De medio tiempo

De medio tiempo-1036

De medio tiempo-1036
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Dulce Franquicia Contactos

Dulce Franquicia

En diez años, Yogen Früz se ha convertido en una cadena mundialde yogur helado.

Por Holly Celeste Fisk

Gracias a una decidida campaña de adquisiciones, Yogen Früz haintegrado a dos cadenas que seguramente le darán ímpetu a sucrecimiento mundial: Bresler's Industries Inc., en julio de 1995, y I Can'tBelieve It's Yogurt, en febrero de este año. La adquisición deBresler y sus 415 puntos de venta significan que Yogen Fruz pasa a ser lasegunda cadena de yogur helado en el mundo (The Country's Best Yogurt ocupa elprimer lugar) y la tercera franquicia de helados.

La compra de I Can't Believe it's Yogurt en febrero fue suculenta, puescomprende mil 509 puntos de venta y una fábrica que se emplearápara elaborar el helado Bresler y el yogur helado Yogen Früz.

&flashquotVamos a ser la tienda de los superpostres&flashquot, declara Aaron Serruya quien, juntocon sus hermanos Michael y Simon, ha pasado los últimos diez añosdesarrollando su pequeña tienda de yogur helado en una de las mayorescadenas internacionales.

Esta franquicia de Markham, Ontario, está teniendo un éxito deverdad sabroso: en 1995 tuvo ventas por 78 millones de dólares, y seespera que en 1996 asciendan a 190 millones de dólares.

Dado que los puntos de venta de Yogen Fruz hasta ahora se concentran enCanadá y Latinoamérica, las gigantescas adquisicionesayudarán a la compañía a penetrar rápidamente en elmercado de Estados Unidos. Y, en lugar de imponer a las nuevas tiendas elnombre de Yogen Früz, los hermanos atinadamente aprovechan los nombres delas marcas que el público reconoce e incorporan a ellas sus productos,con el nombre intacto, en diferentes puntos de venta donde se venden las dosmarcas.

Aaron, que tiene muy buen ojo para prever las tendencias del mercado,intuyó las posibilidades de crecimiento de la industria del yogur heladoa mediados de los ochenta, cuando tenía una tienda de bagels enMiami Beach, Florida, y el yogur helado empezaba a causar furor. Aaron yMichael, que entonces tenían 19 y 20 años respectivamente,hablaron con varias cadenas de Estados Unidos tratando de conseguir losderechos de franquicias para Canadá. Las empresas aconsejaron a losSerruya tener paciencia pues empezarían a penetrar en el mercadocanadiense más o menos en el lapso de un año, una vez que sehubieran afianzado en Estados Unidos.

Si no puedes unírteles, dales duro. &flashquotDecidimos aprovechar eseaño&flashquot, nos dice Aaron, que vendió su tienda de bagels. Conel producto de la venta, una inversión de Michael y un préstamode 200 mil dólares aproximadamente que obtuvo de su padre, abrióla primera tienda de Yogen Früz en un centro comercial de Toronto, en1986. Aaron añade: &flashquotFuimos pioneros en Canadá; nos llovieronsolicitudes de franquicias desde el primer día&flashquot.

Quizá la edad de los hermanos tiene que ver con la vitalidad de suempresa: Aaron tiene 30 años; Michael, 31; y Simon, 25. Pero esto lesviene de herencia: Sam Serruya, su padre de 55 años, abrió unlucrativo negocio de tipografía en 1970, después de trasladarsecon su familia de Marruecos a Canadá. A fines de la década de1980 vendió ese negocio y ahora trabaja en el negocio de sus hijos dosveces por semana.

El éxito instantáneo del concepto de Yogen Früz notomó desprevenidos a los hermanos, que diseñaron su primeratienda como prototipo de las futuras franquicias. También teníanen mente la ampliación de su negocio cuando eligieron el nombre de YogenFrüz.

La primera franquicia empezó a funcionar antes de que se cumpliera unaño de haber inaugurado la primera tienda en London, Ontario, en 1987.En los nueve años transcurridos desde entonces, le han hecho muchoscambios a Yogen Früz, y siguen pensando en nuevas ideas que poner enpráctica.

&flashquotHace tres años, nuestra meta era ser la mayor empresa de la industriadel yogur helado&flashquot, dice Aaron. Ahora que Yogen Früz abre de 150 a 300tiendas cada trimestre, calcula que alcanzarán esa meta en seis meses.

El siguiente objetivo de los hermanos es que su cadena sea la mayor de laindustria de los helados y el yogur helado. Y, si su pasada experiencia es unaprobada de cómo será su futuro, no pasará mucho antes deque Yogen Früz se coma a la competencia.

Contactos

Yogen Fruz World- Wide Inc., 8300 Woodbine Ave., 5th FL.,Markham, ONT Canada L3R 9Y7, fax: (905) 4795235