Hide this Looking for English Content? Click here

De medio tiempo-1230

De medio tiempo-1230
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Negocios de Chocolate Pay Celestial Fiesta Hawaiiana Chocolate Art Deco Contactos

Negocios de Chocolate

Emprendedores encuentran una dulce oportunidad en el campo delchocolate

Por Karen Sulkis

El éxito es dulce pero, ¿qué tan dulce puede ser cuando serefiere a la venta de chocolates?. Para muchos de nosotros (al menos para losque nos interesa iniciar una empresa), el negocio ideal es el relacionado conel chocolate en cualesquiera de sus formas: bombones, barras pedazos enormes derico, cremoso y dulce chocolate.

Pay Celestial

¿Pizza de chocolate? Suena delirante ¿no? Pero en la dulceríade Judi Kaufman, ubicada en el área de Los Angeles, se combina laversatilidad de la pizza con el sabor irresistible del chocolate. Y todosopinan que el resultado es ideal.

&flashquotMe preginté cuáles eran los dos alimentos más gustados enEstados Unidos&flashquot, explica Kaufman, quien en 1989 buscaba la manera de expandirsu negocio de canastas navideñas, ya por entonces de cuatro años.&flashquotel chocolate y la pizza me parecieron los más populares&flashquot, yañade: &flashquotQuería hacer algo con muchas capas&flashquot.

No se preocupe querido lector, el personal de Grand Chocolate Pizza Inc., laempresa de Kaufman, no se dedica a batir salchichas con hojuelas de chocolate yanchoas (y después rociarlas con queso parmesano). La suya es una pizzaconceptual que lleva chocolate como base sobre la cual esparce una verdaderaorgía de chocolates. Y todo esto puede rebanarse.

Además, Kaufman, quien fuera catadora de recetas, experta eneconomía doméstica y maestra de cocina, no contribuye a que susclientes aumenten de peso, pues años atrás se especializóen alimentos de &flashquotbajas calorías&flashquot y, al actualizarse, hoy conoce elsignificado de alimentos &flashquotbajos en grasas&flashquot.

&flashquotLuché con mis problemas de peso desde niña&flashquot, admita Kaufman,quién cambió su filosofía centrada en la abstinencia poruna enfocada en la moderación. Afirma que, en la actualidad, controla supeso mediante ejercicio, alimentos sanos y &flashquotuna rebanada de todo&flashquot cuando se leantoja (o cuando la probadita es necesaria para su negocio)

&flashquotAl trabajar con pizza y chocolate&flashquot, explica Kaufman, &flashquotjamás siento lafrustración de no comer lo que me gusta&flashquot. Y lo mismo le pasa a suclientela. La cual, por cierto, compró alrededor de 100 mil paysdirectamente en su dulcería o mediante pedidos por correo en 1995. Desdeel primero de septiembre de 1994, más amantes del chocolate tuvieron laoportunidad de experimentar el nirvana, ya que Kaufman comenzó a vendersus productos en supermercados, grandes almacenes, tiendas paragourmets, en Hallmark e incluso en tiendas de regalos enuniversidades.

Respecto al sorprendente crecimiento de su negocio, Kaufman opina que &flashquotme haprovocado mucho miedo pero, al mismo tiempo ha sido muy emocionante&flashquot. Hoy, unavez que cuenta con instalaciones a la altura de su producción, laempresaria está lista para aprovechar todas las oportunidades que elmercado le ofrezca. &flashquotMe encantan los retos&flashquot, dice, &flashquotpor eso considero queésta ha sido una gran experiencia de aprendizaje&flashquot.

Fiesta Hawaiiana

Quienes han recibido de sus amigos o parientes que regresan de las islasHawaiianas, una caja de nueces Macadán (en cualesquiera de susvariedades) cubiertas con chocolate, quizá piensen que lo últimoque este paraíso tropical necesita es una fábrica más dechocolates. Pero fue precisamente el deseo de superar a las fábricasexistentes lo que llevó a Michael Cummins y Joe DiPaolis a fundar laHonolulu Chocolate Company. Los socios abrieron su primera tienda en uncafé común que vendía golosinas, ubicado en el valle deManoa, cerca de la Universidad de Hawaii, durante el verano de 1987.

A medida que comenzaron a ganar prestigio como chocolateros, Cummins quienantes manejaba panaderías y tiendas de chocolate en San Franciscodirigió a la empresa por un camino decididamente más rico encalorías. En poco tiempo, la tienda ganó renombre por susutortugas de chocolate u susu nueces Macadán cuya cubierta de chocolatese hace a mano. &flashquotRealmente invertimos tiempo para garantizar que nuestrosartículos no parezcan ser de producción masiva&flashquot, asegura Cummins.&flashquotEl cliente distingue cuando una golosina viene de una línea deensamble&flashquot

Las exigencias fueron muchas: largas jornadas laborales sin salario durante unaño, además de una enorme carga de trabajo. &flashquotAcabamos dereinvertir todo en la empresa&flashquot, explica Cummins y añade que, no obstanteque DiPaolis tenía otro empleo, sólo sacaban de la empresa &flashquotlosuficiente para pagar la renta y comer. Sabíamos que estábamosconstruyendo un negocio. He sido testigo frecuente de empresas donde los socioshan querido obtener un elevado salario con demasiada rapidez&flashquot.

Su cautela fue fructífera: Cummins y Di Paolis ahora cuentan con trestiendas en la isla y han obtenido ventas por más de 1.5 millones dedólares el año pasado. Además de las creaciones deCummins, las tiendas ofrecen chocolates importados a solicitud del cliente(siempre que les considere a la altura de la Honolulu Chocolate Company).

Ahora la batalla es evitar que el chocolate se derrita en el calor tropical deHawaii, pero tanto Cummis como DiPaolis disfrutan su negocio por que es fuentede mucho placer. DiPaolis goza, sobre todo, &flashquottratar con clientes felices paraquienes nuestros productos son causa de deleite. Es una sensación muyagradable&flashquot.

Chocolate Art Deco

Primero se descubre el complejo diseño, después la mirada semaravilla ante la delicadeza de las líneas sobre una superficiediminuta. Al observar con detenimiento, la primera pregunta es si seráverdad tanta belleza, pues se cae en la cuenta de que estarepresentación diminuta de Elvis está hecha de chocolate.

Todo comenzó cuatro años atrás, cuando Cher y EdPrzelomski regresaron a Wilmington, Delaware, tras su luna de miel. Al revisarvarias propuestas para comenzar un negocio, la pareja pensó que una granidea sería hacer chocolates con ilustraciones. Los recién casadosno sabían siquiera si eso era factible.

Después de hablar con expertos en alimentos y en arte, y de experimentardistintas recetas en laboratorio, los Przelomski, obtuvieron unacombinación de ilustraciones en chocolate oscuro sobre chocolate blancoque, según Ed, provocan la sensación de una obra sobra marfil.

Con un experto chocolatero en el equipo y con los secretos del procedimiento(aunque faltaban las patentes), los Przelomski comenzaron a producir susprimeras piezas como una actividad más de The Planning Factory, laempresa de reuniones y eventos especiales de Cher. Ella considera que loschocolates, decorados con logotipos empresariales, podrían ser unainteresante opción como artículos promocionales, en vez derecurrir a las gorras y camisetas tradicionales.

&flashquotNo contábamos con capital inicial&flashquot, recuerda Ed, quien es escultor ypintor. Sin embargo, al amparo de The Planing Factory, Chocolate Editionscomenzó a producir y comercializar su primer producto, un muestrario dechocolate con distintos sitios históricos de Delaware.

Además de la mencionada colección de Elvis, creada para unatienda de regalos de Graceland (con imágenes de &flashquotEl Rey&flashquot como aparecieraen los cincuenta los sesenta y los setenta), las colecciones de ChocolateEdsitions se venden en el salón de la Fama de Beisbol, en Cooperstown,Nueva York; y en el salón de la fama de Basketbol, en Springfield,Massachusetts. Asimismo, la pareja planea producir una línea de barrasde chocolate para dar el mensaje de &flashquot¡Fue niño!&flashquot o &flashquot¡Fueniña!&flashquot que sustituya, como dice Ed, &flashquot a los puros que todos regalandesde hace varias generaciones&flashquot.

La empresa ya comenzó a recurrir a distribuidores y según Cher,&flashquotseguramente Chocolate Editions terminará por desplazar las actividadesde The Planing Factory, ya que el chocolate es capaz de penetrar en muchosmercados.

Contactos

Chocolate Editions Inc., 1704-A Marsh Rd., Wilmington, DE 19810, TelUSA: (302) 479-8406;

Grand Chocolate Pizza Inc., 400 S. Beverly Dr., # 214, Beverly Hills, CA90212, Tel USA: (310) 858-7787;

The Honolulu Chocolate Company, Ward Center, 1200 Ala Moana, Honolulu,HI 96814, Tel HW: (808) 591-2997