Pymes

El Salvador. Mayor crecimiento y oportunidad para PYMES

La economía salvadoreña aumentó durante 2006 un 4.2 por ciento, la mayor tasa registrada en los últimos 10 años. El sector tiene una gran oportunidad
El Salvador. Mayor crecimiento y oportunidad para PYMES
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El secretario técnico de la Presidencia, Eduardo Zablah, señaló que en 2006 se revirtió el decrecimiento que se observaba desde 1997, pues sólo en ese año la economía salvadoreña reportó un aumento de cuatro por ciento. Agregó que dicho crecimiento es el reflejo del esfuerzo del sector productivo.

Sin embargo, la presidenta del Banco Central de Reserva (BCR), Luz María Portillo, señaló que la tasa se logró por diversos factores, uno de ellos es que la inversión privada aumentó 5.6 por ciento, aunque no brindó cifras oficiales.

Otro factor que puso dinamismo a la economía fue el incremento en 18 por ciento de las remesas familiares, que llegaron casi a 3.3 millones de dólares.

Pymes en El Salvador

El Salvador tiene más de medio millón de micros, pequeñas y medianas empresas (pymes). Se calcula que emplean al 66 por ciento de la población económicamente activa y aportan el 44 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Las pymes, identificadas como empresas que emplean hasta 100 trabajadores, tienen un papel fundamental para el desarrollo de la economía nacional.

En El Salvador existe la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), institución encargada de promover, facilitar y coordinar la ejecución de políticas, estrategias, programas y acciones para el desarrollo integral de las micro y pequeñas empresas.

A continuación, los programas que se están ejecutando:

* Fondo de Asistencia Técnica, FAT. Ofrece un subsidio de hasta un 80 por ciento para la contratación de los servicios de asistencia técnica. Este programa tiene líneas directas en beneficio del fortalecimiento de la oferta de servicios y la asociatividad en el país.

* Bono de capacitación, BONOMYPE. Apoyo a la capacitación para las empresas del sector que lo soliciten.

* Programa de Ampliación del Microcrédito. Con éste se busca ampliar el financiamiento a las micro y pequeñas empresas de El Salvador. Todos estos son esfuerzos enfocados a buscar el cambio dentro de las empresas del sector para fortalecer su competencia frente a las nuevas tendencias de las economías mundiales.

En El Salvador aún no se tiene una definición única de las micro, pequeñas y medianas empresas, y actualmente se utiliza sólo el criterio del número de empleos para clasificarlas:

Micro empresa: hasta cuatro empleados

Pequeña empresa: de cinco a 49 empleados

Mediana empresa: de 50 a 99 empleados

Radiografía de las pymes

La mayoría tiene expectativas con la entrada en vigencia del TLC. Algunas ven la oportunidad de arañar una tajada del mercado estadounidense con menores costos, gracias a que no pagarán aranceles, pero saben también la necesidad de hacer inversiones.

Las recomendaciones:

* Conamype: asociaciarse y usar la informática.

* Fundación para el Desarrollo Sostenible de la Pequeña y Mediana Empresa, Fundamype: financiamiento para las pymes, porque la falta de capital es su principal problema.

* Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios, Ampes: centralización de los programas que apoyan la exportación.

Un ejemplo de retos y oportunidades es la Sociedad Cooperativa de Apicultores de El Salvador (Scaes), que tiene en mente vender su miel en Estados Unidos, pero para hacerlo, según su presidente José Ernesto Rodas, tendrán que aumentar su producción y la cantidad del personal.

Scaes exporta miel en barriles a países de Europa como Alemania, Italia y Francia, y los principales obstáculos para no vender antes a Estados Unidos fueron el pago de aranceles y los precios bajos para su producto.

Oportunidades

Max Portillo, presidente de la junta directiva de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (Ampes), afirmó que con el TLC se abren mercados, pero también tendrán nuevos retos y desafíos que con ingenio deben superar.

"Si las empresas locales no pueden luchar con una multinacional, deben buscar alternativas que les generen más rentabilidad", aseguró. Una forma es maquilarle a las grandes firmas sus productos o ciertas partes de éstos.

Para Portillo, una de las mayores necesidades de los medianos y pequeños empresarios es la centralización de todos los programas de apoyo para la exportación. "Las oficinas deberían estar en un único lugar para que trabajaran de forma conjunta. Además, ayudaría a agilizar los trámites", añadió.

Haydée de Trigueros, directora ejecutiva de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), afirmó que la mejor forma de que los empresarios enfrenten los nuevos desafíos es mantenerse informados, tecnificarse e innovar.

Opinó que el camino a seguir para las pymes es la asociación o la creación de alianzas. "Pueden incluso realizar investigaciones de mercado o envíos de productos al extranjero de manera conjunta", dijo De Trigueros.

Conamype trabaja en la capacitación de 50 proyectos asociativos en diversas áreas como artesanías y agroindustria.

La funcionaria agregó que otra de las tareas pendientes de las micro, pequeñas y medianas empresas es trabajar en la calidad y la competitividad, que significa buscar una mayor productividad.

En el acelerado crecimiento mostrado en 2006, los sectores que más aportaron al crecimiento del PIB fueron comercio, restaurantes y hoteles.

Les siguen los sectores agropecuario y manufacturero, el del transporte, almacenamiento y comunicaciones, entre otros.