Plan de Negocios

Sus trabajadores, sus socios

Después de esfuerzos fallidos, Fernando Soto-Hay, abogado, consiguió erigir una compañía de asesoría hipotecaria. El modelo del negocio es parte del éxito y sus socios contribuyen a él
Sus trabajadores, sus socios
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para Fernando Soto-Hay Pintado, el éxito profesional vivido durante muchos años como abogado no significó para él su mejor experiencia. Por un lado, en el plano personal, su familia había sido superada por el trabajo; en la parte laboral, su creatividad como profesionista se limitaba a ejecutar los acuerdos de sus clientes.

Su inquietud por ampliar horizontes y ser dueño de su tiempo lo estimuló a emprender su propio negocio, en donde aplicó sus conocimientos el sector de servicios de asesoría financiera en materia hipotecaria de altísima calidad. Desde aquel tiempo siguió una premisa que sería uno de los pilares de su futuro éxito: "Cuando asesoras a una persona es importante entender muy bien de qué se trata el negocio. Esto permitirá que la ayuda que brindes sea integral y no limitada". Entre 1998 y finales de 2000, Soto-Hay vivió en la ciudad de Atlanta. La experiencia en la generación de negocios e inversión en una serie de empresas de emprendedores, cambió su perspectiva de vida y de trabajo.

Un paso para atrás y dos para adelante

A su regreso a México, el empresario buscó concretar un negocio en el sector de sistemas de seguridad de activos para algunas grandes empresas, pero en octubre de 2002 tuvo que cerrar al no conseguir ningún contrato.

El fracaso sirvió al empresario para reflexionar y detectar sus propios errores. En primer lugar, "acepté que tenía en frente un mercado no preparado para el tipo de servicio que ofrecía, ya que existe una carencia muy grande de conocimiento tecnológico en el país; además de que no encontré apertura por parte de las personas encargadas de tomar las decisiones".

Sin embargo, Soto-Hay comprendió que "si eres emprendedor tienes que estar dispuesto a sacrificar una parte importante de tu tiempo y de tus recursos". Perdió todo su capital; no tenía ahorros, ni empleo, pero sabía que no quería volver a desempeñarse como abogado, a pesar de tener ofrecimientos importantes.

Así, el emprendedor se sintió en la necesidad, por convicción propia, de volver a intentarlo e iniciar un nuevo negocio para demostrarse así mismo que podía. No obstante, sufrió nuevamente los embates del destino: las diferencias con uno de los socios lo hicieron volver a empezar. Esta vez se planteó fundar su propia empresa con un modelo de socios diferente.

Y llegaron los logros

Soto-Hay reunió todo su conocimiento en un proyecto independiente en el que comenzó con poco capital que consiguió. El emprendedor desarrolló su negocio en el segmento de asesoría en el área hipotecaria. La labor de la empresa es llevar al cliente de la mano y mostrarle las diferentes opciones de crédito para adquirir una casa, conocer su perfil y, con base en variables como nivel de ingresos e historial crediticio, encontrar tanto el producto como el banco o sofol adecuados.

Una vez seleccionado el mejor producto y la institución, se envía al cliente toda la información necesaria para tramitar su crédito vía electrónica. Se integra un expediente, mismo que la empresa recoge para continuar con el trámite, mientras el cliente se olvida del proceso. A los 35 o 40 días, se le indica al interesado la fecha en que podrá firmar su crédito.

Según información del emprendedor, el índice de aceptación de las solicitudes de crédito es de 98 por ciento gracias a su asesoría.

El plus que ofrece Para tu casa, tu hipoteca fácil sobre la competencia, es que entiende lo que vive su cliente, en especial cuando se trata de manejar su patrimonio más importante: su hogar. Aunque los créditos van desde 300 mil pesos hasta 22 millones de pesos, "el monto es irrelevante, a todos los clientes se les da exactamente la misma calidad en el servicio".

Los pasos del éxito

Al principio, la empresa se componía por un escritorio, una computadora y una impresora, mientras Soto-Hay fungía como corredor hipotecario, dueño y único asociado.

En junio de 2004 se firmó el primer crédito por un monto de 250 mil pesos; para este año el empresario proyecta colocar mil millones de pesos, es decir, 18 millones de pesos de ingresos para la empresa. Esto significa que a partir de agosto estará ingresando entre 120 millones y 130 millones de pesos mensuales. Actualmente, su empresa cuenta con oficinas en la Ciudad de México, Acapulco, Querétaro y León.

El objetivo es tener una red de mil asociados que cubran en su totalidad las principales ciudades del país, ahora tiene 36.

Un modelo Intrapreneur

La firma se ha convertido en la líder del mercado, lo que ha provocado que la competencia haya tomado varias de sus innovadoras ideas. En primer lugar, Soto-Hay ha planteado a su grupo de asociados la siguiente filosofía: "el éxito de los negocios se obtiene a través de la constancia, el profesionalismo y la transparencia". No existen los horarios fijos sino los objetivos, y el objetivo principal de los asociados es su proyecto de vida.

La empresa les deja tiempo para ellos mismos, los trata como profesionales, reciben puntualmente el pago de sus comisiones y cuentan con un respaldo institucional para desarrollar de forma óptima su trabajo. En segundo término, el modelo manejado en la empresa permite generar riqueza para todos. Los ingresos se reparten de manera equilibrada. Para ello se ha creado una estructura con cuatro niveles diferentes de asociados: 1) los diamante reciben 66 por ciento de la comisión, es decir, el 1 por ciento del monto total del crédito, 2) los platino el 0.90 por ciento, 3) los oro el 0.80 por ciento y los plata el 0.70 por ciento.

La buena experiencia de los asociados ha permitido que el número se haya triplicado en los últimos tres meses, llegando a 36 personas. El resultado final se observa en que ha podido integrar un grupo lea y satisfecho con lo que realiza. El principal mecanismo de publicidad ha sido el boca a boca. Y las referencias han resultado exitosas para darse a conocer.

Consejos de emprendedor

Soto-Hay recomienda a los emprendedores nunca desanimarse ante una experiencia de fracaso. En México se presentan condiciones difíciles para el emprendedor innovador, sin embargo, "debe ser pacientes para alcanzar los objetivos porque, al final, las cosas se logran y la satisfacción es aún mayor", explica el tenaz emprendedor.

Con el éxito del modelo manejado por esta empresa queda demostrado que sí se pueden hacer negocios en México.

Por ello, Fernando Soto-Hay Pintado planea consolidar este proyecto y posteriormente emprender nuevos negocios que contribuyan a mejorar al país.