Consultoría

¿Tiene ''Madera'' de Entrepreneur

¿Tiene ''Madera'' de Entrepreneur
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Tiene ''Madera'' de Entrepreneur ¿Tiene ``Madera'' de Entrepreneur? Eso que Llamamos Vision Crear Algo de la Nada Cuento de Nunca Acabar Apostar con la Vida Usted Fija la Norma El Lado Divertido Contactos

¿Tiene ``Madera'' de Entrepreneur?

Conozca de qué está hecho un verdadero emprendedor.

Por Gayle Sato Stodder

El padre de Jim McCann tenía un negocio. Era un contratista de pinturapara inmuebles, explica McCann. Tuvo años buenos y malos. Teníamuchas ideas para hacer crecer el negocio, pero también teníacinco hijos que mantener, lo que implicaba que no había margen parariesgos. Tampoco era un deseo irracional e incontenible de aventarse por elprecipicio. Fuera por motivos financieros o por los parámetros que leimponía su modo de pensar, su padre era un ``chambeador''. Lo hizo bien,pero no era un empresario. McCann, por otro lado, es un verdadero emprendedor.El presidente de 1-800-FLOWERS, con sede en Nueva York, transformó suexperiencia en el servicio social, y US$10,000 en una empresa de US$300millones, consistente en 150 empresas y tiendas de flores franquiciadas, dosmil 500 afiliados floristas, seis centros de telemercadeo en Estados Unidos, yuna presencia en la red que está subiendo como la espuma.

¿Qué distingue a McCann y a empresarios como él de laslegiones de dueños de pequeños negocios? No se trata deéxito o fracaso. El propietario de una sola y exitosa boutique de ropano es un fracaso. De hecho, empezar y manejar un negocio sin deudas, con lanómina al corriente, que da para vivir y que aporta a la economíaes, desde cualquier punto de vista, uno de los mayores logros que muchos puedenalcanzar en su vida.

Y aun así, hay diferencia. ¿Dónde? En lascaracterísticas de una empresa y el espíritu de su fundador: haygozo en el crecimiento, la innovación, el riesgo. McCann denomina a supropio carácter empresarial como un &flashquotdefecto genético&flashquot, algo tanprofundo y elemental que resulta innegable. &flashquotLo que yo fuera a hacer, quedarmedel lado del mundo no lucrativo o iniciar mi propio negocio iba a hacerlo engrande&flashquot, señala McCann. &flashquotEs parte de mi naturaleza.&flashquot

Esa naturaleza es ciertamente lo que distingue a los emprendedores de sushomólogos que poseen un negocio. Aunque cada historia empresarial tienesu propio karma --una combinación especial de suerte y circunstanciasque la hace única-- también hay puntos en común. Acontinuación le exponemos los síntomas principales, seis indiciosde que usted puede ser más que un empleado mejor que el promedio.

Eso que Llamamos Vision

Llámelos como quiera, excéntricos o genios, pero los verdaderosemprendedores ven el potencial donde parece no existir. El profesor deadministración en la Universidad de San Francisco, Oren Harari, pone aTed Turner como ejemplo. Harari recuerda: &flashquotEn aquella época cadasegmento de la sabiduría convencional afirmaba que lanzar unacompañía como CNN era un riesgo irracional; las redesposeían 90 por ciento del mercado, y cada una tenía unaorganización noticiosa&flashquot. Pero Turner tomó en cuenta aquellastendencias que indicaban que una red por cable con puras noticiastendría éxito. La gente quería más noticias de lasque ofrecía el mercado, un abanico más rico deinformación, y como el número de familias con más de uningreso iba en aumento, la gente no estaba de acuerdo en modificar sus horariospara ver las noticias a las 6 y a las 11 de la noche.

Ahora sabemos que Turner no estaba desquiciado. CNN no es sólo unéxito comercial, sino que ha revolucionado la manera en que las personasreciben las noticias de todo el mundo. Nada mal para una idea que lamayoría habría criticado al principio.

Desde luego, CNN no es la última buena idea de su tipo, por lo menos esaes la esperanza de Marc Collins-Rector de 31 años y cofundador deDigital Entertainment Network (DEN) en California. Rector, quien hizo unafortuna con su anterior empresa, Concentric Network, proveedora de servicios deInternet que inició sus operaciones en 1991, cuando Internet no eramás que un anónimo, ahora planea llevar el equivalente de lasseries de televisión a la red. Esta primavera, DEN estáintroduciendo 30 episodios piloto para el público que visita su sitio(http://www.den.net.) Los que resulten más populares seconvertirán en series regulares y, al menos en teoría, DENinaugurará una nueva era en los medios interactivos.

Al igual que cualquier empresario de verdad, Rector no opera de la nada. Latecnología que DEN ha desarrollado, permitirá que gente con unasencilla computadora personal (incluso un poco pasada de moda) tenga una buenacalidad de video, impedimento neurálgico en la transmisión porInternet. En el aspecto demográfico, Rector opina que una nuevageneración de buscadores de entretenimiento (de 12 a 24 años)ansía una programación aceptable. Con ese objetivo, los programaspiloto de DEN son de &flashquotemisión restringida&flashquot a audiencias nicho: unprograma llamado &flashquotChad's World&flashquot cuenta la vida de un adolescente homosexual;&flashquotTales from the East Side&flashquot se enfoca a un público de jóveneslatinos.

``Es un público moderno, con sentido común y voraz'', opinaRector. &flashquotContamos con su disposición y sofisticación para recibirun contenido que es único, como lo son ellos.&flashquot El tiempo dirá siRector está en lo cierto con DEN, pero ya lo ha estado antes. Rectoraún recuerda aquella época a principios de la década delos noventa cuando un grupo de inversionistas rechazó su concepto paraConcentric. &flashquot¿Hablar a través de una computadora?&flashquot, preguntaronincrédulos. &flashquotMire joven, ¿por qué alguien iba a querercomunicarse mediante una computadora si puede hacerlo por teléfono?&flashquotRector ya sabía la respuesta desde entonces. Ahora, también lasaben esos inversionistas miopes.

Crear Algo de la Nada

Los verdaderos empresarios tienen la habilidad de ver el potencial que la genteordinaria no alcanza a ver, pero eso no es suficiente. Las ideas brillantes sonuna raya en el agua (como lo demuestra el número de veces que la genteve un nuevo producto y dice: &flashquot¡Mira, eso ya se me habíaocurrido!&flashquot). La diferencia entre un empresario y un soñador es laacción.

El talento es definitivamente un factor de peso en el éxito empresarial,pero los empresarios son más propensos a sacarse &flashquot10&flashquot en esfuerzo queen elegancia. ¿Por qué? Porque la tarea de tomar una idea ysometerla a los varios procesos que la convierten en un negocio es un completodesorden, sobre todo cuando lo que falta es tiempo, dinero y experiencia.

McCann se inició en el negocio de las flores con la compra de la ahoraextinta franquicia de florerías. Le gustaba la idea de vender flores ycreía en los conceptos de mercadotecnia que tenían esosfranquiciantes. Desafortunadamente, ellos no tenían talento para poneren práctica sus buenas ideas. Se echaron a dormir, dejando que McCannformara nuevos grupos (lo cual, evidentemente hizo).

McCann empezó a vender flores sin saber virtualmente nada al respecto,ni sobre menudeo ni de cómo manejar una empresa, y cometió ungrave error, por el cual pagó en dinero y en tiempo perdido. Pero conempeño y determinación siguió adelante hasta dominarlotodo, y creó un imperio. Ser empresario no implica saber cómohacer algo; es saber cómo lograr que las cosas se hagan.

Cuento de Nunca Acabar

Crear un negocio triunfador no es como pintar el techo de la Capilla Sixtina.Este techo, aunque vasto e indefinible, es finito. Usted crea una obra maestra,y ya triunfó.

No así un empresario dinámico. Al margen de lo innovador que seasu negocio original, es sólo el primer esfuerzo creativo que marca elcomienzo de una larga tarea.

Para Ilona Karme, de 36 años, y Nick Scalisi, de 41, cofundadores deKarmic Niche, Inc., en California, la reencarnación es un acontecimientocotidiano. Este hecho no se debe sólo a que diseñan ropa estilobudista; también es porque reinventan constantemente su negocio connuevas líneas e, incluso, nuevos conceptos.

Aunque hace apenas dos años comenzaron, Karme y Scalisi ya registranventas anuales de más de US$3 millones y tienen cuatro marcas de ropa:Little Thrills (camisetas y vestidos para jovencitas), Future Shock (camisetaspara jóvenes), Instant Karma (camisolas de algodón y conjuntos deropa para dormir) y China Surf (ropa casual para mujeres que practican elsurf). Karmic Niche también trabaja con clientes como House of Blues yMTV para crear diseños ``kármicamente correctos'' de camisetas yaccesorios promocionales.

``Es absolutamente indispensable tener nuevas ideas (y ponerlas enpráctica) todo el tiempo'', dice Scalisi, pero ser un empresario nosignifica conformarse con el estatus. Las recompensas de la creaciónconstante no son meramente financieras. Cada nuevo reto viene aparejado con lasatisfacción de haber producido algo. Cada respuesta positiva delmercado trae consigo el placer de haber entrado en contacto con unpúblico. Para los verdaderos empresarios --quienes se esfuerzan porexpandirse-- la evolución no es un trabajo rutinario, es el meollo delasunto.

Apostar con la Vida

Todos conocen algún ejemplar como éste: el prometedor empresariocon un concepto brillante, aptitudes ejecutivas, impulso ydeterminación, y una absoluta incapacidad para arriesgar ni siquiera lamitad de su cuenta bancaria en un nuevo negocio. Eso no es ser empresario, esuna fantasía.

Los verdaderos empresarios apuestan su vida en su negocio. Hipotecan su casa.Acaban (con el consentimiento respectivo, por supuesto) con las cuentas dejubilación de sus padres, y los fondos del colegio de los hijos.Empeñan los aparatos de su hogar. Solicitan inversiones a sus amigos, asus socios, sobre todo, a cualquiera que tenga una cartera con dinero (ver``¿Cuál es su coeficiente emprendedor?'', Entrepreneur abril1999).

Este principio se aplica incluso a los empresarios con negocios depequeña escala y con poco capital. La capacitadora empresarial KimberlyStansell se denomina a sí misma &flashquotsolopresaria&flashquot. Trabaja sola, desde sucasa y sin inventarios.

Pero Stansell, quien anda por los treintas, atinadamente se consideraempresaria, y esto es porque su empresa está en evolución ycrecimiento constantes, y desea apostar sus activos e ingresos en ella. Dadoque Stansell renunció a su &flashquotempleo soñado&flashquot en 1989 para comenzaruna empresa de joyería desde su casa, ha atravesado por variasreencarnaciones, primero como fabricante y experta en mercadotecnia, luego comoautora y ahora como escritora, capacitadora, oradora y asesora.

El negocio de Stansell es pujante, aunque no siempre mide el éxito porlos ingresos actuales. &flashquotCada vez que tomo un nuevo derrotero, hay una bajatemporal (en ingresos)&flashquot, comenta. Toma su tiempo pulir lo que usted quierehacer. Y, para los empresarios, el tiempo es dinero. Pero Stansell consideraque su empresa es una inversión que vale la pena. &flashquotTodo escuestión de aprovechar el potencial para aumentar mis ganancias&flashquot,afirma. &flashquotY para los próximos cinco años, no creo que seafantasioso afirmar que ganaré cinco veces más de lo que ganoahora.&flashquot

La independencia de Stansell, la capacidad para el cambio, la diligencia y elingenio definen su identidad como empresaria. Pero también cuenta suvoluntad de poner su dinero en lo que dice. &flashquotAsumo todos los riesgos en todo loque hago&flashquot, señala. Siempre que una persona tiene el valor de poner todoslos recursos en concretar sus ideas en el mercado, merece todo el reconocimiento.

Usted Fija la Norma

Ganarse el reconocimiento es todo un reto para los empresarios. A diferencia delos empleados, quienes quizá miden su éxito por lasucesión de cargos (y los salarios correspondientes), o losdueños de negocios, quienes afirmarían que tienen estabilidad eingresos regulares de sus compañías, los emprendedores no siempremiden su éxito con indicadores convencionales.

¿Por qué razón? Porque hacer crecer una empresa significacanalizar más utilidades al crecimiento que al bolsillo. Esto significaque, aun a punto de llegar a la cima, quizá deba hasta la camisa, notenga liquidez, traiga un auto destartalado de su vecino, y viva con tantatensión que se vea como la víctima de un crimen de guerra. Eltamaño de su cuenta bancaria no siempre refleja el poder de suempresa.

Para eso, no sirven ni oficinas lujosas y cómodas, ni múltipleslugares y hordas de empleados entusiastas. Stansell, como muchísimos``solopresarios'' emprendedores, enfrenta el reto y la alegría de suestatus. Su falta de equipamiento contradice el espíritu expansivo de suempresa.

De hecho, afirma McCann, lo que una vez pensamos que eran activos --bienesraíces, maquinaria, número de empleados-- son ahora pasivospotenciales. La interrogante solía ser: ¿De quétamaño quiere ser? Ahora la gente quiere saber lo que puede usted hacercon el menor número posible de empleados y recursos.

Y pese a que estas reglas cambian, algo permanece: los empresarios generan suspropias recompensas, su propia motivación. No dependen de laaprobación de los parientes o de la validación de sus vecinos.

El Lado Divertido

Para casi todos los empresarios, la mayor recompensa es la aventura misma. Detodos los empresarios a quienes entrevistamos, no hubo ninguno que no hubieratenido malos momentos, episodios de desesperación y dolor, crisisdiarias, pleitos y depresión. Pero lo disfrutan; para ellos, serempresarios es vivir las emociones más intensas.

El año pasado, el agente de artistas, Adam Bernhard, unióesfuerzos con el restaurantero Alan Finkelstein, y el veterano de las pizzasRichie Palmer, para iniciar una cadena de pizzerías de serviciorápido llamada Richie's Neighborhood Pizzeria, en California. Hastaahora ha sido difícil y tenso. Con dos locales establecidos y otros tresen camino, el papel de Bernhard es atender lo referente a la infraestructura,desarrollo de personal y resolver las crisis.

Por diversión, limpia las mesas y pone las pizzas en los platos. Y noobstante, mantiene su euforia. En parte por su fe en el potencial de lacompañía. &flashquotTenemos la capacidad de llevar esto a un nivelinfinito&flashquot, informa. &flashquotEs realmente emocionante. Pero eso no es todo. Haysatisfacción en dar de comer a la gente --señala-- en tener genteque trabaja para nosotros y que puede mantener a su familia.&flashquot

&flashquotHace unos días nos llamó un cliente para preguntar siteníamos otro local cerca de su casa (a 45 km. de distancia)&flashquot, cuentaBernhard. &flashquotLe gustan tanto las pizzas y se divirtió bastante, que quierevolver. Cuando me disculpé y le informé que este local era elmás cercano a él, suspiró y dijo: `Bueno, pues manejaremoshasta allá'. Fue sorprendente. Fue una experiencia agradable.&flashquot

Así hablan los verdaderos emprendedores. Usted, no se quede corto en sunegocio, actúe como estos entrepreneurs para que tambiénsobresalga y, sobre todo, gane como ellos.

Contactos

1-800-FLOWERS, 1600 Stewart Ave., Westbury, NY 11590, EUA, Internet:http://www.1800flowers.com

Digital Entertainment Network, 2230 Broadway, Santa Monica, CA 90404,EUA Tel. (310) 998-1101

Karmic Niche Inc., Tel. (213) 624-6335, Internet:http://www.karmicniche.com

Kimberly Stansell, 6308 W. 89th St., #306, Los Angeles, CA 90045, EUA,Internet:http://www.kimberlystansell.com

Richie's Neighborhood Pizzeria, 12644 Mulholland Dr., Beverly Hills, CA90210, EUA, Tel. (310) 278-6446