo, los empresarios que también son buenos líderes aumentan de manera significativa las posibilidades de construir una compañía duradera y rentable.

¿Cómo medir su capacidad de liderazgo y saber lo que necesita para fortalecerla? La forma más fácil para averiguarlo es preguntar al as personas que están a tu cargo. Y, con el fin de facilitar la tarea, puedes realizar esta evaluación. La idea es repartir entre tus empleados un formato similar, solicitando que cada punto se evalúe en una escala del uno a cinco y en dos columnas:

*Columna 1: El nivel en cada situación ocurre en la actualidad dentro de la empresa.

*Columna 2: La importancia que el empleado le otorga a cada uno de estos puntos.

Los diez puntos a evaluar son los siguientes:

1. Mi líder transmite su visión claramente, así como los objetivos empresariales a largo y mediano plazo.

2. Tengo control. Se permite y alienta a tomar decisiones propias.

3. Mi líder y yo hablamos con frecuencia acerca de la forma en que mis resultados específicos apoyan los objetivos de la empresa.

4. Las evaluaciones de desempeño que recibo se centran enr esultados, apoyan mis logros y aciertos, y son positivas.

5. Mi empresa me alienta a llevar un seguimiento de mi desempeño, para saber si estoy ganando o perdiendo cada día.

6. Las metas de mi empresa no cambian cada día.

7. Considero que valoran mis sugerencias e ideas de cambios.

8. Fácilmente perdonan mis errores (en contraposición a jamás perdonan mis errores).

9. Trabajo en un entorno congruente y previsible (a diferencia de un entorno donde las reglas y prioridades cambian constantemente).

10. Mi líder espera a que crezca y desarrolle mis capacidades continuamente.

Solicita a varios empleados que respondan a esta evaluación, encerrando en un círculo el número que mejor representa sus opiniones acerca de la empresa (columna 2). En la tercera columna, registra la diferencia entre ambas columnas.

Reúne los resultados para medir el pulso de su estilo de liderazgo. Una diferencia menor a 1.5 significa que tu estilo de liderazgo necesita adaptarse más a las necesidades de su personal. El mero hecho de tomar conciencia de un problema suele ayudar a resolverlo; en otros casos, quizá necesites elaborar una estrategia para corregir la situación. Si ése es el caso, conviene idear una forma para hacer el seguimiento de tu desempeño.