De medio tiempo

De medio tiempo-579

De medio tiempo-579
Crédito: Depositphotos.com

Vendiendo Creatividad Haciendo Luz De Billetitos a Billetotes Contactos

Vendiendo Creatividad

Emprendedores echan la mano de su creatividad para hacer negocios.

Por Agueda Carbonell

A veces, de simples detalles de la vida cotidiana, suelen surgir excelentesideas de negocios. Así le ocurrió a la emprendedora PolaSchimelmitz, quien encontró en las fragancias perfumadas un excelentenegocio que, en tan solo un año y cuatro meses, experimentó uncrecimiento récord de 300 por ciento y exportaciones a sietepaíses.

Maestra Montessori de profesión, Schimelmitz siempre tuvo unapasión particular por los negocios. Ya desde 1987, habíainstalado una lencería con la idea de que la mujer debe verse bien &flashquotpordentro y por fuera&flashquot. Le iba tan bien que, tomando la idea de un aceite para lapiel que alguna vez necesitó su bebé, la emprendedora selanzó a comercializar aceites perfumados con un valor agregadoúnico: los embotellaba en envases de vidrio soplado y agregaba floresdeshidratadas para hacerlos también decorativos.

Todo iba bien, hasta el colapso económico del país de 1994,cuando entregó un pedido enorme que el cliente no pagó y sequedó sin negocio, capital y sin nada.

Con un préstamo de sus familiares y algunos amigos, Schimelmitz sepresentó, a mediados de 1996, a una feria de regalos, donde con unstand, comenzó a levantar pedidos e instaló un negociopequeño en su departamento. Apoyada de una empleada, su negociovolvió a tomar vuelo hasta que comenzó a invadir su espacio,convirtiendo su casa en una bodega de botellas y cajas.

Hoy en día, con 20 empleadas, la empresa a la que denominó&flashquotIntima la línea de tu cuerpo&flashquot, va viento en popa y ha logrado ventas enpaíses como Turquía, Estados Unidos, Guatemala, Venezuela, Chile,Costa Rica y República Dominicana, entre otros.

El negocio de Schimelmitz se basa en una idea sencilla, pero original:fragancias diferentes para hombres y mujeres en diversos aromas; todasembotelladas en envases de vidrio soplado con infinidad de formas, colores yadornos de frutas deshidratadas, conchas o caracoles de mar. A todo esto,adorno su producto con mecates de Mérida y listones, lo que haatraído a mucha gente para mantenerlas como decoración.

La producción es, aún, artesanal. &flashquotCada botella es única ycada una tiene que ser la mejor y hecha con la mayor ilusión&flashquot, comentaSchimelmitz.

De junio de 1996 a octubre de 1997, las ventas de su negocio se incrementaronen un 300 por ciento y ya cubren todo el país y, aunque lamayoría de sus ventas las realiza a boutiques y tiendas deregalos, tiene múltiples pedidos de restaurantes que buscan utilizarlascomo elemento decorativo.

A los emprendedores que buscan iniciarse en un negocio de algo que lesapasiones, Schimelmitz recomienda: &flashquotEs muy importante tener fe, ganas detrabajar y lanzarse, pero siempre cumpliendo al cliente, así he crecidoyo, constantemente, siguiendo siempre la misma filosofía&flashquot.

Haciendo Luz

Tras varios intentos de negocios fallidos, Gabriel Ascencio, 33 años,logró consolidar uno nuevo: la fabricación de velas. Desde sutaller en Guadalajara, Jalisco, con 120 tipos diferentes de velas y unalínea propia (la prehispánica) este emprendedor ha logradopenetrar en el mercado de 11 estados del país en sólo un par demeses.

Licenciado en Administración de Empresas, Ascencio se inició enel negocio de la construcción, pero como muchos otros, padeció encarne propia la crisis de 1994 y tuvo que cerrar su negocio.

Pensó en la fabricación de candelabros en hierro forjado y fibrade vidrio y, como tenía dificultad para conseguir velas adecuadas parasus candelabros, se le ocurrió la idea de hacer las suyas propias.Fueron varios los inconvenientes: no sabía dónde conseguir elmaterial necesario ni conocía la técnica de fabricación develas, por lo que decidió ir a Estados Unidos a trabajar en unafábrica para aprender. A su regreso, entró en contacto conproveedores para adquirir la materia prima necesaria. Con la ayuda y el apoyode su madre, Ascencio abrió su negocio al público en octubre de1996 al que denominó Tiuma-Yu, que significa vela de piedra ennáhuatl. El fue de los primeros en comercializar velas con hojas, frutassecas y granos de café, por ejemplo, además de incluir figuras decorte prehispánico como el Calendario Azteca, el Rey de Tula y templosmayas, entre otras cosas. Un año después, su producto llega a laciudad de México, Veracruz, Monterrey, Tijuana, Aguascalientes, Oaxaca yCozumel, entre otros y ya se está moviendo para colocar su &flashquotcreatividad&flashquoten países como Estados Unidos, Francia, Bélgica, Uruguay yDinamarca, a donde ya envió algunas de sus muestras.

De Billetitos a Billetotes

Así como Pola Schimelmitz, otra emprendedora, InésGonzález, encontró en las macetas-peceras, un excelente negociocuando, hace apenas unos meses, durante una cena familiar, vio en una adornohecho por su madre una inigualable oportunidad de negocio. Se trata de unapecera redonda, como centro de mesa, que contenía frutas deplástico, agua y plantas.

La idea - aunque sencilla, pero muy original - cautivó de tal manera alos invitados, que Inés pensó en comercializarla. Hoy endía, sus peceras - macetas con frutas, ya adornan muchos hogaresparticulares y empresas como los Hoteles Westin, el Raquet Club de Cuernavaca,las oficinas de Banrural y el elegante restaurante La Fonda Argentina en laciudad de México. No sólo eso, González estáocupada realizando la cotización para un pedido de diez mil piezasprovenientes de Italia.

El espíritu emprendedor de esa joven de 38 años viene desdetiempo atrás, cuando se dedicaba a reproducir billetes de pesosmexicanos en miniatura y que vendía a tiendas de regalos para ser usadosen juegos de cartas. A principios de 1997, logró abrir su propia tiendade regalos y hace poco comenzó a distribuir sus peceras adornadas contunas, manzanas, rebanadas de sandía, peras y mandarinas que han sidotodo un éxito.

Aunque González no revela cifras sobre ventas, asegura que, ensólo tres meses, sus ventas han subido entre un 25 y 30 por cientopromedio cada mes, pero se sigue moviendo en ferias y exposicionesapuntándose más clientes en los mercados nacionales einternacionales.

Así como estos tres emprendedores, existen miles que, aprovechando sudestreza y creatividad haciendo lo que verdaderamente les apasiona, hanencontrado una interesante oportunidad de negocio.

Contactos

Inés González, Tlaxcala 165, Col. Hipódromo Condesa06170, México, D.F. Tel MEX: (5) 211-8583, Fax MEX: (5) 574-7546;

Intima, la Línea de tu Cuerpo, Agustín Melgar 42, Depto.403, Col. Condesa 06140, México, D.F., Tel/Fax MEX: (5)553-6674;

Tiuma - Yu Velas, Homero 443, Fracc. Monraz 44670, Guadalajara, Jalisco,Tel MEX: (8) 640-2997, Fax MEX: (3) 640-1490.