De medio tiempo

De medio tiempo-1001

De medio tiempo-1001
Crédito: Depositphotos.com

Retos y Oportunidades Las Compras de Gobierno

Retos y Oportunidades

Entrevista con Jorge Kahwagi Gastine, presidente del Instituto Mexicanode la Pequeña y la Mediana Empresa

Por Romina Sorian

El interés de todos esta puesto en las opciones que existen para empezarcon éxito 1997. Frente a la recuperación que parece asomarse,cada vez más emprendedores buscan diversificar sus actividades con mirasa obtener mejores posiciones.

Por su parte, las empresas pequeñas y medianas se encuentran en labúsqueda de la optimización de sus procesos y de mejora continua,con miras a reforzar su posición en el mercado.

En este sentido, la opinión de los expertos es fundamental. Esta vez,Entrepreneur entrevistó al lic. Jorge Kahwagi Gastine para conocer suvisión sobre las posibilidades de las pequeñas y medianasempresas mexicanas.

Entrepreneur: Licenciado Kahwagi, ¿cuáles son lasactividades que realiza el Instituto Mexicano de la Pequeña y MedianaEmpresa?

Jorge Kahwagi (JK): Es una organización creada por losempresarios para la investigación y la participación en todo tipode foros (incluyendo aquellos en los que las cámaras no puedenintervenir). No es un despacho de gestoría, sino un interlocutor entreel gobierno y los intereses generales de la industria: simplificación,deregulación, etcétera.

E: ¿Cuál cree usted que es el balance de la situacióneconómica del país durante este año?

JK: La situación macro ha tenido tendencias positivas. Sinembargo no hemos alcanzado una estabilidad tal que evite las crisisrecurrentes; y mientras esa estabilidad no aterrice en lo micro, es decir, quelas empresas tengan ya condiciones mucho más favorables, siempreexistirá el riesgo.

En este momento, la empresa pequeña y mediana está muy lastimada.Tiene condiciones de agotamiento provocadas por el sinnúmero de crisis,y falta de credibilidad y confianza en el gobierno.

Sin embargo, lo que es cierto es que las empresas que ahora existen tienen yauna posición de fuerza que hace algún tiempo no tenían.

Además, también es verdad que, por vez primera, en nuestropaís con la globalización y apertura ya no se tiene unavisión aislada. Hay una concepción internacional y en estemomento, las condiciones económicas favorables son el resultado delgrado mayor de competitividad de las empresas; lo único que losempresarios queremos es que ese proceso no se vea frenado, para competir encondiciones menos desventajosas.

Las empresas que ahora exportan lo hacen en condiciones positivas, gracias alas condiciones macroeconómicas, sin que esto quiera decir que estamosdel otro lado, porque lo más importante es el mercado interno. Y, entanto no tengamos un mercado interno adecuado, esto no sirve porque se debilitala actividad exportadora.

E: Ese sería el caso de las empresas que tienen la oportunidad deexportar; pero, ¿qué pasa con las oportunidades para aquellas quenecesitan encontrar oportunidades de negocio en el país?

JK: Si nosotros analizamos el porcentaje de los tres tipos de productosque importamos bienes intermedios, de consumo y capital observamos que la mayorparte de las importaciones se registra en los bienes intermedios (que seincorporan en un producto final). Setenta y cinco por ciento de lasimportaciones que hacemos caen en este tipo. Entonces, las oportunidadesestán precisamente ahí, cajón en donde tambiénestán la pequeña y la mediana empresa, y que, por tal motivo,pueden ser sustitutos de este tipo de importaciones. De esta manera se perfilaun panorama increíble para que podamos ser una potencia industrial ycomercial intermedia.

Ahora, ¿por qué? En primera, porque el sureste asiático sevuelve muy caro. La paridad de sus monedas con la mexicana o con la de EstadosUnidos es muy alta. Ahí está una de las ventajas para nuestrasempresas. En segunda, el Tratado de Libre Comercio nos ofrece ventajasarancelarias y tratamiento preferencial para el intercambio demercancías.

En el Plan Nacional de Desarrollo tenemos previsto que se haga unasustitución de bienes intermedios que alcance alrededor de diez milmillones de dólares. Esta cifra significa una oportunidad de crecimientodel mercado y una producción interna muy importante: si puedes sustituiruna importación para enviarla en condiciones de ventaja comparativa alexterior, quiere decir que también se puede producir para el mercadointerno, en condiciones igualmente competitivas. De esa manera beneficias almercado y, paulatinamente, reactivas la economía. Eso redunda en elempleo y los salarios que son más seguros y definidos porque descansansobre la base de la sustitución de importaciones.

La industria textil, la química, de aparatos electrónicos yeléctricos, tabacos y alimentos, bebidas, junto con el notablecrecimiento que se está dando en la industria maquiladora, son ejemplosdel éxito que están alcanzando las exportaciones intermedias.

E: Suena bien, pero, ¿qué pasos deberían seguir lasempresas para incorporarse a los procesos productivos?

JK: Deben buscar dos cosas muy importantes. Primera, que la gran empresase dé cuenta de que su fortaleza radica en proveedores nacionales.Segunda, que al tener proveedores nacionales sólidos, el mercado internose va a reactivar y, por lo tanto, va a permitir enfocar parte de suproducción a ese mercado que es el que le da solidez a lasexportaciones.

La gran empresa debe tener interés por la responsabilidad social quetiene con el medio en el que se desenvuelve, además de la propiaconveniencia económica.

En este momento hay varios programas; uno de ellos es el de Nacional Financiera(Nafinsa), que invierte en la promoción de proveedores para la granempresa. Eso me parece muy bueno porque reestablece el puente de confianzaentre la gran empresa y los proveedores pequeños; y subsana la necesidadde apoyo económico que tienen para hacer frente a los requerimientos dela gran empresa.

Otro esquema es el de Bancomext, para exportadores indirectos. Ahí ya semaneja que se les dé el mismo tratamiento que al exportador, y lasmismas condiciones de financiamiento.

E: En términos del consumo también se presentanoportunidades . . .

JK: Definitivamente. Tenemos una gran oportunidad porque el áreanorte de la que formamos parte presenta una actividad muy favorable. Contamoscon un mercado de 350 millones de habitantes (EUA), y eso siginifica quetenemos que proyectar pensando en la integración de varias empresas. Esoes muy atractivo porque el mercado se expande continuamente.

Si en México empezamos a tener los procesos adecuados y latecnología correcta con un sistema y un entorno que promueva y no quefrene las opciones anteriores se van a multiplicar.

Las empresas que sobrevivieron a la crisis o las que están surgiendo lohacen con una perspectiva más globalizadora.

Por otro lado, la economía informal es una forma de incrementar lafabricación y la comercialización de los pequeñosempresarios que no han podido incorporarse a los complicados esquemas fiscalespara crear una empresa. La única alternativa es que se integren. Y sitienen posibilidad de fabricar algo, que lo hagan.

E: Con todo esto, me da la impresión de que la únicaopción es la unión ¿Significa esto que, a nivel individual,el mediano y el pequeño empresario no tienen posibilidad de sobrevivir?

JK: No, desde luego que sí pueden. Lo que pasa es que depende delalcance que queremos para cada empresa. En México los niveles desubcontratación no llegan ni a dos (integración vertical; porejemplo, en la fabricación de una mesa hay alguien que hace las patas yalguien más las barniza), mientras en el Japón equivalen a nueve.Lo que tenemos que hacer es una unión de empresas. Primero, de las quefabrican lo mismo y, luego, las que pueden integrarse en cadenas deproducción para llegar al produc tor final. La unión puede ser,simplemente, para tener ciertos procesos en común. No podemos darnos ellujo de que cada quien tenga que invertir en algo que, en un momentodeterminado, al unificarse podría resultar mejor.

E: ¿Esta integración debe hacerse a través de lascámaras?

JK: Sí, pero también y, sobre todo, por medio de empresasprivadas y empresarios, con soporte gubernamental. Deben ser los empresariosquienes determinen qué proyectos se deben de apoyar, y Bancomext yNafinsa deben respaldarlos por el simple hecho de que esos grupos son los queestán haciendo los análisis de viabilidad, y son los que van alograr la integración, a partir de las oportunidades que existen.

E: Licenciado Kahwagi, ¿cuál es el primer paso para lograrestas metas?

JK: Deben, por sobre todas las cosas, buscar acceso a lainformación. Hay que sacar todo el provecho que da lainformación, ya que con ella podemos tener muchas oportunidades.

La empresa mexicana debe ser sostenida a como dé lugar, sobre todo lapequeña y la muy pequeña porque en ellas descansa la actividadeconómica del país.

Por eso me agrada lo que hace Entrepreneur: lleva información que alempresario puede serle sumamente útil. Esta es una buena vía.

Las Compras de Gobierno

Las compras de gobierno son un motor sobre todo de la pequeña y la muypequeña empresa, pero actualmente todavía hay muchascomplicaciones.

&flashquotUno de los problemas que hemos tenido, al firmar los Tratados de Comercio, esque nos obligamos a hacer por medio de concurso todas las compras que tiene elgobierno. Y si no se ofrecen ciertas ventajas a la pequeña y a la muypequeña empresa como lo dan todos los países del mundo,inclusive, Estados Unidos vamos a perder la oportunidad de que representen unaayuda para ellos y para el país, en general.

&flashquotEn este momento, las compras de gobierno están siendo asaltadas por lasgrandes empresas transnacio nales bajo el pretexto de que, de acuerdo con elTLC, es así como se tienen que realizar. En ese caso es cuestiónde abrir un capítulo de excepciones.

&flashquotHay que entrar en la globalización sin dejar de reconocer que somos unpaís en vías de desarrollo. Por eso debemos tener un tratopreferencial de los países con los que negociamos, para que entiendanque nos urge ayudar a nuestra industria.

&flashquotLa desregulación y simplificación de trámites, quefavorezcan las condiciones de acceso a créditos pre fe renciales paralos pequeños y muy pequeños, son algunas de las formas en que elgobierno puede ayudarlos. Eso propicia condiciones de igualdad en el momento delas ventajas comparativas entre países desarrollados y menosfavorecidos, en el mercado internacional.

&flashquotPor nuestra parte, creemos que se tiene que dejar un porcentaje que no debeser inferior al 25 por ciento de las compras del gobierno libre y dedicadoexclusivamente a estas empresas.