Consultoría

Que te envidien los grandes

Los pequeños comercios tienen en su poder un valioso arsenal de estrategias de marketing que ni los más poderosos pueden imitar. Reconócelas y utilízalas
Que te envidien los grandes
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Sabías que las grandes corporaciones le tienen envidia a los pequeños comercios? Sí, leíste bien. En cierto nivel, muchos de los mayores dolores de cabeza que sufren los altos ejecutivos son problemas inexistentes para el pequeño comerciante. Las virtudes del chico con respecto al grande son en esencia tres: flexibilidad, creatividad, y rapidez.

PRODUCTO SÓLO HAY UNO

La base más importante para que un pequeño comercio logre una imagen inolvidable y un posicionamiento exclusivo, es su oferta de productos. No importa si vende artículos decorativos, revistas y periódicos, productos orgánicos, o accesorios femeninos, lo que tiene que procurar es que sus productos sean absolutamente originales. Busca proveedores caseros, o artesanos indígenas que elaboren artículos interesantes y autóctonos. Si deseas importar, consulte la oferta de países diferentes a los tradicionales. Tal vez encuentres opciones originales de dulces en Eslovaquia, zapatos en Perú, infusiones de Líbano, o cervezas de Bangladesh.

EL SERVICIO QUE CONRQUISTA

La prolongación del producto es el servicio. Y la lealtad auténtica del cliente no se gana con tarjetas de membresía ni con puntos o millas, sino con un servicio excepcional. A diferencia del servicio limitado y burocrático que uno encuentra en las grandes tiendas, puedes seducir a tus clientes con tu conocimiento de los productos, con anécdotas del negocio, y un seguimiento personal a cada uno de sus compradores. La tienda Music Room, ubicada en Polanco, en la Ciudad de México, es de apenas unos 10 metros de superficie, pero sus clientes son recurrentes y compran mucho.

ACTIVISMO COMUNITARIO

Una tienda bonita y exitosa se vuelve patrimonio de la colonia y el barrio en el que se encuentra.

Tal es el caso de la librería Nalanda (de Coyoacán), los Tacos Árabes El Greco (de la Condesa), o la Pastelería Petit Four (de San Miguel de Allende). Volverse parte de esta estirpe implica una activa participación en la vida cultural de la colonia.

Apoya las labores de restauración de obras e inmuebles, acércate a los dirigentes de la localidad, abre tu espacio a los músicos y pintores del barrio.

LA PUERTA AL MUNDO

Otra estrategia implica recrear las tendencias más innovadoras que se estén dando en otros países. A través de Internet es posible conocer qué están haciendo los negocios del ramo en otros continentes, así como las innovaciones más vanguardistas. Por ejemplo, algunas tendencias que se están dando son restaurantes con cine o teatro, tiendas de cómics con videojuegos, pastelerías en donde el cliente mismo elige y prepara las cubiertas y betunes, tiendas de lentes oscuros con estética integrada, mueblerías para solteros con juguetes y bromas adultas.

DA DE QUÉ HABLAR

La consecuencia natural del punto anterior es poner a la gente a hablar de ti. La mercadotecnia viral es aquella que se reproduce de boca en boca, y su poder de impacto es enorme. Además, goza de mayor credibilidad que la que se hace en medios masivos de comunicación. Un concepto original pondrá a la gente a hablar. Cuando la colonia Condesa se puso de moda, a principios de los años noventa, parte de lo que la gente comentaba era que los meseros y meseras de los restaurantes eran todos jóvenes atractivos y con una actitud irreverente, muy diferente a los meseros tradicionales.

LOCALES QUE VENDEN

La ubicación y acondicionamiento del local también es una herramienta mercadológica que puede marcar la diferencia. Piensa en la superficie y determina si es suficiente para tu personal y mercancía. La distribución de anaqueles y exhibidores debe seguir una ruta ideal para maximizar las compras y facilitar el flujo de gente. No descuides la accesibilidad al mismo, así como el tipo de puertas, aparadores y ventanales. Éstos deben ser decorados por creativos profesionales, y conviene cambiarlos frecuentemente. Una tienda exitosa es aquella que se reconoce e identifica de manera instantánea y con asociaciones emocionales positivas.