De medio tiempo

Genera ingresos muy verdes

México es el principal proveedor de productos orgánicos a Estados Unidos, con exportaciones que rebasan anualmente los 270 millones de dólares, ni 10 por ciento de lo que vale el mercado mundial.
Genera ingresos muy verdes
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Consumir productos orgánicos es una tendencia cada vez más extendida entre personas que prefieren productos libres de sustancias químicas que adulteren el valor natural de los alimentos y pongan en riesgo su salud y la de su familia.

De acuerdo con un reporte de la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad, Conabio, México está posicionado a nivel internacional como el primer productor de café orgánico, concentrándose la mayor producción en los estados de Oaxaca, Michoacán, Chiapas, Chihuahua y Guerrero.

Existe una gran gama de productos orgánicos, tales como café, maíz, ajonjolí, frutas, vainilla, cacao, leche, yogurt, pan, dulces o cosméticos, que usualmente se comercializan a través de tiendas naturistas, tiendas especializadas y cafeterías. Sin embargo, las personas interesadas en incursionar en su cultivo y comercialización, lo primero que deben hacer es revisar la Norma Oficial Mexicana NOM-037-FITO-1995, que establece las especificaciones del proceso de producción y procesamiento de productos agrícolas inorgánicos, cuyo cumplimiento está a cargo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, SAGARPA. La norma enlista los productos permitidos en el tratamiento de los alimentos.

Empresas especializadas

Dentro de las empresas que se han dedicado con éxito a este negocio se encuentra The Green Corner (ver Dinero al natural, Entrepreneur octubre 2004), empresa mexicana que a siete meses de su apertura logró duplicar las ventas de los productores y comercializadores orgánicos a través de su tienda ubicada en la colonia Condesa y que actualmente cuenta con dos tiendas más, una en Polanco y otra en Coyoacán, en la Ciudad de México, donde además de la venta de productos orgánicos, cuentan con servicio de restaurante de comida elaborada con estos productos.

Por otra parte, Aloe Jaumave es una empresa dedicada a la producción y comercialización de bebidas de aloe vera y aloe vera como materia prima, que obtuvo su certificación como productor orgánico en el año 1999. Ramiro Estrada, gerente general de la empresa, platica que no fue un proceso sencillo, ya que en aquel entonces no había tantas empresas certificadoras en México como las hay en la actualidad.

Sin embargo, destaca que los beneficios obtenidos al incursionar en la agricultura orgánica son, en el aspecto económico, que obtienen un sobreprecio con respecto a los productos convencionales y con ello solventan todos los gastos que demanda la agricultura orgánica; en tanto que en el aspecto social, la empresa es reconocida por su labor en la conciencia del cuidado del ecosistema, pudiendo penetrar un mercado exclusivo de productos orgánicos, a nivel nacional e internacional.

Otro ejemplo es Bioplaneta, red nacional integrada por 64 empresas, cuya función es servir de herramienta a empresas comunitarias para que se capaciten permanentemente, mejoren y mantengan su calidad para comercializar sus productos y servicios en los mercados locales, regionales, nacionales y extranjeros de manera justa y equitativa. Sandra Contreras, directora administrativa, resalta que el beneficio de trabajar la agricultura orgánica es ofrecer productos sanos, libres de contaminantes y pesticidas que podrían ser cancerígenos y nocivos para la salud y además en su cultivo se cuida y mejora el medio ambiente; debido a estas características, los productos orgánicos tienen un sobreprecio en el mercado, lo que permite ir mejorando paulatinamente las condiciones de vida de los productores, así como sus instalaciones productivas.

Distribuyen sus productos en tiendas orgánicas y ecológicas en el Distrito Federal, y a través de tiendas comunitarias, como en Mazunte, Oaxaca, o Las Cañadas, Veracruz. También cuentan con un local en el centro de la Ciudad de México donde venden sus productos tanto al mayoreo como al menudeo.

Se parte de este grupo dedicado a cosechar y comercializar productos orgánicos, en beneficio de la salud y de tu cartera, cada día será mayor el número de personas que consuman alimentos con estas características.

Productos sustitutos de químicos en la producción orgánica

Pesticidas: se utilizan repelentes naturales como ajo, cebolla, chile geranio o extractos de plantas con efectos sobre los insectos, pero sin efecto en los humanos.

Fungicidas: se sustituyen por productos a base de soluciones ácidas o alcalinas que cambian el pH óptimo para el desarrollo de organismos dañinos, provocando que no crezcan y mueran.

Herbicidas: se utilizan tecnologías avanzadas de control con calor que asperjan vapor caliente sobre las malas hierbas o bien calor de flama directa, aunque la forma más común es el uso de ovinos que se alimenten de esta hierba en tiempo de no cosecha.

Fertilizantes químicos: se sustituyen por fertilizantes naturales obtenidos de fermentación de materias orgánicas ricas en microorganismos benéficos para el suelo, propiciando una alta cantidad de microorganismos que restauran el ecosistema del suelo para lograr un mejor desarrollo de las plantas.

Fuente: Ramiro Estrada, gerente general de Aloe Jaumave.