Consultoría

A Congelar El Mercado

A Congelar El Mercado
Crédito: Depositphotos.com

A Congelar El Mercado Negocios Congelados El que Persevera, Alcanza Contra Viento y Marea Contactos

Negocios Congelados

Conozca la historia detrás del éxito exportador de La Huerta,un negocio de verduras congeladas

Por Miguel Torres Velázquez

Bajo el sello &flashquotLa Huerta&flashquot, zanahorias, chícharos, coliflores, coles deBruselas, brócoli y ejotes en presentaciones precocidas y congeladasdestacan entre los refrigeradores de las más importantes cadenas deautoservicio en México y en el extranjero.

Desde el estado mexicano de Aguascalientes, La Huerta ha logrado seducir a losexigentes consumidores de países como Japón, Estados Unidos,Canadá, Chile, Ecuador y Suecia.

La compañía. propiedad de José Arteaga Campos,surgió 40 años atrás, con una fracción de tierrarentada y cuatro mulas. Hoy, produce anualmente 24 mil toneladas de vegetales yproyecta cerrar este año con un incremento del 20 por ciento,aproximadamente, sobre su volumen de producción.

El que Persevera, Alcanza

Al hablar sobre el secreto de su éxito en el mercado de laexportación de alimentos, José Arteaga hijo, actual director deLa Huerta, explica que es indispensable cumplir con las normas de comerciointernacional cabalmente, las regulaciones fitosanitarias y los requisitosestablecidos por los departamentos o agencias de alimentos de los paísesen donde llegan los productos.

Agrega que para atender el mercado nacional tanto como el extranjero esnecesario cumplir con la más alta calidad en todos los aspectos queengloban la venta del producto.

Cuando La Huerta decidió vender sus verduras en Japón, el procesono fue fácil y esto lo recuerda Arteaga: &flashquotPrimero nos contactamos con unempresario en San Luis Potosí a quien mandamos muestras durante cuatroaños. El integró el brócoli a la cadena de restaurantesjaponeses Skay Lark y con ello se abrió la puerta asiática. Todoes persistencia&flashquot.

Actualmente, La Huerta cuenta con 400 hectáreas de su propiedad enAguascalientes; además, renta tierras de cultivo en la misma entidad,así como en los estados vecinos de Zacatecas y Jalisco. De esta manera,suma una superficie total de dos mil 200 hectáreas en las cuales seaprovecha cada microclima para tener una constante en los cultivos y surtir,así, a todos sus cientes.

La gran oportunidad de exportación llegó en los primerosaños de la década de los noventa, cuando a través de unarduo programa de posicionamiento que incluyó asistir a ferias yexposiciones internacionales de alimentos como FOODEX, enviar muestras deproducto a prospectos de clientes, así como innovar sus procesos decultivo y fabricación, la empresa logró vender en Canadá,Europa, Sudamérica y Japón, sin dejar de atender a sus clientesen Estados Unidos, a quienes vendieron, entre 1991 y 1993, mil toneladas devegetales congelados bajo la marca Nutriverde.

A partir de ese momento, los directivos de La Huerta consideraron que un factorimportante para mantener el crecimiento de la empresa era el capital humano ypor lo tanto se dedicaron a consolidar la calidad en este rubro: la plantalaboral está integrada por 750 empleados entre agricultores,biólogos, químicos, especialistas en alimentos, agrónomosy administrativos.

En palabras de José Arteaga: &flashquotEsto ha contribuido a que nuestras ventastotales, tanto en México como en el extranjero, se desarrollen de unamanera positiva&flashquot.

Pero para alcanzar esta cosecha de éxito, La Huerta ha debido capotearvarios y fuertes temporales a lo largo de su historia.

Contra Viento y Marea

José Arteaga Campos, fundador de La Huerta, era un ingeniero dedicado ala industria siderúrgica quien, durante una visita a Aguascalientes,literalmente se enamoró de la entidad y en 1957 se instalóahí. Sus alternativas de trabajo se limitaban al campo, por lo tantodecidió emprender un negocio agrícola.

Al año de trabajar en el campo hidrocálido, Arteaga compróun tractor para ayudarse en la siembra de chile y trigo. A base de trabajo duroy la comercialización constante de sus cosechas, durante unadécada pudo crear una estructrura que daba empleo a 120 personas yadquirir el rancho que en un principio alquiló.

Sin embargo, en 1969 se presentó una crisis en su empresa, que noterminó sino hasta 1971 con el cierre total de lo que en un tiempo fueuna comercializadora de chile y trigo. Después de vender el equipo desiembra y cubrir sus deudas, hizo un recuento de lo que le quedaba ycomenzó de nuevo en 1972. Su único recurso era trabajar la tierranuevamente y decidió convertir sus parcelas en hortalizas. En 1975cosechó su primer éxito: cerró un contrato deexportación con una empresa estadounidense que se interesó encomprarle hortalizas en fresco.

En 1976 se dio cuenta de que los frigorizados ofrecían un potencial denegocios interesante para hacer crecer a su empresa y compró unacámara congeladora. Perseguía el mercado de exportación debrócoli, col de Bruselas y coliflor hacia Estados Unidos, al tiempo queprobaba el mercado nacional. Así se fue construyendo lo que hoy es LaHuerta.

Esta trayectoria permitió que en 1996, La Huerta fuera reconocida por laAsociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD)como uno de sus mejores proveedores. En 1998, La Huerta también obtuvoel Premio Nacional de Exportación en la categoría deAgroindustria.

Contactos

Frigorizados La Huerta, Tel. (MEX) (52-49) 10-08-00. Fax (52-49)10-0830. Km. 12.5 Carretera Ags-Zac A.P. # 573, Aguascalientes, Ags. CP 20909México. Internet: http://www.lahuerta.com.mx

Email: lahuerta@infosel.net.mx

Little Farm Frozen Foods, Inc. (en Estados Unidos), 1919 Billy MitchellBlvd. Brownsville, TX 78521. USA Tel (USA) (210) 544-1919, Fax (210) 541-0958.Email: lfarms@ies.net