Consultoría

Sabor de Exportación

Sabor de Exportación
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Sabor de Exportación Sabor de Exportación Los Mexico-Americanos Mas Picante, Por Favor Los Estadounidenses Véndale a Sus Paisanos Lo Que Quieren Comer... Contactos

Sabor de Exportación

Cambian los patrones de consumo en Estados Unidos y, con ello, llegancientos de oportunidades para el emprendedor.

Por Elizabeth Lelo de Larrea

Existen en estados unidos dos grupos de consumidores cuyos hábitos deconsumo favorecen en gran medida la exportación de alimentostípicos mexicanos a ese país. El primero está constituidopor la comunidad de origen mexicano que habita en Estados Unidos (ver recuadroen página 65) y el otro, por un creciente grupo de estadounidenses cadavez más interesados en la comida mexicana.

Los Mexico-Americanos

Según Strategy Research, una empresa de investigación de mercadoscon sede en Miami, Florida, los mexico-americanos gastan, cada año,US$2,600 millones en comida de supermercado.

Los datos demográficos arrojados por el último censonorteamericano confirman que la población hispana en Estados Unidosestá creciendo fuertemente. Dicho censo reveló que, en 1997,habría ya alrededor de 30 millones de hispanos en Estados Unidos, locual se traduce en un aumento de 31 por ciento desde 1990.

El número de mexico-americanos en ese país ha aumentadoconstantemente, llegando a constituir un 61 por ciento de la poblaciónhispana total, y estos se encuentran --en su mayoría-- concentrados enlas áreas de Los Angeles, Houston, Chicago y Nueva York. Másaún, se espera un crecimiento explosivo, ya que el 70 por ciento detodos los hispanos en Estados Unidos menores de 20 años son mexicanos.

Contrario a la creencia popular, los mexico-americanos son el segmento hispanocon el mayor número de hogares con altos ingresos: se estima quealrededor del 45 por ciento de los hogares de mexico-americanos registran uningreso anual de US$25,000 o más, mientras que 13 por ciento tienen uningreso anual de US$50,000 o más.

Mas Picante, Por Favor

Según este censo, a los mexico-americanos les gusta gastar su ingresodisponible en productos y servicios típicamente mexicanos y,aquí, la comida es el más claro ejemplo de esta conducta. Losmexicanos que viven en Estados Unidos gastan un mayor porcentaje de su ingresoen comida de supermercado que el promedio de los norteamericanos. Las ventas delos alimentos diseñados para este segmento de mercado (tortillas, salsaspicantes y comida preparada con chile) han crecido a tasas más altas quelas del resto de los alimentos.

Las compañías de alimentos que han tenido éxito en vendersus productos en el mercado mexico-americano han sabido explotar algunasdiferencias culturales existentes. En primer lugar, los mexico-americanostienen una mayor preferencia por comida fresca que el resto de losestadounidenses y gastan menos en restaurantes, pues prefieren comer en casa.Se sientan a la mesa en familia y tienden a comer algo que no viene en cajita obolsita lista para el horno de microondas; prefieren que los empaques indiquenque las tortillas fueron hechas ese mismo día, por ejemplo.

Por otro lado, prefieren comida condimentada con especias y, en general, lacomida picante. Un dato curioso es que, en Estados Unidos, el &flashquotpoder&flashquot de loschiles se mide en unidades llamadas Scoville (en honor a Wilbur Scoville, elfarmacólogo de Parke-Davis que diseñó esta escala, en1912). La salsa de Pace, una compañía norteamericana, ``mide''alrededor de 400 unidades Scoville, mientras que salsas más buscadas porel segmento mexico-americano, como las de Embasa (una empresa filial delmexicano Grupo Desc) que, con sus marcas Pueblito, Gloria, Del Fuerte, Blason yGuacamaya vende chiles que ``miden'' 1,800 unidades Scoville.

En ciertas partes de Estados Unidos, donde los hispanos de origen mexicano sehan asentado, los ingredientes para la cocina mexicana abundan y sonfáciles de encontrar. En otras regiones, estos ingredientestodavía son difíciles de adquirir, aunque su disponibilidad haaumentado con el mayor interés en la cocina mexicana.

Las tiendas que venden productos frescos mexicanos generalmente tienen chiles,cilantro y tomates. Dependiendo de la estación, las clases de chilesdisponibles pueden ser limitadas. Además, casi todas estas tiendasvenden tortillas frescas o congeladas y productos secos y enlatados. Sinembargo, la mayoría de los mexicanos en Estados Unidos extrañauna larga lista de productos difíciles de conseguir. Entre otros,añoran el fideo delgadito, las frutas tropicales como el mango y lapapaya, las verduras como el chayote y el nopal, los panes como el bolillo ylos bizcochos, y los dulces típicos como los ates y los chongoszamoranos. (Ver recuadro en página 66).

Los Estadounidenses

Debido al menú tan limitado de la dieta típicamentenorteamericana, el consumidor estadounidense siempre ha buscado alimentosdiferentes. Sin embargo, es hasta hace relativamente poco tiempo que hanempezado a ser más atrevidos en su elección y han iniciado unproceso de descubrimiento de cocinas internacionales, incluyendo la mexicana.Prueba de ello es el boom de los restaurantes mexicanos en EstadosUnidos.

Esta nueva curiosidad de los estadounidenses, y su disposición a probarcomida típicamente mexicana, se evidencia en los menús: nosólo ofrecen los platillos mexicanos que conllevan menor riesgo ya que&flashquotse parecen a los americanos&flashquot, como las fajitas, o son más conocidos porsu estilo tex-mex, como los burritos, sino que han empezado a introducirrecetas más típicas y elaboradas.

Hoy en día, principalmente en las ciudades con mayor poblaciónmexicana, no es difícil encontrar restaurantes mexicanos que ofrezcanchimichanga, enchiladas de mole, pipián, camarones en adobo, carne asadaa la tampiqueña o crepas de cajeta.

Esta disposición de los estadounidenses a probar comida típica enlos restaurantes también se ha transferido a sus patrones de compra enel supermercado. Tiempo atrás, lo único &flashquotmexicano&flashquot que comprabanera el chili, una mezcla de diversos ingredientes incluyendo jitomate,carne o vegetales y especias, que usaban como condimento, salsa para pasta oingrediente en algún platillo de invención propia. Hoy endía, han extendido su horizonte a productos como tortillas y platillosmexicanos previamente preparados, ya sea congelados o frescos.

Sin embargo, hay que seguir educando el paladar del estadounidense para queverdaderamente conozca, entienda y aprecie la comida típica mexicana. Elestadounidense seguirá descubriendo la infinidad de posibilidades ycombinaciones de la tradición culinaria mexicana, derivadas de sudiversidad geográfica y cultural.

Este gradual descubrimiento se ha visto favorecido por la reciente tendencia acomer saludablemente; comienzan a darse cuenta que el estereotipo de comidamexicana frita y grasosa es erróneo. Al contrario, la llamada altacocina mexicana puede ser muy saludable, pues los sabores provienen de hierbas,especias y salsas a base de vegetales, nueces y granos.

La incursión de los estadounidenses a la comida típicatambién se evidencia por la gran cantidad de libros de recetas mexicanasque han sido publicados recientemente como Rosa Mexicano de JosefinaHoward o los seis libros de cocina mexicana de Diana Kennedy, que hacenénfasis en la riqueza de la comida mexicana, así como de lashistorias humanas y el folclor asociados a ella.

Así que si usted tiene un producto alimenticio típicamentemexicano, recuerde que hay dos nichos de mercado en Estados Unidos muyapetitosos. Evalúe cual, si no es que ambos, desea atacar. Considereexportar sus productos o incluso aliarse con algún distribuidor que lepermita penetrar este creciente mercado.

Véndale a Sus Paisanos

*El 10.3 por ciento de la población total de Estados Unidos es de origenhispano. Esto supone la presencia de alrededor de 30 millones de personasconcentradas principalmente en las ciudades de Los Angeles, Nueva York, Miami yChicago.

*De estos, unos 17 millones son de origen mexicano.

*El 70 por ciento de todos los hispanos en Estados Unidos menores de 20años son mexicanos.

*El ingreso económico de estos 30 millones de habitantes es mayor al PIBde todas las economías juntas de América Latina (excepto Brasil yMéxico).

*Del total de la población hispana en Estados Unidos, 49.3 por cientoson mujeres.

*El 89 por ciento de los adultos hispanos en Estados Unidos tienen alespañol como su lengua materna.

*El fenómeno ha rebasado la frontera norte de Estados Unidos y seextiende a nuestro otro socio comercial, Canadá, donde ya puede hablarsede comunidades hispanas en Ontario, Quebec y British Columbia.

*El 6.5 por ciento de la población canadiense es de origen hispano.

Lo Que Quieren Comer...

Según información de Bancomext y gracias a datos recopilados porsus consejerías comerciales en Estados Unidos y Canadá, losproductos de mayor interés y demanda entre la población hispanade esos países son los siguientes:

*Salsas en todas sus variedades

*Tortillas y productos derivados: tostadas, nachos

*Productos de harina de maíz: tamales, galletas

*Especias y hierbas de olor: tomillo, mejorana, laurel, cilantro

*Saborizantes: azahar, canela, vainilla

*Insumos para elaborar platillos mexicanos: maíz para pozole, chorizo,chiles secos, achiote, piloncillo, melaza, amaranto, pepita

*Alimentos enlatados: chilorio, chile poblano, mole, adobos, frijoles, flor decalabaza, huitlacoche, nopales, guacamole

*Alimentos semi-preparados: sopa de pasta, puré de tomate, arroz, sopade tortilla, chilaquiles, etc.

*Vegetales, hortalizas: aguacate, chile poblano, tomate, camote

*Frutas típicas mexicanas: mango, papaya, fresa, jamaica, tamarindo

*Conservas y jugos de frutas

*Dulces mexicanos: frutas cubiertas, palanqueta, mazapán de cacahuate,muéganos, chongos zamoranos, cajeta, alegrías

Contactos

The Strategy Research, Richard Tobin Miami, FL, EUA, Tel. 001 (305)649-5400.