Consultoría

¡ÁNIMO

¡ÁNIMO
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¡ÁNIMO Víctima de las Circunstancias Empresario Ejemplar Toma las Riendas

Víctima de las Circunstancias

No dejes que los sentimientos de culpa echen por la borda tus sueñosempresariales

Por Sean M. Lyden

¿Perdiste una cuenta importante, el cliente ideal se te fue de entre losdedos o un cliente te puso como &flashquotlazo de cochino&flashquot? Cuando las cosas se ponendifíciles, ¿te sientes tentado a darte por vencido y echarle laculpa a los clientes latosos, a los proveedores incompetentes, a unadiscapacidad de aprendizaje, a tu infancia o a lo que sea? ¡Resiste!Echarle la culpa a los demás nos conduce a pensar como víctimas ya sentirnos impotentes en nuestros intentos por cambiar las cosas, todo lo cualnos impide alcanzar nuestro sueño empresarial.

La diferencia entre los emprendedores exitosos y los simples aspirantes es quelos primeros se rehúsan a considerarse víctimas, sin importarqué tan intimidante sea el obstáculo. Por ejemplo:

* Una víctima se pregunta &flashquot¿Cómo pudieron verme la cara deesta manera?&flashquot. Un empresario se pregunta &flashquot¿Qué puedo rescatar oaprender de esta relación?&flashquot.

* Una víctima ve las dificultades o el viento en contra como unaseñal para darse por vencido. Un emprendedor considera que de la luchase derivan la grandeza y casi todas las oportunidades.

* Una víctima vive conforme a las prioridades de otros, ya que esdemasiado inseguro para decir &flashquotno&flashquot. Un emprendedor lleva las riendas de supropia vida, fijando prioridades y decidiéndose a vivir conforme aellas.

Si descubres que estás pensando como víctima, no te desanimes.Tú tienes el poder para cambiar, si te decides a ir en busca de tusueño, sin importar qué obstáculos se te pongan por delante.

Empresario Ejemplar

Tomemos, por ejemplo, el caso de John Harris, fundador y director ejecutivo deViewSource Media, Inc., empresa de comunicaciones de mercadotecnia. A Harris lesería muy fácil pensar como víctima: está confinadoa una silla de ruedas debido a un trastorno óseo genéticodenominado osteogénesis imperfecta. Sin embargo, él se niega apermitir que su discapacidad sea un obstáculo. Más bien, Harrisestá cumpliendo su deseo de la infancia de dirigir su propia empresa. Yparece estar haciéndolo bastante bien. Aunque fue fundada hacesólo tres años, ViewSource Media genera más de US$1millón anualmente y tiene 12 empleados.

Harris ofrece tres consejos sobre cómo sacudirse la mentalidad devíctima, para alcanzar las metas empresariales:

* Enfrenta los obstáculos cara a cara. &flashquotDesde el principio supeque tendría que dedicar mucho tiempo a crearme una reputaciónprofesional, de manera que la gente no me viera como un discapacitado quetrabaja en el negocio de la mercadotecnia, sino como un mercadólogofabuloso que es discapacitado&flashquot, dice Harris, quien obtuvo un reconocimiento dela Cámara de Representantes de Ohio por su notable logro profesional alsuperar las limitaciones de su discapacidad. &flashquotDescubrí que al demostrarosadía, confianza y conocimiento en mi área, la genteempezó a ver más allá de mi discapacidad.&flashquot

* Enfócate en tus puntos fuertes. &flashquotMi discapacidad no afecta midesempeño laboral para nada porque he elegido una carrera en la quepuedo destacar. No destacaría como bailarín de tap porque nopuedo bailar en silla de ruedas. Tampoco sería bueno como relojero, perono debido a la silla, sino porque carezco de talento para ese trabajo. Lesorprendería cuántas personas se frustran ante su fracaso enáreas para las cuales simplemente no tienen habilidad.&flashquot

* Espera y acepta las dificultades; son inevitables. &flashquotSi ser emprendedorfuera fácil, cualquiera lo sería&flashquot, señala Harris.&flashquot¿Quién no ha soñado con ser el director de escena? Pero enrealidad, no es nada fácil. Yo utilizo habilidades que rara vez usabacuando trabajaba para otros, como negociar contratos con abogados, encontrarespacio suficiente para albergar mi negocio en crecimiento y manejar la tarea,nada agradable, de convencer a los clientes de pagar sus cuentas atrasadas.&flashquot

Toma las Riendas

Cuando te encuentres pensando como víctima, libérate de esospensamientos haciéndote las siguientes preguntas:

*¿Cómo puedo mejorar esta situación?

*¿Qué obstáculos específicos me estándeteniendo y cómo puedo superarlos?

*¿Cuál es el costo en términos de tiempo, energía ydinero si me permito seguir compadeciéndome?

*¿Qué aspecto del problema puedo controlar y cambiar?