Consultoría

¿Trabajo O Familia

¿Trabajo O Familia
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Trabajo O Familia ¿Trabajo O Familia? ¿Como Lograr el Equilibrio? Al Calor Del Hogar Soluciones

¿Trabajo O Familia?

Equilibrar ambos aspectos no es fácil . . . perosí esencial.

Por Eric Freedman

Existen numerosas motivaciones que impulsan a los emprendedores, pero elromance rara vez forma parte de éstas. Sin embargo, para Gary Schaffer,empresario de Pittsburgh, el amor fue la principal razón para fundar OnTarget Mapping, hace siete años. Al recordar que estaba enamorado de unachica que vivía en Francia, Schaffer explica: &flashquotNecesitaba contar con unaposición que me permitiera visitarla&flashquot.

Al cabo de los años, Schaffer, de 32 años, contrajo matrimonio ysu esposa se mudó a Estados Unidos. Sin embargo, los lazos familiaresaún desempeñan un papel importante en el plan comercial de suempresa que cuenta con 25 empleados. Target Mapping es una empresa detelecomunicaciones que ofrece software de información sobreevaluaciones de riesgo y programación a agencias gubernamentales.&flashquotActualmente estamos penetrando en el mercado europeo y negociando acuerdos dedistribución con Francia y el norte de Europa. Basé lasdecisiones de mi empresa en las personales&flashquot.

No obstante, una situación más frecuente es que los empresariosluchen por conciliar sus decisiones y compromisos familiares con lascomerciales. Alcanzar el equilibrio es esencial para la supervivencia tanto delnegocio como de la familia, pero lo anterior equivale a caminar sobre la cuerdafloja y, al mismo tiempo, resistir el huracán financiero yadministrativo al que se suma el estrés personal. Dan Pierce, instructordel Programa Empresarial en Universidad del Norte de Illinois y profesor deMercadotecnia, observa: &flashquotLa vocación empresarial implica una perspectivafrente a la vida, una postura respecto al negocio y a los asuntos personales.Se reduce a juzgar prioridades y ubicarse en el mundo&flashquot.

Por ejemplo, los empresarios solteros o sin hijos tal vez tengan pocapresión para llegar a casa &flashquota tiempo&flashquot o para dedicar fines de semana aexcursiones con los scouts, pintar la sala o asistir a partidos defútbol infantil, festivales de música o comidas con los suegros.Pero si bien aquellos con obligaciones familiares tienen menos necesidad detrabajar 60 horas o más a la semana, a menudo tienen culpas al perderseviajes, partidos y otros acontecimientos familiares por permanecer en laoficina. Como empresario, es necesario programar las distintas actividades, demanera que el negocio no devore todo su tiempo y energía.

En 1978, cuando Virginia Hilbert fundó Lansing Computer Institute en sucocina, tenía cuatro hijos pequeños. La empresaria reconoce quesu compañía pudo haber crecido más si no hubiera dedicadotanto tiempo a las actividades de sus hijos, incluyendo lecciones demúsica y partidos de tenis. Pero si bien se frenó un poco elcrecimiento de Lansing Computer Institute durante la época en que hubonumerosas obligaciones familiares, jamás se detuvo. Ahora la empresa deHilbert, que ofrece capacitación de cómputo, cuenta con oficinaspropias y entre 75 y 90 empleados, dependiendo de los proyectos.

Sin embargo, Hilbert no es un caso aislado. En 1997, una encuesta realizada porla investigadora KeyCorp, de Cleveland, reveló que, en Estados Unidos,los pequeños empresarios se inclinan dos veces más a crear unacultura comercial que combine trabajo y familia, que los ejecutivos de lasgrandes compañías. Más aún, generar un equilibriosaludable entre trabajo y familia es parte de la cultura corporativa de 92 porciento de los directores de pequeñas empresas.

No obstante, lograr este objetivo no es tarea fácil. De acuerdo con laencuesta mencionada, sólo 17 por ciento de los empresarios hombresconsideraron óptimo su equilibrio entre trabajo y familia, a diferenciade 37 por ciento de las empresarias que lo calificaron como excelente.

¿Como Lograr el Equilibrio?

El primer paso es la planeación. Es fundamental destinar tiempo a lasactividades sociales y familiares, en vez de &flashquotenchufarlas&flashquot, simplemente, cuandocoinciden con un espacio en la agenda.

Ian Parr, fundador de Construction Cost Systems, Inc., con sede en Illinois,dedicó, durante siete años, dos noches a la semana a los partidosde fútbol de sus hijos. Aunque hoy está divorciado, Parr, de 50años, aún destina tiempo a viajes y actividades personales, y alas exigencias de su empresa de 45 empleados, filial de CCS Owner Services, queofrece controles de tiempo y costos, así como servicios relacionados conproyectos de construcción. &flashquotDelegamos responsabilidades en unaatmósfera de confianza mutua. No pienso que el negocio se derrumbe sinmi presencia. Es cuestión de jerarquizar intereses sin agobiarse con eldesafío. Resulta demasiado fácil alejarse de los valores que dancalidad a la vida&flashquot, destaca Parr.

Llevar a cabo los planes no siempre resulta fácil, pero jamás esimposible. Larry Meyer, director de Michigan Retailers Association, cita a uncopropietario de varias tiendas de deportes: &flashquotCuando él y su esposatuvieron un bebé, el comerciante se tomó un mes pese a que eranlas fiestas navideñas (la temporada de más ventas). Loplaneó con su socio. Después de todo, lo primero es loprimero&flashquot.

¿Aspira a contar con más tiempo para usted? Comience porcomprometerse con una o dos actividades fijas, especialmente durante la semana.Tome clases de baile con su cónyuge o acompañe a su hijo a clasesde natación. Destine un par de horas de trabajo voluntario en la escuelade sus hijos, de preferencia en las primeras horas del día.

El segundo paso es programar actividades periódicas, incluyendoconferencias de padres y maestros, excursiones escolares que requieran lapresencia de padres, partidos de fútbol o recitales de música.Quizá no asista a todas, pero es más fácil evitarconflictos familiares si anota estos compromisos en su agenda conanticipación. Si tiene niños en edad escolar, planee díaslibres que coincidan con algunas vacaciones escolares de sus hijos.

El tercer paso es anotar con tinta los aniversarios y cumpleaños de lafamilia. Invite a su pareja a comer. Asegúrese de estar en casa en lasfiestas de cumpleaños.

Al mismo tiempo, es importante aceptar la flexibilidad en sus horarios. Lamayoría de las crisis o las demandas laborales surgen después delas horas de oficina. Como observa Parr, &flashquotEl trabajo diario tal vez requierauna junta en la noche, o llevarse documentos para analizar en casa. Yo ya nointento oponerme a estas exigencias&flashquot.

Sin embargo, la flexibilidad debe operar en ambas direcciones. Y Parrcontinúa, &flashquotSi un amigo me llama a la oficina, le contesto. Si realizo unviaje de negocios, sé que a mi regreso tendré que atender asuntospersonales, como facturas o lavandería&flashquot. Una actitud flexible facilitareaccionar adecuadamente ante lo inevitable, a redistribuir sus horarios detrabajo.

Al Calor Del Hogar

Destinar a la familia sólo el tiempo que permite el trabajo no es lamejor manera de fomentar el equilibrio. &flashquotAlgunos empresarios incluyen cada vezmás a sus familias en el negocio. Los horarios se han vuelto másflexibles, pues la tecnología permite trabajar en casa e interactuar conla familia durante el día&flashquot, dice Dan Pierce.

Cuando Hilbert fundó Lansing Computer Institute, &flashquotcontrató&flashquot a suesposo como instructor independiente, y su hija de ocho años leayudó con envíos de correspondencia. A lo largo de losaños, los hijos de Hilbert han ocupado una serie de cargos en laempresa: una hija realizó trabajo secretarial mientras asistía ala universidad y un hijo manejó la mercadotecnia al tiempo que estudiabaderecho. En la actualidad, dos de sus cuatro hijos trabajan en la empresa: unaes directora de recursos humanos y el otro es director de mercadotecnia. &flashquotSomosuna familia muy unida&flashquot, dice Hilbert.

A los dos años de fundar Construction Cost Systems, Parr contrajomatrimonio y, más tarde, tuvo tres hijos. Mientras éstos eranpequeños, su esposa trabajó en la empresa sólo de 9 a 3,para cuidar los niños a su regreso de la escuela. Los hijos crecieron,la pareja se divorció, pero la ex esposa de Parr aún es directorade mercadotecnia de la empresa.

Ya sea que los miembros de la familia trabajen o no en su negocio, esimportante que sepan lo que sucede en la compañía. El Dr. EdwardHoffman, psicólogo clínico en Nueva York, aconseja hablar delnegocio, tanto en las épocas de bonanza como en las difíciles.Por ejemplo, una situación buena que vale la pena compartir con lafamilia es cuando el empresario enfrenta crecimiento repentino y debe contratarmás personal o mudarse a instalaciones más caras. &flashquotLaexpansión siempre conlleva riesgos y tensiones&flashquot, señalaHoffman.

El experto subraya que si el cónyuge no participa en las operacionesdiarias, es importante valorar la cantidad de información que setransmite y el momento adecuado para hacerlo. Por ejemplo, si la pareja no seinteresa en los detalles administrativos o en los planes financieros, convienehablar de la situación general del negocio, sin entrar en detalles.&flashquotQuizá deba jerarquizar la información compartida, pues de locontrario se impone una carga innecesaria hacia la familia&flashquot.

Soluciones

Una vez que usted experimente los beneficios de equilibrar su vida familiar ylaboral es posible que quiera que sus empleados disfruten la mismaflexibilidad. La ventaja es que el entorno informal de una empresapequeña es ideal para establecer políticas flexibles con elpersonal. La desventaja es que, en dicha atmósfera, se dependemás de ciertos empleados &flashquotindispensables&flashquot. ¿Cómo equilibrarlas necesidades de su empresa y las de sus empleados? Algunas estrategiasincluyen horarios flexibles y compartir tareas en semanas saturadas. La clavepara que estas tácticas funcionen radica en su disposición acomprender las necesidades del personal.

Gary Shaffer determina con sus empleados la forma de satisfacer necesidadesindividuales. Por ejemplo, la vicepresidente de mercadotecnia trabaja semanasde 32 horas, con los viernes libres para dedicarlos a sus hijos. &flashquotNo hay dudade que dichas estrategias imponen dificultades de organizacióninmediatas. Por otro lado, la virtud más preciada en la empresa es lalealtad, especialmente en el reñido mercado de trabajo. Cuandofundé la compañía, no pensaba demasiado en estos asuntos.Al crecer, se hizo evidente que el éxito de la empresa dependíade adaptarla a los empleados. Funciona en ambos sentidos: la empresa necesitaser leal al empleado y se requiere la lealtad del personal hacia la empresa&flashquot.

Shaffer no ha elaborado un manual de políticas para el personal, &flashquotporquenos restaría flexibilidad ante las situaciones que surgen, incluyendo,por ejemplo, la enfermedad de algún familiar&flashquot. Ya sea que suspolíticas de recursos humanos obedezcan a un manual o respondan a lasnecesidades diarias, es importante evitar la arbitrariedad. Las injusticiasprovocan descontento y, en el peor de los casos, pueden dar lugar a demandaslaborales.

Hilbert está orgullosa de la elasticidad de su empresa. Ofrece opcionescomo compartir tareas y la flexibilidad de horarios. Al tomar en cuenta queasiste a numerosas actividades de sus hijos, concluye que es necesario daroportunidades similares a su personal. &flashquotComprendo cuando un empleado quiereasistir a un concierto de su hijo o a una junta de maestros. Sólopedimos que no abusen de los privilegios de disponer del tiempo de oficina&flashquot.

No conviene tratar a la empresa y a la familia como dos mundos distintos, lomismo cuando se refiere a usted que cuando se trata de sus empleados. Reconozcaque su compromiso con ambas esferas debe enriquecer a los dos ámbitospor igual. Después de todo, en ambos se arriesga mucho y las estrategiaseficaces que equilibran el hogar y el trabajo se traducen en el éxito delos dos mundos.

Contactos

Construction Cost Systems, Inc., e-mail: Iparr@ccsos.com

MapInfo Corp., Internet: http://www.otmapping.com

Michigan Retailers Association, e-mail: meyer@retailers.com

Professional Technical Development, Inc., Tel. 001(517) 333-9363, e-mail: ptd-lci@ptd-lci.co