Emprendedores

De Magia y Marketing

Un emprendedor vende su destreza en las artes mágicas para lanzar nuevos productos al mercado.
De Magia y Marketing
Crédito: Depositphotos.com

¿Que tienen en común la cerveza Budweiser; los jabones de tocador Dove; el Pan Primavera; los Restaurantes Freedom y una Pepsi Cola? Todos, en algún momento, han echado mano de la magia para lanzar un nuevo producto, incursionar en nuevos nichos de mercado, inaugurar una oficina o reposicionarse frente a su competencia.

Y también todos ellos tienen en común haber contratado, para ello, los servicios de Primo Blass Tchang, morelense de nacimiento, abogado y profesor de idiomas de profesión, que, a sus 37 años de edad, aprovecha su pasión por la magia para hacer negocios.

Hace algunos años, Blass Tchang descubrió la combinación perfecta entre magia y mercadotecnia y acuñó un concepto que él mismo denomina "magia corporativa", un concepto que, este 1998, le generará ganancias por, aproximadamente, US$ 400,000.

Magia Corporativa

Para Blass Tchang la llamada magia corporativa encierra varios objetivos, aunque el principal es concederle, a un producto o servicio, un efecto mágico para que la gente lo recuerde; que se mantenga en el top of mind del consumidor y logre una recordación "diferente" a la que provocan otro tipo de promociones.

Y aunque estaba seguro de que su concepto podría tener cabida en el mundo de la mercadotecnia actual, también sabía que los clientes no llegarían por sí solos; lo primero que tenía que hacerera darse a conocer "por lo que se me ocurrió comenzar a enviar cartas de presentación a diferentes empresas y, en algunos casos, mandaba hasta un video de mis presentaciones", recuerda Blass Tchang. El, por su parte, investigaba acerca de quiénes podrían ser sus clientes y los planes que tenían en el corto plazo.

Su primer acercamiento con el mundo empresarial fue en 1994, cuando la multinacional Pond's de México lo contrató para presentar, en México, el jabón Dove; se organizaban desayunos, comidas y cenas para mayoristas como Grupo Cifra, Kmart, Gigante, Chedraui, Autrey, etc., para hacerles conocer las bondades del producto y ganarse un espacio importante en sus anaqueles.

"La idea era presentar una marca y un producto de manera agradable y memorable a un grupo de ejecutivos duro que sólo querían negociar y obtenerla mejor tajada", cuenta Blass Tchang. Y agrega: "de lo que se trataba era de romper el hielo".

Y lo logró. Para la propia gerencia de Pond's, la actuación de Blass Tchang tuvo un impacto total en términos de branding, gracias a los efectos de magia que practicó y en donde logró relacionar Dove y Pond's, como le hizo saber en esa ocasión Sandra Herrera, gerente de Trade Marketing de Pond's de México.

Después, llegaron muchas más empresas e instituciones que lo contrataron para utilizar la magia o el ilusionismo como herramienta de mercadotecnia. Dentro de éstas destacan PepsiCo, el restaurante Freedom, algunas cadenas hoteleras como Hyatt Regency y Camino Real, pasando por los laboratorios Novartis y sin olvidar su tour mágico por Estados Unidos contratado por Anheuser Busch (de la cerveza Budweiser) y Magic Castle en Hollywood, California.

A decir del propio Blass Tchang, la experiencia con Budweiser fue especialmente halagadora: era la primera vez que un mago mexicano era contratado por una empresa norteamericana y, aunque en un principio lo contrataron para hacer promociones "mágicas" de la cerveza dirigidas al mercado hispano en California, Illinois y Texas, sus presentaciones tuvieron tal éxito que la gira se extendió por dos meses más para cubrir el mercado anglo y en donde realizó cerca de 140 presentaciones.

En una carta escrita personalmente por el director del área de Mercadotecnia Etnica de Anheuser Busch, Manuel Flores, aseguraba que "tanto mayoristas como minoristas estuvieron extremadamente agradecidos con el show [de Blass Tchang] y, sobre todo, con la recordación y el reconocimiento en el top of mind que se había logrado para la marca Budweiser entre los consumidores hispanos de Estados Unidos".

Para Blass Tchang resulta complicado precisar cuánto le cuesta, a una empresa, solicitar sus servicios "pues varía mucho, dependiendo del presupuesto y necesidades de cada una" dice el mago. Sin embargo, asegura que su trabajo es aún mejor remunerado en el extranjero; por ejemplo, mientras que Pond's de México pagó US$ 30,000 por un paquete de 18 presentaciones en 1994, Budweiser le pagó US$ 40,000 por una sola presentación en 1997.

Y si bien reconoce que ha sido una "tarea titánica" despertar en la gente el interés por emplear la magia como recurso publicitario o de mercadotecnia, "ha valido la pena, porque ha sido mi mejor arma para crecer en todos los sentidos de la vida", dice Blass Tchang.

Además de prestar sus servicios como mago corporativo, ha sido contratado, en innumerables ocasiones, por diversas personalidades de la vida política y artística. También dicta conferencias para algunos clubes de magos en México y Estados Unidos y, ocasionalmente, imparte cursos particulares de magia en Cuernavaca.

Próximamente, Blass Tchang se lanzará a conocer y "conquistar'' un nuevo mercado. La Universidad Autónoma de Morelos lo llamó recientemente para desarrollar un programa de creatividad entre los estudiantes. "Aunque suena muy loco, me entusiasma la idea de poder impartir un taller donde pueda hablar de magia como vía para desarrollar la excelencia de los futuros profesionales", confiesa.

No obstante siete años de experiencia como mago corporativo en México y Estados Unidos, para Primo Blass Tchang este camino recorrido significa apenas el principio de su carrera. "La sociedad, en su conjunto, está cada vez más abierta a la exposición de nuevas ideas; y es una excelente oportunidad para hacerle saber a las empresas que dentro de la magia existen cosas muy novedosas para lanzar y hacer crecer su producto o servicio".

¿Para Qué Sirve la "Magia Corporativa"?

Según Blass Tchang, la magia corporativa que ofrece a sus clientes puede servir para lo siguiente:

* Romper el hielo en presentaciones de proyectos, conferencias o seminarios.

* Atraer más público al stand en trade shows, ferias o exhibiciones, haciendo magia con el producto o servicio.

* Introducir un producto o servicio nuevo al mercado, vía mayoristas, utilizando ese producto en algún efecto mágico.

* Desarrollar la creatividad en temas como retos, ventas, trabajo en equipo, calidad, excelencia, etc. La magia elimina lo predecible y aumenta el impacto de manera sustancial.

Contactos

Primo Blass Tchang, Apto. Postal 1586, 62001 Cuernavaca, Morelos, Tel./fax (73) 22-5564, e-mail: primagic@netcall.com.mx