Consultoría

Jugosas tendencias

"Lo que determina el éxito del negocio es la capacidad empresarial para comprender claramente un mercado y los nichos de desarrollo potencial, innovar en ellos, anticiparse al mercado y asumir riesgos"
Jugosas tendencias
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En prácticamente todos los sectores comerciales, productivos y de servicios es posible hacer negocios exitosos y rentables con una inversión de 300 mil pesos. Aquí algunas rutas, sigue la que esté a la medida de tu espíritu emprendedor.

Ciertamente hay sectores más atractivos que otros, y no pretendemos hacer de cada negocio, sector, nicho o mercado, un estudio a fondo. Nuestro objetivo es abrirte el apetito y la imaginación con esta lluvia de ideas y reflexiones vertidas por las respuestas de los expertos en negocios. Ellos visualizan proyectos que van de lo más general hasta algunos nichos especializados, pero en su recorrido muestran al lector de Entrepreneur un panorama del mundo de los negocios, poniendo luz en los espacios de oportunidad aún fértiles para quienes buscan emprender o diversificarse en las diferentes ramas. Además señalan las pistas por las cuales se puede triunfar en el intento.

Consumo y servicios, los de más fuerza

Las principales tendencias señaladas por los especialistas siguen premisas muy claras que aquí destacamos.

Martín G. Álvarez Torres, director general de Grupo Albe Consultores, indica algunas pistas muy interesantes:

- Los negocios de comercialización (de servicios y productos) tienen mayor crecimiento que los de manufactura.

- La mayor utilidad la ofrecen los negocios de transformación.

- Los negocios de productos básicos logran mayor crecimiento que los de lujo.

- Los negocios especializados tienen más aceptación que los negocios generalizados.

- Los negocios que dan asesoría en tecnología de la información (Internet, software, hardware) son otra tendencia atractiva.

- Los servicios de salud y belleza a personas de alto nivel adquisitivo representan otra de las opciones que deben ser consideradas (spas, masajes, cremas, tratamientos faciales, alimentación saludable, entre otros).

- En el sector consumo básico para bebés (ropa, alimentos, jabones, champús, juguetes, etcétera), pues es un sector que reporta una de las mayores tasas de crecimiento demográfico.

- El sector de los regalos se perfila muy interesante debido a la demanda que tienen entre la población joven.

Por su parte, Imanol Belausteguigoitia, director del Centro para el Desarrollo de la Empresa Fa-miliar del ITAM, también considera que "cada día, los negocios en nuestro país se orientan más hacia los servicios; dada la situación global que vivimos, quien está en el área de producción, podría correr mayor riesgo porque hay una creciente demanda en este sector". El docente de la Universidad del Claustro de Sor Juana, Rubén Iñigo Tizón, coincide: "Tanto las empresas como las personas, están reemplazando la compra de bienes por la compra de servicios". Y sin son especializados, mejor. " El rubro de las guarderías que ofrezcan más especialización por parte de sus recursos humanos" , anota Deyanira López, coordinadora de microempresa de la Fundación ProEmpleo. Y si pensamos que hay una gran demanda en este sentido por parte de algunas madres que trabajan de tiempo completo y requieren amplitud de horarios en las estancias infantiles en donde cuidan a sus niños, el abanico de oportunidad crece. También, podría ser un excelente negocio como complemento de gimnasios, salones de belleza, e incluso como una oferta adicional de las mismas empresas, que podrían dar un precio especial a sus empleados.

Asimismo, hay quien apunta al crecimiento de los negocios enfocados en el consumidor final. "Aunque es un mercado más competido, también es el de mayor crecimiento. La gente busca negocios que ofrezcan un consumo recurrente (tanto de productos como de servicios)", añade Jorge Padres, director de IronPort Latinoamérica. Según él, los negocios que posibilitan consumos recurrentes, un ingreso periódico y que permitan aumentar la base de clientes, siempre resultarán atractivos.

En este sentido, los sectores más tradicionales, como el de alimentos y vestido, tienen gran potencial en un país como México con una creciente demanda insatisfecha. No obstante, a dichos sectores conviene inyectarles valor agregado para hacerlos competitivos, anota Francisco J. Guerra y Rullán, socio principal de Guerra y Millán Consultores Asociados.

Alimentos, un negocio versátil

"Hay algo que los seres humanos no podemos dejar de hacer: comer. Por ello, con un capital de 300 mil pesos pensaría en un concepto innovador para un restaurante", dice Alejandro Martín del Campo, director de Marketing de Berlitz México. La industria de alimentos representa un nicho interesante para un capital de este monto, "pero con otras ideas", apuesta Luis Álvarez, líder de Grupo Asesor Gastronómico, empresa orientada a la capacitación de hoteles y particulares en la apertura de restaurantes.

Para el emprendedor, "habría que elaborar alimentos con ventajas nutricionales, e incluso establecer restaurantes enfocados en un determinado segmento, por ejemplo el de solteros, que al llegar a un lugar no se sientan mal porque sólo hay mesas para parejas y familias". Álvarez asegura que sólo hay que detectar las necesidades de la gente en la actualidad y dar un plus al servicio ya establecido. Por ejemplo, ¿cuántos diabéticos no están en busca de nuevas opciones alimenticias para variar sus dietas?, o ¿cuántas mujeres no requieren de un negocio que les ofrezca opciones sanas de alimentación para seguir sus dietas, con sólo levantar el teléfono?

Algunos especialistas relacionan este rubro con el esquema de franquicias de bajo costo. ?Quizá adquiriría una franquicia del sector de alimentos, tomando en cuenta que estamos hablando de un bajo presupuesto?, dice Carlos Lang, director de Damage Control, ?este sector, desde mi punto de vista, es el más atractivo a futuro?.

Datos de la Asociación Mexicana de Franquicias reportan que en lo que va de 2006, este sector ha mostrado un crecimiento del 8 por ciento, apunta Alfredo Barrientos Castro, subdirector de Desarrollo Corporativo de Grupo Zurich México, quien se sentiría atraído por una marca en el sector farmacéutico o restaurantero en el DF o Querétaro. El ejecutivo recuerda que este modelo de negocio es rentable y experimentado "en donde vamos a apostarle al esquema ganar-ganar".

Sin embargo, también hay quien se inclina por un negocio independiente. Jorge Padres, de Iron-Port Latinoamérica, dice que para arrancar con esa cantidad ?pondría algo que requiera poca inversión y que tenga un retorno rápido. Algo de consumo. Un puesto de tacos, por ejemplo. Para esto no requiero invertir en loza, en mobiliario ni en empleados. Un negocio así, me permitiría empezar a trabajar solo, y me daría un retorno rápido de la inversión?. Otra opción que se ve cada vez con más frecuencia en las calles es el negocio de las hamburguesas al carbón, parece ser una atractiva moda.

Por su parte, Álvarez Torres, de Albe Consultores, menciona: ?La comida rápida reporta mayor tasa de crecimiento que los restaurantes establecidos, por lo que no puede perderse de vista como nicho?. Otra opción es abrir un pequeño lugar, café-restaurante, con decoración temática, ?en Estados Unidos el concepto tiene gran auge?, recuerda Agustín Mier y Terán García, presidente del Consejo de Administración Emprende México.

En otra veta del sector, la creación de nuevos productos y empaques es interesante. Con 300 mil pesos se podría establecer un negocio en el sector agroindustrial, comenta Erick Medina Ganzo, dueño de la compañía Re Evolución Empre¬sarial, que elabora salsas. ?La idea es una empresa que dé valor agregado a los productos en estado natural, por ejemplo, darles una nueva presentación, cambiar un empaque para su comercialización e, incluso, transformar algún producto cultivado, después de investigar previamente el mercado al que se dirigirá?.

Exportación e Internet

Los mercados externos representan un nicho muy atractivo en el rubro de alimentos. Para Carlos Héctor Naranjo Iturralde, gerente de negocios de la empresa Negocios y Proyectos empresariales, en San Luis Potosí, una opción viable y rentable es la instalación de una fábrica de tortillas de maíz (tortillería tradicional mexicana) y de harina de trigo, en el mercado centroamericano. El empresario sugiere invertir en tecnología versátil, un buen programa de capacitación y un buen plan de comercialización, para aumentar las posibilidades de éxito.

?La exportación de alimentos procesados o semiprocesados mexicanos hacia mercados de gustos y cultura similares al nuestro, o bien, a los mercados conocidos como de ?la nostalgia´ puede ser muy rentable. Por las facilidades de inversión y la tasa de rentabilidad del mercado, Nicaragua y Costa Rica pueden ser destinos interesantes?, anota. Como es bien sabido, los mexicanos en Estados Unidos representan un suculento nicho.

Asimismo, con 300 mil pesos se pueden desarrollar proyectos, haciendo uso de la tecnología como principal herramienta. Uno de ellos podría ser la transmisión de cultura y todo tipo de información por Internet, por ejemplo, precisamente entre los mercados mexicano y estadounidense, comenta Alfredo Nava, director de la Aceleradora de Negocios Anáhuac del Sur. ?Hay compañías multinacionales buscando empresas que hagan marketing para influir en las decisiones del consumidor latino?.

Los proyectos que digitalicen contenidos impresos (como publicidad) en modelos más novedosos como el celular, pueden ser excelentes negocios, por otro lado. ?En la Aceleradora existe una iniciativa de comercializar en forma digital recetas mexicanas?, señala. Otra idea es crear una galería de arte virtual mediante la cual se vendan y promuevan obras de artistas mexicanos.

En este mismo sentido, Sergio García Cantú, director de Creativos, INC, sugiere invertir en una comercializadora para exportación, vía Internet. Para el empresario, las zonas de interés son Tijuana, León, Guanajuato y Ciudad Juárez, así como las áreas conurbadas de las grandes zonas metropolitanas, como Monterrey, Guadalajara y el Distrito Federal. ?Aunque de preferencia se buscaría un lugar virtual (e-commerce), apoyado en el punto de venta de local físico temporal en el extranjero (Expos), con un fuerte apoyo publicitario de web, interactivo, navegaciones virtuales, video, y otros. La inversión, comparada con un negocio tradicional, es 70 por ciento más baja, en promedio.

?La web es una oportunidad para penetrar mercados nuevos, aumentar las ventas, administrar el historial de compra de los clientes, conocer estadísticas por productos, marca, línea, género, cliente, día, mes, año, etcétera?, señala García Cantú. Por cierto, la demanda de construcción de páginas web sigue en auge, ?por lo que podría ponerse un centro de diseño, las empresas de todo tipo necesitan asesoría sobre su imagen corporativa?, dicen Gisela Medina y Celina Madero, titulares de la Incubadora de Empresas del TEC de Monterrey, campus Santa Fe.