Emprendedores

Crece en España

Crece en España
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Crece en España De Banquetes y Cosechas Tacos y Mariachis en España Contacto

De Banquetes y Cosechas

Un empresario hace negocios en grande en el viejo continente

Por Caroll Solís

José Casado es un entrepreneur de 38 años de edad, quiendescubrió que la combinación entre el campo y la cocina puede serun excelente negocio.

Nacido de una familia modesta, Casado nació y creció en en elcampo, donde empezó a trabajar desde muy pequeño y ahora espropietario una empresa de banquetes mexicanos en España.

En su adolescencia emigró a Estados Unidos, país en el quedurante 15 años se dedicó a cultivar la tierra. Despuésdecidió viajar a España, donde incursionó como cocinero, ydesde hace ocho años radica en Madrid.

&flashquotSer cocinero extranjero en España, aun en restaurantes de comidamexicana, puede ser muy duro . . . en cuanto mis ayudantesde cocina aprendían lo que yo sabía, buscaban la forma dedeshacerse del que cobraba más y asumir el cargo de jefe de cocina, quegeneralmente era mi puesto. Después de varias experiencias de este tipo,decidí dejar de trabajar para otros y empezar a hacerlo para mí.&flashquot

Tacos y Mariachis en España

Este emprendedor se dio cuenta de que la comida mexicana, cada vez másconocida y apreciada en el mundo, presentaba una gran oportunidad de negocio.Una de las opciones consistía en la preparación y montaje debufetes mexicanos, y éste fue el inicio. Su primer cliente fue laEmbajada de México en España y poco a poco comenzó atrabajar para particulares. Hoy en día el 50 por ciento de su clientelaestá compuesta primordialmene por españoles.

Actualmente, el negocio de Casado sirve alrededor de cuatro bufetes mensuales,para un promedio de 30 comensales; el precio del cubierto por persona equivalea US$10; en ocasiones, sus servicios incluyen incluso música demariachi.

Otra línea, muy demandada, de este mismo negocio, es la venta de&flashquotantojitos mexicanos&flashquot sobre pedido (tacos de canasta, quesadillas, sopes,flautas, etcétera), los cuales cobra por unidad.

José Casado se percató de que ni la preparación ni lamateria prima de la comida mexicana eran especialmente caras; sin embargo, laimportación de estos últimos complicaba la operación yelevaba los costos.

&flashquotConocía la dificultad sobre todo de los restauranteros, para conseguirlos ingredientes a buen precio y en las cantidadesnecesarias . . . así se me prendió el foco:si yo lograba cosechar lo más típico de las verduras y especiasque utilizamos en nuestra cocina, tendría muchos clientes interesados entenerme como proveedor y, en materia de insumos, mi negocio de banquetesmexicanos sería autosuficiente y de rápida respuesta.&flashquot

De esta manera, Casado comenzó a cultivar tomate verde, chile y otrasverduras.

&flashquotEmpecé con poco, sembrando aproximadamente unos 500 kilos de tomatilloverde anuales. El año pasado logré una cosecha de mil kilos y enéste ya fueron cinco mil. Actualmente siembro unas 25 clases de chilesdistintos y otras verduras; incluso, me lancé a sembrar jícama&flashquot,detalla el entrevistado.

Estos productos tienen, además, un atractivo para el consumidor:&flashquotAquí la gente está muy interesada en utilizar todo lo natural, ylas propiedades medicinales que tiene, así que les explico que porejemplo, el tomate verde sirve para problemas de niveles altos deazúcar, el epazote para el estómago o el chile para problemascardiovasculares. ésta es otra veta del mismo negocio: patentar lascombinaciones de hierbas y venderlas en las tiendas naturistas o herbolariascomo les llaman aquí&flashquot.

Encontrar el lugar adecuado para sembrar ha sido uno de los obstáculosmás duros que Casado ha tenido que superar. Uno de los principalesproblemas a los que se enfrentó este emprendedor fue que no loconocían y los arrendatarios mostraban gran recelo hacia el forastero ymás hacia su proyecto.

&flashquotLa gente puede ser desconfiada, y nadie creía que pudieran germinaresas legumbres en tierra española. Lo más difícil no fuelabrar la tierra, sino negociar con su propietario. En México tengo mistierras, pero aquí es donde tengo el negocio y tuve que tocar muchaspuertas, hasta que finalmente una se abrió&flashquot.

Hoy Casado tiene dos hectáreas sembradas en Leganés,población que está a 30 minutos de Madrid. Al preguntarle si haplaneado abrir un restaurante, respondió: &flashquotLo he pensado mucho, lo quepasa es que una vez que empiezas a trabajar el campo, no puedes distraerte&flashquot.

En cuanto a la primera inversión nos cuenta que &flashquotno fue especialmentesignificativa en dinero, pero fue la más dura. Traje la semilla ydespués de muchas pruebas elaboré los semilleros. Antes hubootras personas que intentaron esto mismo pero no se les había dadoporque la tierra de aquí no es igual a la de allá, varíamucho, hay que darle el toque y el contraste a los elementos que la componenpara que las cosas se den bien. La inversión mayor fue mi tiempo y mitrabajo. Sabía que si no resultaba habría estado perdiendo eltiempo y el posible sueldo que recibiría al seguir trabajando para otro,pero yo estaba convencido de que iba a funcionar. He invertido, desde entonces,aproximadamente US$6,000.&flashquot

Sobre las complicaciones y permisos que podrían derivarse de laintroducción de semilla mexicana en España, Casado no ha tenidomayores problemas pues una vez que obtuvo los permisos sanitarioscorrespondientes, importó cantidades muy pequeñas y al sembrarlaslas ha multiplicado. Ahora tiene su semillero nacido ya en tierrasespañolas.

Su próximo objetivo es consolidar el negocio, comprar el terreno,construir un invernadero grande para recrear el clima y el ambiente adecuados,que le permitan tener productos todo el año y no sóloestacionalmente como lo ha tenido que hacer por ahora, ya que durante elinvierno no se pueden sembrar ni cosechar ninguno de estos productos.José Casado ha transformado sus conocimientos de la tierra, de lagastronomía mexicana y su nostalgia por México en un prometedornegocio en España.

Contacto

Buffet Mexicano; Calle Río Duero # 15, 3-B, Leganés, CP28913, Madrid, Tel. ESP (3491) 687-5133