Emprendedores

Emprendedores-1203

Emprendedores-1203
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Empresas se Abren a Nuevos Mercados Contacto

Empresas se Abren a Nuevos Mercados

La experiencia de May Can en el mundo de la exportación.

Trajo desempleo, inestabilidad, cierre de empresas y una enormedepresión anímica y económica; no obstante, quienes hantenido una postura positiva y fe han logrado hacer de la terrible crisis todauna oportunidad de negocio en su propio campo.

Desde hace más de un año, los empresarios del paíssostienen una intensa lucha contra los problemas económicos que nosagobian, en un esfuerzo por mantenerse con vida en el mercado; algunos de elloshan visto en la exportación una excelente manera no sólo deconseguirlo, sino inclusive de crecer.

May Can es una de las muchas empresas que entendieron la disyuntiva entresacrificar la calidad, despedir empleados y prepararse para el cierre o buscarideas y terrenos poco contemplados por los micro, pequeños y hastamedianos empresarios: el mercado exterior.

La directora de esta firma dedicada a la elaboración de prendas decorsetería y lencería en un marco de exclusividad de modelos,María Canals, comentó a Entrepreneur: &flashquotCon lainestabilidad económica, las ventas nacionales se desplomaron, entoncesfue cuando acordamos hacer de la crisis una verdadera oportunidad para saliradelante y decidimos vender también en el extranjero nuestrosartículos&flashquot.

Para María Canals no hay duda de que uno de los factores responsablesdel estancamiento de una empresa es la resistencia al cambio. &flashquotCuando esnecesario no se debe vacilar en romper con hábitos arraigados, y creoque en estos momentos una de las pocas opciones que existen para que lasempresas pequeñas y medianas podamos sobrevivir es exportando, porque elmercado nacional está muy deprimido&flashquot, comenta.

Su incursión en el campo de las exportaciones se llevó a cabo deuna manera muy especial, pues destacó que la calidad, tenacidad yesfuerzo de todos y cada uno de quienes conforman la compañíatuvo como base la fe.

Comenzó realizando estudios de mercado en los países dondeconsideró que tendría una buena plaza para su producto;elaboró un catálogo en el que se podría apreciar cada unode sus artículos, viajó y se entrevistó con losempresarios del ramo. Su primer destino fue nada menos que Estados Unidos, elmonstruo comercial más temido y deseado por cualquier fabricante.

Según nos comenta María Canals, los bordados, encajes, calados ytodo lo elaborado con sumo detalle fue lo que le permitió conseguir suprimer contrato con empresarios norteamericanos, pues tal parece que nosólo les gustó el aire romántico que ello implica, sino eltrabajo minucioso que ninguna otra empresa les ofrecía. Por estarazón, el primer fruto fue la maquila de diseños con esascaracterísticas que quizá en México sean hasta comunes,pero en el extranjero asombran.

El ánimo no sólo fue para los dueños y directivos de MayCan, sino también para todos sus trabajadores, según comentanuestra entrevistada, pues el intento colectivo de salvar la empresa los hallevado a sentirse como una gran familia y ese primer logro fue consideradocomo un triunfo colectivo.

Poco tiempo después el gerente de ventas, José LuisCastañón, también abrió nuevos horizontescomerciales hacia Centro y Sudamérica. Estudió los mercados y seentrevistó con empresarios de Costa Rica, Colombia, Guatemala y ElSalvador y, en una cuantas visitas, logró colocar cerca del 15 porciento de su producción actual.

Anterior a este acontecimiento, la directora y el gerente de la empresa encuestión asistieron a una feria comercial en Cancún. A decir deMaría Canals, regresaron un poco desilusionados por no haber logradoconseguir un contrato comercial. &flashquotHicimos una larga y tediosa fila paraentrevistarnos con los mayoristas y pareció ser vano en un principio; noobstante, como habíamos dejado nuestro catálogo, el representantede K-Mart tuvo a bien mostrarlo a Patricia Medina, una señora que juntocon su esposo, Graham Anderton, conocen el mercado internacional del ramo ysiempre están buscando modelos novedosos, así es que llamaron ala oficina y me ofrecieron el contacto con el mercado canadiense&flashquot.

&flashquotRealmente fue un milagro haber conocido a personas tan maravillosas que hacenesta labor importantísima para los empresarios tanto nacionales comoextranjeros, así es que me entrevisté con distribuidores deToronto, y conseguí colocar modelos de encaje y tela elásticasatinada&flashquot, comentó.

A simple vista parece todo muy fácil, pero los triunfos han tenido comoantecedente algunos tropiezos, errores y hasta trabas. El exportar ha implicadopagar un precio como empresa, asegura la directora de May Can, ya que se venhoy en día en la necesidad de contar con mejor maquinaria, detallar susprogramas de calidad, trabajar mucho en las muestras, en fin, seguir un plan detrabajo muy riguroso, pero al mismo tiempo irlo perfeccionando.

Dentro de los señalamientos más importantes que se contemplan encada uno de sus contratos con empresas extranjeras destaca el apegarse aespecificaciones de calidad muy estrictas y sobre todo a entregar puntualmentela mercancía.

Conseguirlo no les es del todo fácil, ya que algunos proveedores dematerias primas se retrasan en sus entregas y ello implica un doble esfuerzotanto económico como humano para lograr ajustarse a las fechasseñaladas por el programa de producción. De igual forma, se debetener cuidado con los trámites aduanales para evitar que puedan ser unobstáculo. En algunas ocasiones, pese a que el embarque tiene el mismodestino y volumen semanalmente, el papeleo cambia, y el no cumplir hasta con elúltimo acento requerido, implica que la mercancía se quededetenida por varios días.

En opinión de María Canals, &flashquotel gobierno ha tenido insensibilidadhacia los empresarios, pues existen mínimas facilidades para que unaempresa pueda expanderse y, con ello, beneficiar al país. Tal es el casode los altos impuestos y las nulas facilidades para pagarlos; asísólo consigue aniquilamiento, no consolidación.&flashquot

La cara opuesta de esta moneda ha sido muy provechosa, al menos para May Can,debido a que el exportar no solamente les ha permitido sobrevivir a la crisiseconómica, sino también alcanzar metas nunca antessoñadas.

Es decir, con frecuencia el trabajador tiene una mentalidad y el empresariootra; en este caso tal parece que se han fusionado, pues no solamente lesimporta imprimir toda la calidad a los productos, sino también apoyar laeconomía de la compañía; un ejemplo de ello fue el esperarcomprensible y conscientemente el pago retardado de aguinaldos.

Cabe también mencionar el aumento de conocimientos y experiencia comoempresa en un tiempo muy corto; logrando con ello la superación personaly colectiva. Y por qué no mencionar un acierto gubernamental, como elapoyo que les dio el Banco de Comercio Exterior al pagar el costo del pasajehacia Canadá y las posibilidades que le permiten vislumbrar unaoportunidad de financiamiento de maquinaria.

&flashquotMay Can no es una empresa que puede hablar de ganancias económicastodavía, pero las exportaciones le han permitió sobrevivir a unacrisis que aniquiló a muchos, y también le han ofrecido unavisión nueva y muy diferente, pues se dio cuenta que México es ungran país que tiene gente, tecnología, conocimientos y capacidadpara hacer grandes negocios, sólo le falta unirse y mantener viva sufe&flashquot, finalizó María Canals.

Contacto

May Can, Victoria No. 14, Fraccionamiento Alce Blanco, Naucalpan, Edo.de México, Tel MEX: (5) 576-3502, 576-0320.