Consultoría

Ideas para emprender con poco dinero (2)

Para tener ganancias extras proponemos cinco negocios te que han comprobado ser rentables: requieren poco capital de arranque y pueden desarrollarse inmediatamente
Ideas para emprender con poco dinero (2)
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

CAFETERÍA CON AROMA DE NEGOCIO

Al analizar los datos estadísticos del sector de restaurantes (que también contabiliza a las cafeterías), abrir un negocio en este campo resulta una opción más que interesante para emprender. Según datos de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados, CANIRAC:

* 63 por ciento de los inversionistas que buscan opciones para canalizar su capital, opinan que entre las mejores alternativas destaca este giro.

* Es considerada una de las industrias más viables cuando alguien decide independizarse.

* Tiene un crecimiento del 2.7 por ciento anual y es una tendencia actual en pleno crecimiento.

* El capital que se canaliza a esta industria se conserva en el país. Su carácter revolvente imbuye dinamismo a la economía nacional.

* Es una industria de mano de obra intensa. Después del gobierno del país, es el principal empleador.

* De cada peso que vende, casi 35 centavos se destinan a sueldos y contribuciones sociales.

* Es una de las industrias más importantes en el presupuesto del gasto familiar.

Más datos optimistas

Al panorama que exponen las cifras presentadas, debe sumarse otro fenómeno: el notable aumento de consumo de café entre la población mexicana.

Según el Consejo Mexicano del Café, el consumo de tazas de esta bebida, en México, se ha triplicado en los últimos cinco años. Durante mucho tiempo se ingirió anualmente, per cápita, un promedio de 700 gramos de este grano. Hoy, la cifra se estima en 2.5 kilogramos por persona, cada año.

El aumento de la preferencia por esta bebida se debe a la apertura de cafeterías en todo el país, ya sea mediante el formato tradicional de este negocio o como barras de servicio rápido y para llevar.

Bajo la luz de esta información, nos encontramos ante un rentable y prometedor negocio que llegó para quedarse. Las cafeterías, desde siempre, han sido un punto de reunión público, tradicional. Pero hoy han cobrado un atractivo especial por sus propuestas de estancia: desde cómodas salas para leer y conversar, hasta convenientes expendios para llevarse la aromática infusión, todo ello acompañado de una amplia variedad de bebidas a base de café, con diversos accesorios, complementos y presentaciones.

Para iniciar

Los negocios que ofrecen servicios de café han crecido velozmente en México, impulsados por la expansión de franquicias nacionales y extranjeras. Si bien México es famoso por la calidad de su café, en particular por la producción de café orgánico, este prestigio es más reconocido en otros países.

El café está de moda y su consumo ha crecido con la aparición de franquicias, cadenas y negocios independientes. En definitiva, ofrece un negocio muy atractivo.

El primer aspecto por abordar es cuál es tu punto de partida. Seguramente, te encuentras ante cualquiera de estas tres situaciones:

1. Tengo un concepto

2. Tengo un lugar

3. No tengo ninguno de los anteriores

En los tres casos recomendamos hacer un minucioso estudio de mercado para determinar el potencial y la viabilidad del negocio. La tercera opción es la que deja más libertad de acción.

Los tres puntos de partida citados se desarrollarían de la siguiente forma:

1. Tienes un concepto. Ahora necesita un estudio de mercado. Después requieres encontrar un lugar.

2. Tienes un Lugar. Desarrolla un estudio de mercado. Genera un concepto.

3. Si no tienes concepto ni lugar, entonces haz un estudio de mercado. Crea un concepto. Busca un lugar para desarrollarlo.

Concepto e inversión

Cuando nos referimos al negocio de cafeterías, usualmente nos vienen a la mente dos tipos de establecimientos, pues estamos más familiarizados con ellos: la cafetería y el expendio de café. Ambos pertenecen a la división que en el sector restaurantero se conoce como "cafeterías comerciales".

La categoría comercial integra cualquier modalidad de cafetería que atiende el público en general, en amplios horarios e, incluso, las 24 horas del día.

Estos establecimientos observan una evolución constante y se tipifican en forma cada vez más segmentada, acorde a los gustos de la clientela y las costumbres de los países.

La imagen que tenemos de las famosas cafeterías francesas Les Cafés, con grandes terrazas sobre les Champs Elysées en París, son un modelo que se repite en Italia, España y muchos otros países. En México, las ciudades portuarias, las turísticas y las grandes ciudades lo están adoptando.

La cafetería expendio de café. Tienen como objetivo vender café por kilogramo, con todas las diferenciaciones posibles: por lugar de origen (tipo de grano), por mezcla (de varios granos); por tostado (variando la intensidad del mismo) y por sabor.

Concentran sus productos alrededor de la calidad y la variedad de sus cafés. A veces los complementan con servicios de alimentos, que pueden ir de galletas y pasteles, hasta comida ligera como emparedados, baguettes y algunas ensaladas.

Dentro de esta categoría podríamos mencionar los siguientes establecimientos: Café Emir; Café-Sito; Coffee Factory; Coffee Station; La Selva Café y Starbucks. La inversión promedio para este tipo de negocio va de 80 mil a 1.5 millones de pesos. Muchos son franquicias.

Cafés Internet o cibercafés. El objeto principal es ofrecer servicio de cómputo con enlace de Internet; el café se vuelve secundario. La inversión promedio va de 112 mil a 225 mil pesos.

Carritos de café. Es el que requiere la menor inversión de todos los conceptos y puede adquirirse en varios modelos y a precios accesibles. Estos carritos permiten una movilidad para atender diversos mercados y para desplazarse de un sitio cuando hay ventas bajas. Los puestos pueden ubicarse cerca de salas de cine, zonas turísticas y de oficinas, estaciones de metro e, incluso, en fiestas particulares.

A manera de ejemplo, la empresa San-Son maneja un carrito de café a un precio menor a 5 mil dólares, aunque en el mercado se localizan estas presentaciones a precios promedio de entre 90 mil y 225 mil pesos.

Barra de café. Quizás se podría describir como un elemento intermedio entre un kiosco y un carrito, ya que ofrecerá los mismos servicios. Su nombre se refiere al módulo físico que es de un mostrador horizontal, (como un kiosco sin laterales ni fondo, o un carrito fijo). Son idóneas para atender peatones y órdenes para llevar. Implican una inversión que va de 112 mil a 225 mil pesos.

Máquinas despachadoras de café. (Vending machines). Se trata de expendedoras automáticas donde el cliente obtiene distintas preparaciones a base de la infusión, mediante la inserción de monedas. De baja inversión "de 28 mil a 60 mil pesos por unidad" y poco mantenimiento, se usan cada vez más en oficinas o lugares concurridos.

La clave de este negocio se encuentra en elegir el lugar correcto para la máquina, y ese sitio será el que cumpla con dos puntos fundamentales: es concurrido y tiene algún tipo de vigilancia, pues los actos vandálicos son el principal mal que aqueja a cualquier tipo de vending machines. En la mayoría de los casos deberás negociar una cuota mensual o iguala con el propietario del negocio que alberga la máquina.

Los 10 productores (millones de toneladas métricas)

Brasil 2.18

Vietnam 0.99

Indonesia 0.76

Colombia 0.68

México 0.31

India 0.28

Etiopía 0.26

Guatemala 0.22

Honduras 0.19

Uganda 0.19

TOTAL 7.72

Fuente: The Economist y The International Coffee Organization

LAVANDERÍA ROPA LIMPIA Y ATENCIÓN ESMERADA

Tu mercado objetivo es el lugar en donde puedes establecer el negocio. Antes de instalar el negocio identifica plenamente a tus competidores y también a tu mercado potencial.

Competencia. Para incrementar la certeza de éxito del negocio es indispensable que conozcas bien a tus competidores y las características que los diferencian a unos de otros, como por ejemplo los servicios que ofrecen.

Clientes potenciales. Los clientes potenciales o segmento de mercado al que dirigirás tus esfuerzos están definidos por las características psicográficas de la población. Para ello, es necesario estudiar el lugar más propicio para el negocio y obtener información.

Ten en cuenta que los mejores clientes para el negocio son:

* Solteros

* Estudiantes

* Ejecutivos

* Gente de fuera

* Gente que no cuenta con lavadora

Otro segmento de mercado que debes tener presente son instituciones o empresas como: hoteles, restaurantes, or-ganizadores de eventos, salones de fiestas, iglesias, escuelas, hospitales, etcétera. Logrando un complemento entre los clientes potenciales indicados, las probabilidades de éxito son mucho mayores.

Características del local

Como en cualquier empresa, la infraestructura de una lavandería, debe ser planeada con sumo cuidado, puesto que los errores en instalaciones son caros y en muchos casos requieren de bastante tiempo para solucionarlos. Por ejemplo, si rentas un local con un drenaje sin la suficiente capacidad para las tareas de una lavandería, tendrás que crearlo y eso significaría romper el piso, excavar, instalar tubería, rellenar, y colocar nuevamente el piso.

Asimismo, dependiendo de los equipos que instales, deberá ser el tamaño del local. A su vez, la cantidad de lavadoras y secadoras dependerá del potencial de mercado y éste depende del sitio donde instales el negocio.

Al interior, éste debe tener medidas mínimas de 25 metros cuadrados. Debes contar con toma de agua, toma de corriente, baño sencillo, piso lavable preferentemente de loseta cerámica, una altura mínima de tres metros, registro de aguas residuales o drenaje, paredes recubiertas con mortero o cemento, cortina de lámina y buena iluminación.

Al exterior, toma en cuenta las siguientes necesidades que debe tener el local:

a. Buena visibilidad. Sin obstáculos visuales como letreros o árboles, puesto que cada cliente que no lo vea significa un cliente perdido.

b. Fácil acceso. Las entradas y salidas estrechas, los estacionamientos llenos, las calles difíciles de encontrar, etcétera, son factores que pueden ocasionar que los clientes busquen otra opción.

c. Espacio suficiente. Para almacén y crecimiento futuro.

d. Factibilidad de permisos y licencias. Existencia de permiso del giro en la zona.

e. Distancias con la competencia. Asegúrate de que no haya mucha competencia cerca o ésta se dedique a otro sector de la población diferente al tuyo.

f. Seguridad. Ya sea pública o privada; para algunos clientes, este es un factor determinante en la decisión de compra.

g. Buenos vecinos. En caso de requerir su permiso para algún trámite y en el ambiente de su negocio. Ningún cliente optaría por comprar en un negocio que esté cerca de un lugar del cual pueda recibir insultos o ser molestado.

h. Opciones de publicidad. Facilidad para colocar anuncios, mantas, reparto de volantes e incluso publicidad compartida en el caso de los centros o plazas comerciales.

i. Tránsito de personas o vehículos. Analiza la cantidad de gente que transita por ese lugar, puesto que entre más personas lo vean e identifiquen, mayores son las probabilidades de venta. Incluso puedes hacerles preguntas sencillas sobre el motivo de su visita al lugar, la frecuencia con que asisten, si te comprarían, etcétera.

j. Negocios vecinos. Procura que el local esté cerca de otros negocios complementarios.

Instalaciones

Tomando en cuenta que el equipo necesario para arrancar la lavandería está compuesto por:

2 lavadoras de 11 kilogramos cada una

2 secadoras de 11 kilogramos cada una

4 anaqueles de lámina con 5 entrepaños

2 mesas de trabajo de 1 metro de largo x 80 centímetros de ancho por 80 centímetros de alto

1 mostrador de 1.5 metros de largo, por 60 centímetros de ancho por 90 centímetros de alto, y

1 báscula de hasta 30 kilogramos

Recomendaciones de uso de las lavadoras:

1. Salvo que incluyan una función de control automático, se debe utilizar la lavadora a plena carga y con programas económicos (muchas lavadoras utilizan la misma cantidad de electricidad y agua, sea cual sea la carga).

2. Separa la ropa de color antes de lavar.

3. El número de programas de la lavadora que elijas debe coincidir con los tipos de tejidos que lave (algodón, fibras, lanas, etcétera), el grado de suciedad y el color de la ropa que normalmente vayas a lavar.

4. Lee atentamente las instrucciones del envase del detergente. Indican cómo dosificar en función del color y de la dureza del agua.

5. Reutiliza los envases de detergente rellenables (un cartón o plástico que se va rellenando con el detergente de recambio).

6. Lava con la temperatura más baja recomendada: lavar bien no es sinónimo de lavar a altas temperaturas. Lavar a 30º o menos supone un ahorro del 40 por ciento de energía.

Inversión

La inversión para el inicio de operaciones de la lavandería está dividida en tres rubros que contienen los datos necesarios para la compra de equipos y las mejoras que tengan que realizarse en el local.

El presupuesto total de inversión es de casi 115,000 pesos, de los cuales el 55.5 por ciento es por concepto de los equipos que se necesitan (lavadoras, secadoras, báscula, mostrador, anaqueles, mesas de trabajo).

También son mercados

Si te decides a emprender abriendo una lavandería, toma en cuenta, ya sea para especializarse o para expandirse, estos otros nichos de mercado:

* restaurantes

* hoteles

* centros deportivos

* salones de fiestas y organizadores de eventos

* guarderías (tanto para niños como para adultos mayores)

* hospitales

Cuántas lavanderías

En la República Mexicana, según datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) en 2005 operaban 19,158 lavanderías y tintorerías, de las cuales el 75.84 por ciento empleaba de una a dos personas. En total, se emplean a 52,778 personas en esta rama de la economía. La producción bruta total se calcula en cerca de 4,500 millones de pesos, lo que da un volumen de producción anual promedio por unidad económica de 232,153 pesos. La remuneración promedio por persona en esta rama de la actividad económica es de 2,730.50 pesos mensuales o 32,766 pesos anuales.

En el Estado de México, operaban en 2003, según información del INEGI, 3,812 lavanderías y tintorerías, empleando a 8,152 personas, con una remuneración promedio por persona de 3,031.5 pesos mensuales. Asimismo, el volumen de producción bruta en total de las 3,812 lavanderías y tintorerías fue de 610 millones de pesos, es decir, en promedio 160,267 pesos por lavandería o tintorería. El 83.5 por ciento de las lavanderías o tintorerías emplean en promedio 1 o 2 personas en sus instalaciones.