De medio tiempo

Decoración

Estos negocios con servicios añadidos han logrado despuntar con éxito. pero Es importante que sepas hacer otro tipo de trabajos
Decoración
Crédito: Depositphotos.com

Las casas de decoración son negocios que en la actualidad ofrecen un servicio integral para la remodelación de espacios. También en estos locales se comercializan materiales típicos de decoración de interiores como son: pisos, alfombras, tapices, cortinas, persianas, entre otros. Y en algunos sitios añaden servicios: arreglos de carpintería, plomería, electricidad, albañilería, pintura, herrería así como servicio de limpieza en general.

Un negocio que ofrece este servicio integral es el de José Luis Vilchis, decorador con casi 30 años de experiencia, quien en temporadas altas llega a sumar a su plantilla a 20 empleados más. De fijo, el negocio de Vilchis tiene cinco empleados (básicamente costureras y carpinteros).

En este giro se obtiene un margen de ganancia de 30 por ciento, en promedio, aunque en algunos materiales "como en las cortinas", se llega a ganar hasta el 100 por ciento. Este tipo de negocio se puede abrir con muy poco dinero ya que se financia muy bien con los anticipos que deja cada cliente, según refiere María Eugenia Vilchis -esposa de José Luis y administradora del negocio-, quien señala que con un par de taladros industriales, una caja de herramientas básicas y con prácticamente 10 mil pesos se puede abrir una tienda de materiales de decoración.

Con información de los entrevistados, la temporada difícil para las casas de decoración son los meses de abril y mayo, mientras que la mejor época son los meses de noviembre a enero cuando las familias tienen más dinero y optan por darle mantenimiento o una renovación total a sus hogares.

Sin embargo, en la temporada alta el problema que enfrentan estos negocios es la falta de existencias por parte de los proveedores. Se sugiere que en los meses previos se invierta en inventario.

Sin duda alguna, la etapa más difícil es el arranque y los tres primeros años. A decir de los Vilchis, después del quinto año el negocio marcha solo. Miriam Sordo, decoradora de interiores, recientemente abrió su local, tiene escasos cuatro meses y no ha dejado de invertir en promoción y publicidad.

También sigue sufragando la mayor parte de los gastos: renta y salario de un empleado.

Los inicios

José Luis Vilchis se inició en el negocio a los 15 años de edad, ayudaba a sus hermanas como colocador de medio tiempo. Posteriormente decidió independizarse y dedicarse de lleno. Vilchis cuenta que de este negocio familiar se han desprendido otras cinco casas de decoración entre el resto de sus parientes. "El mercado es tan grande que no afecta el que esté un tanto competido", asegura el emprendedor.

Por su parte, Miriam Sordo cuenta que, a pesar de su formación de ingeniero mecánico, su pasión siempre ha sido la decoración de interiores. A sus 34 años, decidió emprender su propio negocio guiada por la inquietud de independizarse y dedicarse a lo que más le gusta: la asesoría en estilos de decoración.

Sordo calcula que en menos de dos años podrá renunciar definitivamente a su empleo actual (en una conocida armadora de autos) para dedicarse de tiempo completo a su negocio. Sordo arrancó su local con alrededor de 38 mil pesos. Los gastos mensuales ascienden a 12 mil pesos -cuatro mil corresponden al alquiler del local y otros cuatro mil al salario de su empleada-, utiliza su propio coche compacto como vehículo utilitario, no invirtió en inventario y el primer mes de operaciones atendió a seis clientes, quienes le demandaron principalmente cortinas, persianas y piso laminado.

El mercado

José Luis Vilchis pensaba que las ventas iban a bajar debido a la situación económica del país. Afortunadamente estos últimos seis años fue todo lo contrario. El local de Vilchis se ubica en Metepec, Estado de México, zona próspera que en los últimos tres años se han construido cerca de 25 nuevos fraccionamientos a quienes ha atendido. La misma oportunidad vio Miriam Sordo, quien también abrió su negocio en una zona aledaña.

Los entrevistados dicen que el 90 por ciento de sus clientes lo conforman los hogares, mientras que el 10 por ciento restante son empresas, gobierno e industria.

A los primeros les interesa más el precio, mientras que a los segundos les importa más la calidad tanto de los productos como del propio servicio -detalles en la mano de obra, en la colocación, entre otros-, sin fijarse tanto en el costo y, aunque este tipo de clientes es más esporádico, normalmente el monto de la venta viene siendo más rentable que varias ventas al público en general, según José Luis Vilchis

El negocio de Vilchis ha decorado dos veces la residencia oficial del Gobernador del Estado de México, ha maquilado cortinas que se exportaban a Venezuela y ha atendido a diferentes corporativos para decorar todas sus oficinas y las de sus sucursales.

Otra característica del mercado es que el 95 por ciento de los clientes son mujeres, quienes son más detallistas y exigentes.

Los Vilchis, que han atendido a tres generaciones de clientes, han observado que en este giro el sexo femenino es quien toma la decisión de compra aun cuando no necesariamente sean ellas quienes paguen por el servicio. También son las mujeres quienes recomiendan su trabajo "para bien o para mal". "Por eso es muy importante dejar satisfecho al cliente y ganarse su confianza. Hay que trabajar en el renombre y en que sea garantía de calidad y buen servicio", aconseja el entrevistado.

Ejercicio financiero

Si se considera la adquisición de un vehículo de medio uso para transportar los materiales, la inversión inicial asciende a prácticamente 100 mil pesos.

Ahora bien si ya cuentas con un auto, podrías abrir el local con tan solo 50 mil pesos, con los cuales acondicionarías el sitio, pagarías el depósito y adquirirías la herramienta básica para hacer las colocaciones de las ventas iniciales.

Por la complejidad y la variedad de productos que se comercializan en una casa de decoración, y para poder observar si este negocio es rentable, simplificamos este modelo de negocios con el supuesto de que los clientes particulares acudirían a comprar dos productos: alfombras y persianas, para decorar un espacio estándar de 6 x 6 metros y dos ventanas de 3 x 2 metros, lo que en promedio sería una venta por cliente de poco más de siete mil pesos.

En este escenario, un negocio de esta naturaleza arrojaría utilidades mensuales, en promedio, de 48 mil pesos, erogándose cada mes 18 mil pesos por concepto de salarios y renta, principalmente.

Al final del ejercicio, podrás tener ganancias por más de 500 mil pesos. Según los cálculos económicos para medir la factibilidad del negocio, se encuentra que a una tasa de rendimiento requerida del 15 por ciento, el Valor Presente Neto (VPN o VNA) de la inversión es de poco más de 155 mil pesos, cifra que indica que la inversión es factible. La Tasa Interna de Rendimiento (TIR) de la inversión es 26 por ciento.

Si se cumplen las expectativas del presente ejercicio, la inversión será recuperada al sexto mes de operaciones.

Cursos para ti

Diversas universidades imparten cursos sobre diseño de interiores. Incluso hay quienes los dan vía electrónica. Los costos varían y pueden ir desde 870 pesos hasta 3,000 pesos. Por ejemplo, en www.arq.com.mx ofrecen cursos presenciales y también hay universidades españolas que lo hacen a distancia.

Contacto

Decoraciones KON ARTE. José Luis y María Eugenia Vilchis. Tels.: 271-6024/319-4330. Cel.: (045-722) 129-3175

Ideas, Diseño & Decoración. Miriam Sordo. Tels.: (01-722) 319-3103 / 319-3104. Cel.: (045-722) 160-3850

PRINCIPALES PROVEEDORES:

Alfombras Luxor y Terza. www.terzadecoracion.com

Persianas Hunter Douglas. www.hunterdouglas.com.mx