My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

Atrapado en la Red

Atrapado en la Red
Crédito: Depositphotos.com

Atrapado en la Red Atrapados en la Red Los Daños del Internet Las Cosas Claras

Atrapados en la Red

Cómo evitar que tus trabajadores pasen horas y horas navegando en elInternet

Por Robert McGarvey

Si tú eres como la mayoría de los jóvenes emprendedores,puede que Internet sea clave para la expansión de tu empresa. Y conformeésta crece, necesitarás más empleados... Pero¡cuidado! lo más probable es que esos empleados pasen mucho tiemponavegando en la Red.

Pero, ¿qué es exactamente lo que buscan en línea?,quizá no sea una sorpresa agradable averiguarlo. Según unainvestigación reciente, elaborada por Elron Software Inc., undiseñador de software de filtros de Internet, el 62 por ciento de lasempresas afirman que sus empleados usan la Red para mirar sitiospornográficos.

&flashquotEn realidad, más del 25 por ciento del tiempo que pasan los empleadosen la Red no está relacionado con el trabajo&flashquot, afirma Phil Lumish,vicepresidente de la empresa Californiana JSB y diseñador desurfcontrol, otra herramienta de control. Esto significa un enorme gasto en loreferente a computadoras, conexiones de Internet y nómina.

Los Daños del Internet

El uso de Internet se ha convertido en un asunto de productividad, pues muchosempleados destinan horas y horas a revisar los resultados deportivos,agasajarse con los sitios pornográficos, intercambiar correoselectrónicos personales, o navegar por diversión.

Pero ¿de qué otras maneras puede el uso de Internet causarleproblemas a su negocio? Larry Walraven, abogado en O'Melveny & Myers LLP,con sede en Newport Beach, California, señala unos cuantos bachescibernéticos: Ver sitios pornográficos puede interpretarse comofomentar un ambiente de trabajo hostil. Otros empleados podríanpresentar quejas por acoso sexual ante la Equal Employment OpportunityCommission. Además, la propagación de chistes acerca dealgún grupo específico, desde las mujeres hasta losafroamericanos o los asiáticos, no debe tomarse como broma, sobre todosi un empleado presenta una queja ante la gerencia.

La opinión de un empleado en un espacio de &flashquotchat&flashquot puede tomarse como laopinión de la empresa, señala Walraven. La forma usual de unadirección de correo electrónico es Nombre@empresa.com. Sialguno de los empleados hace circular mensajes donde habla mal de los clientesprincipales, competidores o distribuidores, esta opinión personalpodría considerarse como el de la compañía en general.

Por otra parte, un empleado que baje un software no autorizado y lo distribuya,estará infringiendo los derechos de autor, comenta Walraven. Lo mismosucederá si baja material registrado en derechos de autor, por ejemplo,este artículo, y lo distribuye por correo electrónico.

Las Cosas Claras

Desde luego, no puedes eliminar los módems de un tirón, porquelos empleados necesitan el correo electrónico y la Red para trabajaradecuadamente. Sin embargo, eso no significa que debes aguantar pasivamente losabusos. ¿La solución? Establece reglas para el uso de Internet.Esto desalentará el uso inadecuado de Internet y te protegerá dela responsabilidad de posibles abusos.

Otra ventaja: una política escrita ayuda a evitar demandas por despedira un empleado por abuso de Internet, aconseja Mark Thibodeaux, director de ITCompliance en Enron Corp, en Houston.

Primero, diseña una política sobre el uso del correoelectrónico, y luego amplíala para incluir la Red, sugiereMarcelo Halpern, abogado de la firma Gordon & Glickson LLC en Chicago. Sonmás los litigios por el uso inadecuado del correo electrónico quepor ver páginas de la Red, lo que lo convierte en un objetivo natural deprimer orden.

¿Debe prohibirse el uso de las computadoras para correoselectrónicos personales? En una investigación que realizóla Society for Human Resources Management, sólo 25 por ciento de lasempresas permite explícitamente el uso del correo electrónicopara asuntos no comerciales. Sin embargo, la gran mayoría no vigila eserenglón y, de manera general, son muy pocos los expertos que consideranperjudicial al correo electrónico personal.

Las grandes excepciones son: el correo que es despectivo, obsceno u ofensivo;cualquier uso ilegal del correo electrónico, como las quinielas defutbol, las cartas en cadena o solicitaciones; y el uso inadecuado o noautorizado del nombre de la empresa, afirma Walraven.

Indicar eso en un memorándum a los empleados es un gran paso paraestablecer una política. De igual forma, tu política sobreInternet debe alejar a tus empleados de sitios de pornografía, de gruposque incitan al odio u otros sitios que potencialmente provoquen demandaslegales, y limitar las visitas a sitios de deportes o de chismes que no tenganrelación con tu empresa.

¿Y las compras en línea? Casi todos los expertos aconsejan que esmejor permitirlas, pero con moderación; les ahorra tiempo a losempleados y los hace más productivos en horas de trabajo.

La clave: comunica a tus empleados que esperas que se comporten con la mayorresponsabilidad y profesionalismo, y que la tecnología es para laempresa, no para fines personales, afirma Thibodeaux. Estas aclaraciones cabenen una página del reglamento y bastarán para sentar las bases delbuen uso de Internet.

¿Debes instalar software que monitoree el uso de Internet? Primero,comprueba si hablar con tus empleados te da resultados y nota si se reduce eluso de Internet. Si por el contrario tus intentos no fueron suficientes, ydecides entonces instalar ese tipo de software, avísales; de esta maneralos integrarás a los nuevos planes de la empresa, y no sentiránesta forma como una entromisión en su privacidad.