Emprendedores

Emprendedores-313

Emprendedores-313
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Negocio Sobre Ruedas Contacto

Negocio Sobre Ruedas

De un taller mecánico a la conversión de limusinas delujo.

Por Julián Javier Hernández

En 1987, un joven de apenas 20 años de edad, Manuel Canchola,invirtió $3,000 (el equivalente a unos $30,000 actuales) parainstalar un pequeño taller laminado y pintura automotriz en el garagede su casa, en la ciudad de Guadalajara.

Hoy, Canchola está al frente de un negocio valorado en casi $2 millones,compuesto por una flota de siete limusinas para servicio de alquiler, y unsistema de reconversión capaz de transformar un carro de grantamaño en una sala de teatro o un jacuzzi rodante.

El despegue de este casero negocio surgió en 1989 cuando, luego decomprar un auto Taurus con abolladuras de choque, Canchola decidióconvertirlo en una limusina, que fue vendida en $90,000 a un comerciante deLeón que pasaba por Guadalajara.

La tarea no fue fácil. Dado que la reconversión automotrizes, en gran parte, una técnica artesanal, sus primeros trabajos fueronlentos (la limusina Taurus tardó siete meses, proceso que, hoy endía, tarda unas siete semanas).

Tras la experiencia con la venta de la primera limusina y luego de 11años de jornadas laborales de hasta 16 horas, surgió KrystalKoach Limousines, una empresa cuya mayor audacia fue convertir unaréplica de Lamborghini en una limusina señorial, de diezmetros de longitud, con alberca y cantina incluidas.

Pero la compra del Taurus fue un caso aislado. Ante la carencia decompradores de este tipo de automóviles, Canchola decidió iniciarun servicio de alquiler para ocasiones especiales.

Hoy, este emprendedor también ha descubierto que el éxito deun negocio como el suyo está en la reinversión de utilidades y,con base en esta creencia, es hoy dueño de siete limusinas que rentapara todo tipo de eventos: turismo, bodas, XV años o fiestas degraduación.

A partir de 1995, Krystal Koach ha crecido a una taza promedio de 20 porciento cada año.

Su taller cerca de $80,000 en el proceso de reconversión de suspropias limusinas. El plazo para el retorno de la inversión es dealrededor de dos años por unidad y, descontados los gastos demantenimiento, gasolina y sueldos, su margen de utilidad es de un 18 porciento.

El costo de rentar una limusina promedia los $350 por hora, pero si elservicio contratado es igual o superior a tres horas, las tarifas bajan a$300. Se registran unas 20 solicitudes de alquiler al mes y en la temporadaalta, que abarca los meses de octubre a diciembre, la empresa recibe hasta30 contrataciones mensuales.

Para halagar el ego de algunos curiosos, Canchola ideó un paseo detres horas con chofer, que incluye una botella de vino de importación.Esta promoción se ha convertido en uno de sus productosbásicos.

Bernardo Vázquez, socio de arrendadora Vasa -una empresa de renta deautos- asegura que el alquiler de automóviles ha conocido un repuntedesde el último trimestre de 1996. &flashquotLa depreciación del peso-dice Vázquez- hace que México sea una atractivoturístico especialmente entre los estadounidenses y los chicanos. Estosconstituyen 60 por ciento del mercado arrendador&flashquot.

Por su parte, Canchola continuará con su regimen de reinversión yde búsqueda de nuevos nichos. Entre sus proyectos máspróximos está la construcción de una nueva limusina(equipada con una enorme pecera en el interior) y la división de suempresa en dos negocios independientes: Krystal Limousine para el servicio dealquiler, e International Limousine, como la filial de reconversiónautomotriz.

Contacto

Krystal Koach, Avenida López Mateos Sur 805-C, Col. Jardinesdel Bosque 44520, Guadalajara, Jal., Tels.MEX (523) 647-4414 y 630-2203,fax.MEX (523)121-9091.