Emprendedores

Emprendedores-994

Emprendedores-994
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Sabía Que... El Gran Día . . .

¿Sabía Que...

. . . los hermanos Wright no fueron los primeros en construir conéxito un aeroplano?

Por Héctor Lacy

Antes de ellos ya se habían patentando y fabricado en Inglaterra yEstados Unidos diferentes modelos de aeroplanos con motor, que habíanlogrado sostenerse en el aire por algunos segundos. Sin embargo, aquellos noeran naves tripuladas y no tenían un vuelo controlado.

El alemán Otto Lilienthal había realizado en su paísvarios vuelos controlados con planeadores que él mismoconstruía.

Lo que los hermanos Wright, Wilbur (1867-1912) y Orville (1871-1948)inventaron, fabricaron y probaron con éxito fue la primeramáquina voladora más pesada que el aire (no planeador, ni globoaerostático), movida por su propia fuerza, que voló haciaadelante y aterrizó al mismo nivel del que despegó, tripulada ycontrolada por un ser humano.

Esto no fue nada fácil. Para comenzar el desarrollo de la industriaaeronáutica tuvieron que efectuar tareas sorprendentes que llevaron acabo gracias a su infatigable espíritu emprendedor, cuyo ejemplo nosmuestra el valor de la iniciativa personal en muchas circunstancias y losalcances que puede llegar a tener una micro empresa.

La formación que recibieron en la casa paterna fue el origen deléxito. Hijos de un culto ministro religioso y de una mujer laboriosa,desde pequeños consultaban la biblioteca de su padre para comprender losfenómenos que se iban presentando en su vida cotidiana infantil;fabricaron, primero, varios de sus juguetes y después diversosartefactos por los cuales llegaron a obtener regulares ingresos. En 1892fundaron la Wright Cycle Co. y se dedicaron a la comercialización debicicletas. Después, aprovechando sus conocimientos técnicos yhabilidades mecánicas, formaron un taller para repararlas y, en 1897, yalas fabricaban.

Fue entonces cuando comenzaron a interesarse en los intentos que en diferentespaíses europeos se hacían por realizar uno de los sueñosmás grandes que el hombre había tenido desde siempre: volar.

Cautivados por aquella fantástica idea, y entusiasmados por los avancesobtenidos por diferentes personas hasta entonces, también se propusieronfabricar una máquina capaz de permitirle al hombre volar de una formacontrolada y práctica.

Para llegar a su objetivo, siguieron varios pasos que ilustran lo que puedeobtenerse con iniciativa y una buena administración:

*Financiamiento. La fuente de los recursos para el proyectode la máquina voladora fue el negocio de bicicletas. No buscaronfinanciamiento externo y pudieron ser autosuficientes a pesar de tener quecomprometer todos sus recursos.

*Desarrollo de tecnología. Al estarinternándose en un terreno prácticamente desconocido, tuvieronque buscar la forma de obtener primero la poca información existente. En1899 solicitaron al Instituto Smithsoniano de Washington toda ladocumentación disponible respecto de la teoría de vuelomecánico. También solicitaron los servicios de uno de losexpertos en aeronáutica de la época, el francés OctaveChanute quien los apoyó con entusiasmo y tuvo una participaciónimportante en el proyecto.

Comenzaron a experimentar volando un planeador tipo cometa que controlaban pormedio de cables desde tierra. Para comprender mejor las reglas que rigen unvuelo, estudiaron junto con Chanute la forma de las alas de una ave y la maneraen que el aire se comporta al pasar alrededor de ellas. Construyeron nada menosque un túnel de viento para mejorar sus observaciones y con élprobaron más de 200 modelos diferentes de alas.

Pero uno de los retos más grandes se presentó cuando se dieroncuenta de que necesitaban un motor para generar la fuerza suficiente para quela máquina pudiera tener autonomía de vuelo. Solicitaron a losfabricantes de la época el motor que necesitaban y, al no obtenerrespuesta, tuvieron que fabricarlo ellos mismos; lograron un motor másligero y potente que los que existían en el mercado. A todo esto hay queagregar el diseño y la adaptación de la hélice, partefundamental del aparato.

Les llevó aproximadamente seis años de continuas pruebas,agotadoras jornadas de trabajo, concentración de todos sus recursoseconómicos y constante creatividad, retroalimentada siempre por trabajoy más trabajo.

El Gran Día . . .

Después de fallidos intentos y varios meses de campamento, el día17 de diciembre de 1903, a las 10:35 horas, en las arenas de Kitty Haw,Carolina del Norte, Orville Wright tripulaba el aparato y, con la ayuda de suhermano en tierra, realizó el primer vuelo del hombre en un aparatomás pesado que el aire, movido por un motor. Sólo pudo sostenerseen vuelo por 12 segundos y avanzar unos 36 metros; pero aquella hazañacambiaría para siempre nuestro mundo.

Cuando los hermanos Wright comunicaron sus logros a la prensa y a la comunidadcientífica, fueron ignorados por el escepticismo que existíahacia el trabajo de gente no reconocida.

Sin embargo, ellos siguieron trabajando hasta obtener el funcionamiento y laseguridad requeridas para recorrer las principales ciudades del mundo mostrandosu máquina voladora.

Años después llegó el inevitable reconocimiento y lagloria, que los acompañó hasta el final de sus días.

Wilbur murió poco tiempo después, a los 45 años de edad, yOrville vivió hasta poco después de la Segunda Guerra Mundial,siendo testigo del vertiginoso avance de la aeronáutica, de losbeneficios de la aviación, y de la audacia que tuvieron para, una vezque conocieron las leyes de la naturaleza, desafiarlas con valentía.