Marketing

Marketing-302

Marketing-302
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Licencia Para Ganar Un Nuevo Enfoque ¿Qué Buscan los Fabricantes? ¿Está Listo? La Patente. Una Protección Consideraciones Sobre las Regalías Punto de Partida Contacto

Licencia Para Ganar

¿Tiene un invento, pero no quiere comercializarlo usted mismo?

Por Don Debelak

¿Tiene una buena idea, pero le falta el tiempo, la energía, laexperiencia o los recursos para fabricarla y comercializarla? Antes de darsepor vencido, ¿por qué no busca un fabricante que acepte ser sulicenciatario? De esta manera, usted recibe regalías sin tener que hacerel trabajo adicional que promover, fabricar o vender el producto. Una licenciapuede ser el arreglo ideal si usted es l tipo de persona que prefiereabocarse a los inventos, en vez de dirigir una empresa.

Una pregunta muy recurrente es cómo deciden los fabricantes quéproductos comercializar mediante licencia. No hay una sola respuesta a estapregunta, ya que son varias las razones. Sin embargo, Jhon Lisle, presidentede Lisle Corp. , fabricante de productos automotrices especializados, puededarnos varias pistas. Lisle paga regalías a inventores sobre 25 a 30por ciento de los aproximadamente 300 productos que se venden en su empresa.Lisle Corp. Busca inventos de manera activa, tiene un programa formal depresentación de inventos que recibe de 600 a 700 solicitudes poraño y, anualmente, lanza al mercado entre seis y diez productos bajolicencia.

Un Nuevo Enfoque

¿Por qué fabricantes como Lisle buscan productos paracomercializarlos bajo licencia? Con frecuencia se debe a que los inventoresproporcionan nuevos enfoques a problemas comunes que otros miembros del ramono pueden resolver. Por ejemplo, un problema mecánico frecuente es queel tubo neumático que mantiene abierto el cofre de los autos tieneunos sellos que se desgastan con el uso. Cuando el mecanismo falla, losmecánicos suelen recurrir a técnicas improvisadas -una vara deacero o un palo de escoba- para sostenerlo. Al mecánico Fred Fink, deNueva York, no le satisfacía esta solución, así queinventó una pinza sencilla con un tornillo ajustable que puede unirseal tubo en segundos y lo mantiene en su sitio, incluso si los sellosneumáticos ya no sirven. El concepto de Fink solucionó unproblema de mucho tiempo.

Adoptar un enfoque diferente parece sencillo, pero es muy común quelos ingenieros o miembros de un ramo se concentren en una solasolución a un problema. Una vez trabajé para una empresa dentalque daba licencia un dispositivo vibratorio para limpiar los canales de laraíz dental. Hasta ese entonces, los demás productos similarestenían pequeñas limas que rotaban como un taladro, y a vecesse rompía en el diente. La única solución que encontraronnuestros ingenieros consistió en fortalecer la lima rotatoria.

Fue entonces cuando un inventor nos presentó un producto completamentenuevo para limpiar los canales de la raíz. Este producto costaba 50 porciento menos que la solución tradicional, y nunca dejaba una limarota en el molar de una persona. Nuestros ingenieros no encontraron nuevasmaneras de resolver el problema por que estaban completamente enfocados encrear productos tipo taladro, tal y como lo habían hecho siempre.

¿Qué Buscan los Fabricantes?

Además de buscar una nueva solución a un problema, Lisleutiliza otros criterios al evaluar un producto para tomarlo en licencia.¿Qué tan difícil resulta resolver el problema?¿Qué tan buenos son los otros productos que ya están en elmercado? ¿Pueden venderse entre tres mil y cuatro mil unidades comomínimo al año? ¿El volumen de ventas potencial justificael costo del montaje y producción? ¿El productofuncionará de manera confiable como para ponerlo en manos de losconsumidores?

Los primeros dos criterios son los que Lisle considera másimportantes. Los últimos cuatro pueden sortearse si un inventosoluciona un problema difícil, y si los otros productos noproporcionan una buena solución.

¿Está Listo?

¿Necesita un producto terminado para hablarle a un fabricante conrelación a la licencia? Quizá no en todos los casos. Lisleacepta inventos en diversas etapas de desarrollo, desde dibujos hastaproductos que ya se encuentran en el mercado. De hecho, él enrealidad prefiere productos que no están en el mercado, pues susingenieros aplican ingeniería de calidad y de costos a todos losproductos antes de fabricarlos.

Lisle está dispuesto a aceptar un producto sin terminar, por quetiene los recursos en ingeniería para perfeccionar cada idea quedecida aceptar. Sin embargo, este no es el caso de los fabricantes que nocuentan con una estrategia de licencias bien definida, ya que normalmenteque no tienen ingenieros dedicados en concentrarse en los inventos o no lededican tiempo al producto de un inventor. Sí usted desea acercarse auna empresa de este tipo, necesitará terminar su invento antes demostrárselo.

La Patente. Una Protección

Lisle busca ideas tanto patentadas como no patentadas. Si una idea noestá patentada, Lisle puede optar por hacer el trámite sise trata de una idea única, innovadora, pero también pagaregalías por ideas que ni él ni el inventor hanpatentado.

¿Es recomendable invertir tiempo y dinero en patentar un producto antesde entablar pláticas para darlo en licencia? Esta es una preguntadifícil para la mayoría de los inventores. Dado que Lisle dependede los inventores para un gran porcentaje de su línea de productos, sepreocupa por darles un trato justo. Sin embargo, no todas las empresas lohacen así, y si usted no tiene una patente, podría correr elriesgo den perder su idea, a menos que la empresa fabricante firme unadeclaración de confidencialidad y no utilización.

Consideraciones Sobre las Regalías

Lisle normalmente paga regalías equivalentes a tres por ciento de lasventas netas, en el caso de ideas no patentadas, y de cinco por ciento cuandose trata de inventos patentados. Con frecuencia divide la regalía entredos o más inventores que han presentado la misma idea.

Desafortunadamente, la mayoría de los fabricantes no buscan inventos demanera activa, ni tampoco trata a los inventores en forma equitativa. Noobstante, al igual que Lisle, muchas empresas acogen todo producto querepresenta un enfoque único para un problema o deseo. Cuandotrabajé con el fabricante dental ya mencionado, manteníamos unalista de toda área donde los productos que se encontraban en el mercadono resolvían adecuadamente los problemas de nuestros clientes. Esto nosignifica que tuviéramos una mejor solución en mente, perosí que estábamos dispuestos a escuchar a los inventores queafirmaban tener soluciones innovadoras a esos problemas. Otra áreadonde es probable que los fabricantes consideren nuevas ideas son lascategorías de productos que han experimentado pocos cambios durantevarios años.

Una nueva apariencia para un producto puede rendir grandes beneficios alos usuarios finales.

Tocar la puerta de un fabricante para mostrar una idea resulta todo undesafío. Mejore sus probabilidades tomando en cuenta lasrecomendaciones de Lisle y ponga especial énfasis en que su productoes una nueva solución a un problema común. No todos losfabricantes estarán dispuestos a trabajar con usted, pero tendrámás éxito a la hora de concertar citas si ajusta su enfoquea las necesidades de los fabricantes.

Punto de Partida

Para poner en marcha la comercialización de su idea, siga estossencillos pasos:

1. Dibuje su invento. No espere que la gente entienda bien su idea conuna descripción oral.

2. Elabore el esbozo de un anuncio que explique claramente porqué la gente comprará su idea.

3. Decida qué tipo de personas puede ayudarle a vender la idea:representantes de ventas de fabricantes, propietarios de ferreterías,distribuidores de utensilios de cocina y otros participantes del mercado enel cual desee introducirse.

4. Utilice su red personal de contactos para encontrar personas en estaposición: conocidos en la iglesia, padres de familia o maestros en laescuela de sus hijos, padres de otros niños en el equipo defútbol, colegas de su esposo y amigos. . . todos son fuentespotenciales de ayuda. Hable con esas personas y pregúnteles siconocen, por ejemplo, a propietarios de ferreterías o adistribuidores de productos de cocina. Si no es así, pregúntelessi conocen a alguien que pudiera conocerlos. Preguntando entre todos susconocidos encontrará por lo menos diez personas.

5. Pregunte a esos contactos si podrían dedicar entre diez y 15minutos para estudiar su idea. Si usted mismo desea comercializar su idea,pregúnteles si creen que su idea venderá y qué pasos lerecomiendan seguir. Si desea dar en licencia su producto, pregunte a quienesles agrade su idea se interesarían en asociarse con usted.

Si su producto es tan innovador como dice, encontrará personas enel ramo que estarán muy dispuestas a ayudarlo. Por supuesto, todoeso requiere trabajo de su parte, pero la realidad es que cualquiera puedelanzar un producto al mercado -tenga o no el dinero para hacerlo- siemprey cuando sea tenaz y esté dispuesto a promover su idea hastalograrlo.

Contacto

Lisle Corp. , Tel. USA (712) 542-5101, Fax. (712) 542-6591