Recursos Humanos

Banca en línea

Los servicios bancarios vía Internet ahorran mucho tiempo, el costo para empresas es moderado y los mecanismos de seguridad cada vez son más férreos. ¿Sabes cuál te conviene?
Banca en línea
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Las personas físicas con actividad empresarial y las pequeñas y medianas empresas pueden encontrar en la banca por Internet un medio que les apoye en el desarrollo de sus negocios.

Los bancos establecidos en el país ofrecen múltiples servicios en línea, los cuales se adaptan a las necesidades de todos los consumidores para realizar el pago de créditos, de la nómina, cuentas por pagar o por cobrar, tarjetas de crédito y también el pago de impuestos.

Un gran número de usuarios de las sucursales bancarias están migrando a este medio.

Por ejemplo, las grandes empresas están obligadas a presentar sus operaciones fiscales por esta vía y les resulta más barato realizar sus transacciones financieras por Internet.

Los pequeños empresarios también utilizan la red para operar. Así se ahorran tiempo al realizar sus traspasos y pagos, además de que lo hacen de manera segura.

De los 20 millones de usuarios de la "carretera de la información" que hay en México, 3.4 millones realizan por lo menos una operación bancaria en línea.

De ahí que la mayoría de las instituciones financieras, incluso las pequeñas, ponen a disposición de su clientela diversos servicios electrónicos para hacer más eficiente las operaciones de las personas dedicadas a la actividad empresarial.

Por supuesto, es importante mencionar que ante la sofisticación de los ataques de los ladrones cibernéticos, los bancos lanzaron desde hace año y medio diversos mecanismos para hacer más seguro el acceso de sus clientes a la web; estos dispositivos de seguridad incluyen claves dinámicas de ocho dígitos, con los que se pueden generar más de 100 millones de posibles combinaciones o tarjetas con combinaciones de números y letras.

Instituciones financieras como Bancomer (que fue de las primeras), Banamex, Santander y Banorte han bautizado estos aparatos con nombres como "Token", "Netkey", entre otros, aunque son similares. El cobro del servicio varía, según el banco.

En su conjunto, y con diversas estrategias de por medio, las instituciones bancarias ofrecen a sus clientes estos aparatos que, en el caso de que los usuarios sean frecuentes, no tienen ningún costo para ellos, aunque quienes realizan pocas operaciones, principalmente personas físicas, tienen la obligación de pagar el dispositivo, así como una cuota por transacción. Acércate a tu banco y tramita tus dispositivos de seguridad.