Marketing

Estudia y haz negocios

Tener un grado académico puede ser un enriquecedor complemento para poner en práctica tu vena emprendedora
Estudia y haz negocios
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Sabemos que puedes ser un emprendedor de éxito aún si tu historial universitario es terrible -y también sabemos que ser el primero de la clase no te garantizará el éxito en los negocios. Pero esto no significa que debas olvidar por completo tu desempeño universitario. "Es importante trabajar con ahínco y esforzarse al máximo, y las calificaciones serán resultado de esta combinación", dice Jay Azriel, profesor asistente de cultura emprendedora en el Centro de Estudios Empresariales de la Universidad Seton Hall de South Orange, Nueva Jersey, Estados Unidos. Las calificaciones no son tan importantes, explica Azriel, como las destrezas y el conocimiento que se derivan de las clases. Es mejor obtener un siete y entender a fondo una materia como contabilidad o finanzas o la elaboración de un plan de negocios, que obtener un 10 pero no tener ni la más remota idea de lo que se vio en clase.

Por ejemplo, Michael Schneider, estudiante de 25 años, puso en práctica parte de su cultura emprendedora (entrepreneurship) y administraba un negocio, pero no le iba bien con sus materias en la universidad. En 1998, cuando aún estaba en la preparatoria, fundó Fluidesign, empresa de asesoría en diseño gráfico y tecnología para diseño vía Internet con sede en Los Ángeles. Al asistir a la Universidad de California del Sur, para consternación de sus profesores, Schneider apenas estudiaba para pasar las materias y ahorraba la mayoría de su energía para administrar el negocio. "En realidad no existía equilibrio", recuerda Schneider. Y aunque batalló con sus calificaciones hasta su graduación en 2003, su empresa ha alcanzado bastante éxito, pues pronostica ingresos de 1.8 millones de dólares en ventas para 2006.

Al igual que Schneider, a muchos estudiantes que son emprendedores se les hace difícil equilibrar sus actividades. La multitud de responsabilidades son la única posible razón de que sus calificaciones no midan su verdadero potencial de éxito, indica Azriel. Algunos de ellos administran sus negocios propios mientras estudian de tiempo completo, además de hacer espacio para sus obligaciones personales. En ese tipo de situaciones, los estudiantes deben organizar sus prioridades para cumplir con sus compromisos escolares y de negocios.

Matthew Lauzon descubrió que sus calificaciones mejoraron conforme su negocio tenía mayor éxito. Estudiante de Babson College en Wellesley, Massachussets, Lauzon y su socio, Jason Reuben, fundaron Paragon Lake, empresa que fabrica diamantes y los vende al público vía Internet (www.paragonlake.com). Esto ocurrió en su primer año de la carrera y sus calificaciones subieron de 2.8 a 3.8 en promedio general. "En el segundo y tercer años veía un balance general o un estado de ingresos, y no tenían ningún sentido para mí", dice Lauzon. "Ahora los elaboro para mi negocio". Matthew planea graduarse en mayo, y los dos jóvenes esperan que sus ingresos aumenten de 100 mil dólares en 2006 a unos cuantos millones de dólares en 2007.

Así, los estudiantes-emprendedores deben pensar en dedicarse más a sus estudios, no como una forma de obtener un 10, sino como una manera sabia de invertir. "No me preocuparía por la calificación. Me preocuparía por entender el estilo de vida (de la actividad emprendedora) y sus riesgos, para evitar cometer algunos errores comunes de los emprendedores", dice Bill Guerrero, profesor del Purchase College, Universidad Estatal de Nueva York (SUNY), en Purchase, Nueva York. "No les garantizará el éxito como emprendedores, pero les ayudará a que los errores más comunes no sean tan graves".

CONTACTOS

Jay Azriel

Profesor asistente del Centro de Estudios de Actividad Emprendedora Seton Hall University www.shu.edu

Bill Guerrero

Purchase College www.purchase.edu

Matthew Lauzon

www.paragonlake.com

Michael Schneider

www.fluidesign.com