Emprendedores

Emprendedores-740

Emprendedores-740
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Gánele al Tiempo Los 10 Primeros de la Lista . . . Contactos

Gánele al Tiempo

¿Puedo empezar un negocio en 30 días?

Por Christopher Kenneally

El tiempo es una criatura caprichosa. Dependiendo de la situación, elreloj puede ser nuestro mejor amigo o nuestro peor enemigo. El mundo modernogira a un ritmo acelerado y el dicho: &flashquotEl tiempo no espera a nadie&flashquot siguevigente.

Pongamos el caso de alguien que idea un pequeño negocio de éxitoseguro, pero que no tiene mucha paciencia. Sin importar sus motivos, nuestroempresario hipotético podría ser alguien que se jubilóhace poco, a quien le tocó un recorte de personal o incluso que seganó el premio gordo de la lotería, es alguien que sinceramentecree que no hay mejor época que la actual y está decidido aempezar un negocio en 30 días.

¿Será posible, o imposible? Todo depende a quién se lepregunte. Alguien como Bob Adams, quien ha iniciado más de diez negociosdurante su carrera como empresario, genera ideas a borbotones sobre el tema. Elopina que no hay razón para esperar.

&flashquotSi usted no fija una fecha de arranque y pone manos a la obra, setopará con muchas dificultades&flashquot, opina Adams, autor de AdamsStreetwise Small Business Start-Up (Adams Media Corporation), unaguía que toca temas desde mercadotecnia hasta aspectos financieros.Usted tiene que hacer algo que le impida dar marcha atrás. Aquí,Adams habla de su gran experiencia empresarial.

Cuando todavía era estudiante, abrió varios negocios con muy pococapital, o incluso sin nada, y casi siempre en menos de una semana.Después se graduó en la escuela de administración deHarvard, pero dice que ha aprendido de igual manera en la &flashquotescuela de la vida&flashquot.En 1980 inició Adams Media Corporation en el sótano de sudepartamento, con una inversión de US$2,000; hoy en día, es unaempresa de US$10 millones con sede en Holbrook, Massachusetts.

Pero también hay quienes reaccionan distinto a Adams respecto a la ideade empezar un negocio en 30 días. Esas voces de alerta advierten que hanvisto a muchas empresas desplomarse, fundamentalmente porque el dueño noestaba bien preparado. El refrán &flashquotDespacio que voy de prisa&flashquot, es muycierto, señala Regina Tracy, directora ejecutiva de Research Institutefor Small & Emerging Business, un grupo de expertos de Washington, DC queestudia el papel e impacto de la pequeña empresa en la economíade Estados Unidos.

Tracy explica que es necesario que los empresarios controlen su entusiasmo yexpectativas a menos que hayan reflexionado a fondo durante un plazo largo ytengan en mente un plan informal.

Sin embargo, es evidente que cierto tipo de negocios se presta más queotros para empezar a funcionar de inmediato. Por ejemplo, una pequeñaempresa manejada desde casa, por obvias razones saldrá adelantemás rápido que aquella que requiere de un local o de un espacioespecial. De igual manera, los servicios término utilizado por unaamplia gama de giros, que van desde asesoría en computación hastaplomería, serán mucho más fáciles de iniciar queuna operación de ventas, que debe basarse en un inventario sólidopara satisfacer las demandas de la clientela.

En su oficina de Microenterprise Division del Jewish Vocational Service (JVS),una agencia no lucrativa y no sectaria que brinda asistencia técnica,capacitación y apoyo financiero a pequeños empresarios en laciudad de Boston, George Craddock da la bienvenida a aquellos que andan enbusca de &flashquotmicropréstamos&flashquot de US$25,000 o menos.

&flashquotMi reacción inmediata es: quiero saber más, soy todooídos, explica Craddock. Quiero conocer los análisis sobre laidea que tienen en mente&flashquot. Las reacciones de Craddock variaránsegún la naturaleza de la propuesta comercial, pero es raro que semuestre pesimista ante los supuestos empresarios. &flashquotNos interesa tanto apoyar ala pequeña empresa que casi nunca desanimamos, o nos vemos obligados adesanimar, a ninguna&flashquot, dice orgullosamente. &flashquotNos encanta echar a andarnegocios, pero quiero que la gente se detenga y se enfrente a la realidad. Sialguien quiere abrir un salón de belleza, tengo que preguntar: ¿seimagina cuántos cortes de cabello debe hacer para pagar la renta y laluz?&flashquot.

En las primeras etapas, los empresarios necesitan un aliado, alguien con quienintercambiar ideas&flashquot, agrega Craddock, quien desempeña con gusto esepapel, paralelo a los comentarios de amigos cercanos o familiares que tenga elempresario. Sin embargo, para que la retroalimentación valga la pena, nosiempre debe decir lo que el empresario quiere escuchar. Hace poco, porejemplo, un inventor le comentó a Craddock con orgullo acerca de lapatente que acababa de recibir. El inventor solicitaba un préstamo deUS$7,000 para empezar la fabricación de un novedoso aparato; en vez deeso, Craddock lo estimuló a tratar de conseguir la licencia como unaopción más viable.

Con todo el mundo, desde los que venden pizzas hasta los pintores de anuncios,Craddock se esmera en conocer sus planes de mercadotecnia, empaque y precios,así como lo referente a sus competidores. Todos piensan que son losprimeros o los mejores, pero siempre hay competencia, señala Craddock.&flashquotSi los empresarios no han considerado este aspecto, enciendo un foco rojo paraadvertirles que tienen que poner atención y verificar cómo sedesenvuelven otras compañías afines en la publicidad o en lamercadotecnia con un mismo producto.&flashquot

En esencia, Craddock persuade a sus solicitantes de la conveniencia dearticular los proyectos de un plan comercial, que finalmente seconvertirá en un compromiso por escrito como parte de su solicitud depréstamo. Si esto sonara como una manera de bloquear el entusiasmoinicial, el siguiente caso de Carnot Sylvestre ilustrará que un poco depapeleo no echó por tierra el sueño de empezar un negocio.

Sylvestre se acercó a Craddock para solicitar un micropréstamo unviernes, escribió su plan comercial durante el fin de semana yllenó su solicitud de préstamo el lunes siguiente. Dos semanasdespués, un comité de JVS aprobó el préstamo deUS$15,000 y unos cuantos días después Sylvestre abrió sunegocio una tienda de imágenes de gran formato cerca del Symphony Hallde Boston. Entre todo, Sylvestre estima que invirtió US$45,000.

Estaba decidido a abrir el negocio tuviera o no el préstamo, admiteSylvestre, quien administra Poster-Graphix junto con su esposa Sylvia. Antes devisitar la División de Microempresarios de JVS ya habíaseleccionado su espacio y, recibido préstamos de los familiares paracomprar el equipo necesario.

También había pedido un préstamo al banco, pero le fuenegado. &flashquotEn ese momento me desanimé mucho pero no podía echarmarcha atrás porque tengo dos hijos&flashquot, dice. &flashquotTenía que seguiradelante con mi sueño o conseguir un empleo.&flashquot

Para aquellos firmemente decididos a iniciar un negocio de inmediato, Adamsaconseja que se comprometan sólo de medio tiempo.&flashquotPsicológicamente es más fácil&flashquot, explica. Muchos de suspropios negocios eran de temporada, como la renta de bicicletas queempezó en Martha's Vineyard en un verano, cuando aún eranestudiantes. &flashquotSi a un negocio no se le dedica todo el tiempo, se siente menosla necesidad de echarle todos los kilos y se evita cometer grandes errores&flashquot,afirma. Si su compromiso es sólo de medio tiempo, puede tomarlo concalma y cometer errores pequeños. Además, según Adams, elhecho de escoger medio tiempo puede significar que arrancará máspronto que de tiempo completo.

Es probable que los empresarios con una meta de 30 días para arrancardescubran que ese tipo de negocios no encaja en los denominados &flashquotprogramas deincubación&flashquot. Varios directores de esta clase de programas en todoEstados Unidos, que también trabajan en la National Business IncubationAssociation, expresan su preocupación acerca de una toma de decisionesapresurada. &flashquot¿Le gustaría que su hija se casara en 30 días?Empezar un negocio es lo mismo, no es algo que deba tomarse a la ligera&flashquot, opinaDella Clark, presidente de Philadelphia Enterprise Center. &flashquotNi siquiera quierotrabajar con esa clase de empresarios. Ese enfoque me indica que no hicieronninguna planeación estratégica&flashquot, dice.

En Southland Enterprise Center de Chicago, Roberta DeYoung, la directora de laincubadora, dice con firmeza: &flashquotSi después de seis meses me estuvieraahogando en mi negocio, me disgustaría mucho saber que podríahaber conseguido cosas mucho más baratas. Mi trabajo consiste en que lagente empiece con el pie derecho y que cumpla sus objetivos.&flashquot

En el Business Development Center, con sede en Chattanooga, Hamilton, un centrode incubación de empresas respaldado conjuntamente por River ValleyPartners, las autoridades del valle de Tennessee y varios bancos de la zona, eldirector ejecutivo, Joe Schultz, practica lo que podría llamarse &flashquotamorapache&flashquot con varias empresas pequeñas.

&flashquotConfiamos en que nuestras compañías se fortalezcan y generenempleos&flashquot, comenta Schultz. &flashquotNo buscamos a aquellos que sólo quierenempleo para sí mismos.&flashquot Con la responsabilidad de servir como engranedel desarrollo económico, la agencia de Schultz espera que lossolicitantes de espacio y apoyo lleguen preparados con un plan de trabajo serioy expectativas realistas.

Por supuesto, los empresarios decididos saldrán adelante. &flashquotNo hayningún secreto o magia para empezar un negocio. Estoy convencido de quetodo es sencillo, cuando se prepara en serio&flashquot, declara Adams.

De hecho, cualquier negocio que espere abrir en 30 días no duraráni un mes si le falta entusiasmo y el capital necesario, además de unabuena organización. Ese es el modesto don del pequeño empresario:el entusiasmo, afirma Tracy. Siempre es importante templarlo, pero hay casos enque el entusiasmo llevará a alguien hasta el final.

Cuando a Albert Einstein se le pidió que explicara la teoría dela relatividad en términos sencillos, replicó que si un hombre sesienta sobre una estufa caliente un minuto puede parecerle una hora. En cambio,si una mujer bonita se le sienta en las piernas, una hora le parecerácomo un minuto.

La teoría de la relatividad se aplica igualmente a alguien que quiereemprender un negocio. Finalmente, todo empresario descubre que las cuentas delos proveedores siempre llegan al instante, mientras que los pagos de losclientes parecen tardarse una eternidad. También es relativo el tiempoque se necesita para conseguir el éxito. Para algunos puede ser un largomes, mientras que para otros puede parecerles que este mes pasa volando. Entodo caso, el empresario necesita mucho equilibrio, previsión yentusiasmo.

Los 10 Primeros de la Lista . . .

Como parte del seminario Start Smart que dura 12 semanas, Paula Mannillode Jewish Vocational Service de Boston, plantea los pasos básicos paracomenzar un negocio. Ya sea que lo logre en 30 días o en 30 semanas,usted y su negocio se enfrentarán a estas importantes preguntas antes deque gane el primer centavo.

1. ¿Qué tipo de negocio está usted empezando?Quizá esta pregunta suena obvia, pero usted debe decidir por adelantadotodo acerca de su producto o servicio, para quién lo fabricará yquién lo comprará.

2. ¿Cuál es la estructura del negocio?¿Habrá un solo dueño, una sociedad, o un consorcio? Si esuna sola persona, es probable que requiera registrar el nombre. Si es unasociedad, necesitará un abogado que prepare un convenio de sociedad porescrito. Si es un consorcio, deberá presentar documentos deincorporación ante la oficina gubernamental correspondiente.

3. ¿Ha seleccionado un lugar? Intente valorar laubicación desde la perspectiva del cliente. Dependiendo de su negocio,la ubicación puede ser un factor decisivo o de poca importancia.¿Qué dirección utilizará?

4. ¿Ya eligió un nombre? Todo negocio reciéncreado necesita un nombre para ser identificado. Si el concepto de su empresase identifica con otra empresa y quiere parecerse hasta en su nombre,deberá contar con una licencia de operación emitida por lasautoridades del sitio donde esté su negocio.

5. ¿Cuál es su número telefónico?¿Tendrá un número telefónico de la empresa ousará el de su propia casa? Consejo: no permita que los niñoscontesten el teléfono si los clientes tienen ese número; si ustedno puede contestarlo, recurra a un servicio contestador o a una máquinacontestadora.

6. ¿Ya resolvió los trámitesburocráticos? Verifique con la oficina gubernamentalcuáles son los requisitos para obtener una licencia o permiso para laoperación de su negocio. También llame a las oficinas locales dezona y de licencias para saber qué requisitos tiene que llenar.

7. ¿Ya calculó el pago de impuestos? Consulte con uncontador o un asesor fiscal todo lo referente al tema, para que despuésno se lleve una sorpresa.

8. ¿Está usted asegurado? Póngase en contactocon un agente de seguros para averiguar qué cobertura podríanecesitar en las siguientes áreas: pasivos incluyendo el uso de suautomóvil para el trabajo, accidentes, compensación a lostrabajadores, salud e incapacidad.

9. ¿Sabe quiénes son sus clientes? Defina su plan demercadotecnia, analice a la competencia, ponga precio a su producto, determinela distribución y presupueste su publicidad.

10. ¿Tienen sentido las cifras que obtuvo? Establezca unsistema contable. Abra una cuenta de cheques e inicie relaciones con un banco.Revise qué necesitará rentar, qué convenios de compra yotros contratos requerirá. Determine el monto de capital necesario paraabrir y operar su negocio en las etapas iniciales, antes de que tenga utilidades.

Contactos

Adams Media, Corp., 260 Center St., Holbrook, MA 02343;

Chicago Southland Enterprise Center, 1655 Union Ave., Chicago Heights,IL 60411, Tel. USA (708) 754-6960;

Jewish Vocational Service, 105 Chauncy St., Boston, MA 02111, Tel. USA(617) 451-8147;

Philadelphia Enterprise Center, 4548 Market St., Philadelphia, PA 19139,Tel. USA (215) 895-4000;

PosterGraphix, 334A Massachusetts Ave., Boston, MA 02115, Tel. USA (617)425-0390;

Research Institute for Small & Emerging Business, 722 12th St. N.W.,Washington, DC 20005, Tel. USA (202) 628-8382.