Consultoría

Etiqueta Rigurosa

Etiqueta Rigurosa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Etiqueta Rigurosa Etiqueta Rigurosa Contactos

Etiqueta Rigurosa

La experiencia de D'Paul antes de convertirse en una franquiciaexitosa.

Por Mathilda West

Dentro de los rubros novedosos en que han incursionado las franquiciasmexicanas destaca el caso de D'Paul, la primera y única franquicia ennuestro país de venta y renta de ropa de etiqueta.

Esta empresa --originaria de Guadalajara-- nació en 1971, pero no fuesino hasta principios de los años 90 cuando optó por crecer através del esquema de franquicias.

Alfonso De Paul recuerda, casi como una pesadilla, uno de los primeros erroresen que incurrió su empresa cuando decidió abrir su primera unidadfuera de Guadalajara. Fue en 1975 cuando inauguró una tienda enLeón, donde descubrieron que nombrar a una persona encargada del negociono garantizaría su éxito. &flashquotSe nos dificultaba mucho estarmonitoreando la unidad desde Guadalajara&flashquot, cuenta De Paul y recuerda que losproblemas eran muchos, desde la falta de interés por parte del personalque ahí trabajaba, hasta cuentas que no &flashquotcuadraban&flashquot. Y aúnasí, como el propio De Paul reconoce, se incurrió en un errortras otro. Abrieron una tienda más en Morelia donde los problemas fueronaún peores que los vividos en su experiencia en León.

No obstante, D'Paul en Guadalajara funcionaba exitosamente, entonces ¿porqué no funcionaba en otras entidades? La respuesta la encontraríaaños después. Por lo que el define como &flashquotcasi una casualidad&flashquot,conoció a Juan Huerdo, uno de los principales promotores del sistema defranquicias en México; tomó un curso de aproximadamente ochomeses, y encontró en las franquicias una forma de alcanzar launiformidad en la operación de sus tiendas. Recuerda que Huerdo,después de estudiar su negocio, le dijo &flashquotEsto es 100 por cientofranquiciable&flashquot y les dio luz verde para comenzar.

&flashquotImplementamos un programa de comercialización formal; bajo un estrictocontrol de franquicia y así es como nos hemos ido expandiendo&flashquot, cuentaDe Paul, que al cierre de esta edición acababa de firmar la venta de laprimer franquicia de esta marca en Cancún. Sin embargo, tambiénreconoce que otorgar franquicias no es fácil y requiere además deuna fuerte inversión económica en la preparación delesquema al implementar cambios radicales al negocio.

Aplicando lo aprendido, la unidad de León --que había sidovendida anteriormente y solamente cobraban algunas regalías por uso demarca-- es hoy la segunda tienda de D'Paul más exitosa, luego de la casamatriz en Guadalajara.

Así fue como De Paul comprendió los beneficios de la franquiciapara estandarizar operaciones y hacer cada establecimiento tan, o más,exitoso que el primero. En 1991 abrieron una franquicia &flashquotpiloto&flashquot en Guadalajaraque, aunque era operada por el propio corporativo, funcionó bajo elesquema de franquicia con el objeto de corregir errores, limar detalles, etc.para no cometerlos en sus otras unidades franquiciadas. &flashquotClaro que hubodetalles para ir mejorando con el tiempo, pero haber recurrido a la franquiciafue todo un acierto&flashquot, dice De Paul.

Hoy, con 26 unidades operando, de las cuales 22 son franquicias, esta empresaestá presente en Hermosillo, León, Cancún, Tuxtla, Cd.Guzmán y planea incursionar en la ciudad de México esteaño, además de atender algunas solicitudes que ha recibido enSudamérica, concretamente de Ecuador y Colombia.

Si D'Paul hubiese elegido por la expansión a través de tiendaspropias y no franquicias, el crecimiento de la empresa hubiera sido muchomás lento. ``En 1990 hicimos un proyecto de crecimiento a mediano plazoque contemplaba contar con apenas cuatro unidades propias en cincoaños&flashquot, reconoce De Paul.

Ahora, la meta es continuar la expansión y, sobre todo, contribuir amejorar la cultura de la renta de ropa de etiqueta en nuestro país, queno está tan arraigada como en otros lugares.

Cuenta que, antes de otorgar una franquicia en Los Mochis, Sinaloa, nuncaimaginó que podría tener éxito en ese lugar: &flashquotCon apenas200 mil habitantes y un calor de 43 grados centígrados, me llevéuna gran sorpresa cuando, al asistir a una graduación, encontrécomo a 45 hombres vistiendo smokings, quienes tenían que viajar aEstados Unidos para rentarlos, pues no había tal concepto en esaciudad&flashquot, cuenta De Paul, quien fabrica, en una planta en Guadalajara, la ropaque distribuye entre sus diversos franquiciatarios en toda la RepúblicaMexicana.

Contactos

D'Paul, Pedro Moreno 926, Sector Juárez 44100,Guadalajara, Jal. Tel. (3) 825-8070, 825-5775, fax (3) 825-8073, e-mail:alfonso@dpaul.com , Internet: http://www.dpaul.com