Consultoría

Multinivel: un negocio propio

Para los especialistas, este nicho, en México y en toda América Latina está en crecimiento y prevén que nacerán muchas más Pymes ligadas a este sistema
Multinivel: un negocio propio
Crédito: Depositphotos.com

En México ya se manejan numerosos productos bajo el esquema de multinivel: cosméticos, fragancias, artículos de limpieza, plásticos, ropa, joyería de fantasía, complementos nutricionales, libros, enciclopedias, material educativo, zapatos, entre otros.

La comercialización bajo este modelo de negocio ofrece la oportunidad de ser independiente, vendiendo bienes y servicios al consumidor final, y desarrollando o capacitando una organización o red de distribuidores independientes para que hagan lo mismo.

El éxito del sistema muestra un importante crecimiento de la industria de venta directa: entre 2000 y 2005 registró un aumento de 38.5 por ciento e involucra hoy a casi dos millones de personas en México.

En este sentido, el consultor internacional en venta directa y multinivel Joaquín Jenins explica que "la edad promedio de la fuerza de ventas es de 35 años y está comprobado que no tiene límite superior, aunque la edad mínima legal es de 18 años".

Actualmente, casi 58 por ciento de los productos de venta directa que se comercializan en el país están en el sector de cosméticos y artículos de belleza; otro 25 por ciento pertenece a alimentos y productos nutricionales; el resto se divide entre ropa, artículos para el hogar, libros y accesorios para cocina, principalmente.

Dos vetas para ganar

En el sistema de multinivel se puede ganar dinero de dos formas: la venta y generación de volumen (de productos); y la creación de una red que sería tu propia empresa (exposición del plan de negocio). Es decir, comercializando personalmente los productos con el consumidor final, cuya ganancia resulta del descuento que se obtiene por ser socio de la firma y el precio que se le da al consumidor final; o bien, mediante los porcentajes de comisiones generadas sobre las ventas de aquellos a quienes el emprendedor ha incorporado a la red de venta, a quienes --a su vez--, el empresario que invita tiene la obligación de proveer vías de capacitación y todo el apoyo para formar su propia fuerza de ventas. Esto también se llama auspiciamiento.

El sistema es entonces rentable bajo dos condiciones: si el producto es de calidad y si el emprendedor dedica tiempo a formar nuevos vendedores. Por supuesto, las utilidades aumentarán a largo y mediano plazos. Entre más capacitación en ventas y conocimiento del producto, así como del plan de negocios, más éxito y logros económicos tendrás. "La gente quiere tener, pero no está dispuesta a hacer y, en este negocio, como en cualquier otro, sólo alcanza el éxito quien da los pasos precisos", dice un alto líder de la corporación Amway. Y es que mucha gente renuncia en el camino debido a las falsas expectativas de ingresos desmedidos y fáciles, por lo que, según el experto, es necesario ser honestos con él o los invitados al negocio, además de mantener a nuestra red de gente motivada, estimulada y, principalmente, "vendiendo". Con esto, pronto tendrán un negocio con interesantes ingresos, que los estimule a hacer crecer su empresa.

Baja inversión

Un gran atractivo de este tipo de negocio es que el costo para iniciar es normalmente muy bajo, según la Asociación Mexicana de Venta Directa. "En muchos casos no se requiere de inversión alguna y en otros sólo hay que comprar un paquete de ventas a un precio muy accesible; asimismo, se requiere muy poco o nada de inventario para iniciar. Esto implica un gran contraste con las franquicias y otras oportunidades de negocios que pueden requerir gastos sustanciales en infraestructura". "Puedes emprender en este sector con realmente poco dinero. La opción más económica implica una inversión inicial de 29 pesos", apunta Joaquín Jenins.

Es probable que la inversión sea un poco mayor con el paso del tiempo, anota Hortensia Hernández, empresaria de la corporación Amway. Incluso los libros y seminarios son una inversión rentable para llegar al éxito, anota la líder: "Quien fue a la universidad tuvo que comprar libros y pagar una colegiatura para obtener el conocimiento. En cualquier negocio hay que adquirir todas las herramientas necesarias para que alcancemos los objetivos trazados, y aquí se involucra desde cómo elevar la autoestima hasta cómo cerrar tu primera venta y cómo llegar a ser un líder, un motivador y así hasta alcanzar cada una de las metas que uno se vaya poniendo en el negocio".

Un consumo más fácil

A su vez, los consumidores se benefician por la comodidad y el servicio que proveen los distribuidores de las diferentes marcas, lo cual incluye la demostración y explicación de persona a persona de los productos, la entrega a domicilio y las garantías de satisfacción que se ofrecen. Por otro lado, existe también en multinivel una figura "el Prosumidor" que hace parte de la generación de ingresos en el negocio, y consiste en propiciar ahorro econó- mico a través del autoconsumo de los productos de una determinada empresa (que generalmente se encuentran únicamente en las tiendas de la compañía comercializadora), la cual se compromete a reembolsar un porcentaje de la cantidad consumida.

Asimismo, el modelo de negocio representa un canal de distribución idóneo para las compañías cuyos productos no están fácilmente disponibles en las tiendas tradicionales, o para aquellas firmas que no pueden gastar suficiente en publicidad y promoción.

Para el crecimiento de la pequeña y mediana empresa, comentan los especialistas, esta sector es vital ya que tiene la increíble capacidad de proporcionar una gran variedad de oportunidades de ingresos a millones de personas en el mundo, que puedan estar buscando alternativas, flexibilidad en sus horarios o que sufren el creciente desempleo, e incluso, la dificultad de ser contratados por no cumplir con la edad establecida o por tener alguna discapacidad, lo que les dificulta conseguir un empleo fijo.

Mercado en crecimiento

En México existen oficialmente registradas, apunta Jenins, "más de 30 empresas dedicadas al multinivel. Éstas van en aumento y siempre requieren de distribuidores para sus productos, por lo que las oportunidades para emprender no se agotan". En opinión del experto, cada una ofrece varias líneas de productos y servicios para colocar en el mercado.

Y por si fuera poco, "la experiencia de multinivel puede tomarse como un muy buen entrenamiento en ventas para que cada quien funde su propio negocio. Hay varias empresas que dan el toque maestro a su plan de desarrollo de distribuidores, otorgando concesiones regionales o locales para que el distribuidor se convierta en empresario independiente". Las oportunidades están ahí, es sólo estirar la mano y tomar la que a ti más te convenza y funcione.

La industria de venta directa en México

La venta directa ayuda a mejorar en forma significativa la calidad de vida de muchos mexicanos, pues quienes participan en ella se ven beneficiados por las oportunidades empresariales y ganancias extras; así como por la flexibilidad de horario y el desarrollo de habilidades para los negocios.

Según un estudio respaldado por la Asociación Mexicana de Ventas Directas, AMVD, la World Federation of Direct Selling Associations, WFDSA, y la empresa Ernst & Young, en 2004 las ventas de esta industria en México sumaron 33 mil 500 millones de pesos. Para ese entonces eran casi 2 millones de mexicanos los relacionados con dicho segmento. Las ventas de este sector se incrementaron 31 por ciento entre los años 2000 y 2004.

El mencionado estudio de la AMVD reveló:

* 71 por ciento de los participantes en venta directa aseguraron contar con un negocio propio y ser sus propios jefes.

* 66 por ciento de los encuestados reportó que invertía menos de 20 horas a la semana en sus actividades de venta directa.

* 94 por ciento del total aseguró haber incrementado su autoestima y su confianza como resultado de su experiencia en este sector.

Lourdes Esquivel

Al paso de la sociedad tecnológica

Hoy, el multinivel aprovecha con creces la evolución tecnológica en el área de las nuevas comunicaciones, pues "se ha amoldado a esos cambios y utiliza las herramientas de trabajo que usan otras estrategias de negocio", como son los teléfonos celulares o Internet, opina el especialista en el área José Luis Monroy, quien por el momento descarta que las ventas por computadora puedan alimentar al sistema.

"Si las nuevas tecnologías funcionan para unir a la gente en cuestiones más difíciles y complejas, como el amor, por qué no podría funcionar para el comercio", cuestiona por su parte, Pedro Lizardi especialista en e-commerce. Para este experto, distribuidor en Amway "pionera en la industria de multinivel junto con Herbalife, Avon, Mary Kay, entre otras", en la actualidad para mover a los mercados, las empresas de todas las tallas deben adecuarse a los nuevos hábitos de la sociedad, que están siendo transformados por la tecnología. En este sentido, "con base en las innovaciones tecnológicas, el comercio se está moviendo de otra manera, porque la sociedad se está comportando de forma diferente", señala el entrevistado.

Un plan de marketing multinivel es legítimo; un plan piramidal, NO

Un programa de marketing corre el peligro de convertirse en una pirámide ilegal cuando su objetivo está puesto en el reclutamiento, únicamente con base en una aportación económica, y no en las ventas de productos o servicios.

En el mundo hay leyes que controlan el marketing multinivel para que, entre otras cosas, no se convierta en una actividad fraudulenta. Dichas leyes, además de formar parte de un amplio paraguas de protección al consumidor, están destinadas a proteger a los individuos contra el engaño de programas ilegítimos que atraen a los participantes con la promesa de dinero fácil, mediante la compensación que provendrá de las inversiones de participantes adicionales y no de la legítima venta de productos.

Esos programas han recibido diversos nombres:

* planes ponzi,

* planes aeroplano,

* pirámides,

* cartas encadenadas, y muchos más.

La diferencia entre un legítimo programa multinivel y una pirámide ilegal depende principalmente de:

1. El método por el cual se venden los productos o servicios y

2. La manera en la cual los participantes son compensados

Esencialmente la diferencia es: si un plan de marketing remunera a los participantes por las ventas de sus reclutados, o las de su equipo de reclutas y enrolados, ese plan es de multinivel. A su vez, si un programa remunera a los participantes, directa o indirectamente, por la simple introducción o reclutamiento de otros participantes que ponen un determinado monto, es una pirámide.

* Experto en ventas, management, coaching y manejo de empresas. Tiene experiencia de más de 25 años.

cel: 04455 1401-8590; ricardo@skr.com.mx