Emprendedores

Tecnología hecha en México

Ésta es una muestra de que una PyME bien puede aspirar a crear tecnología de nivel medio para el mercado mexicano, sustituir importaciones, crear empleos directos e indirectos y darle una orientación de responsabilidad social a su negocio
Tecnología hecha en México
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Jorge Zayas y Jesús Loaiza ni siquiera han cumplido los 28 años y ya distribuyen, adaptan, diseñan y construyen equipos médicos especializados. No se conformaron con ser "simples" importadores, y crearon sus propios productos adaptados al mercado mexicano.

Su obra maestra se llama Termicon 5.0 y se trata de un calentador de alta precisión para medios de contraste, es decir, las sustancias que se emplean para obtener una representación visual de estructuras, órganos y cavidades del organismo, con fines de obtener un diagnóstico, en algunos exámenes médicos, como tomografías y resonancias magnéticas.

Tradicionalmente, estos equipos se importan de Estados Unidos y Holanda, sin embargo, estos jóvenes emprendedores mexicanos decidieron crear un equipo de fabricación nacional, que considerara aspectos específicos para el mercado mexicano (como los picos de electricidad) y una ventajosa relación costo-beneficio (su equipo es 40 por ciento más barato que los importados).

La necesidad del consumo

Un amigo de ellos, vendedor de medios de contraste importados, les propuso desarrollar este método de calentamiento de alta presión de menor costo para mantener los medios de contraste, unidades sanguíneas y otros fluidos que se introducen al cuerpo humano, a la temperatura adecuada (37 grados centígrados). Así, buscando sustituir importaciones y atender al mercado mexicano, los emprendedores se abocaron a crear una herramienta tecnológica que estuviera adaptada a las necesidades del país, además de cubrir características específicas como diseño eléctrico para el mercado latinoamericano, servicio de mantenimiento con respuesta inmediata y tiempos de entrega más breves.

El nombre de su producto lo eligieron porque hace referencia al concepto de temperatura, que es su función principal.

Talento para emprender

Zayas y Loaiza, egresados de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Iztapalapa, nunca tuvieron una clase de negocios.

Estaban decididos a aplicar su talento creativo y su vocación empresarial, pero sabían que ni siquiera el hecho de haber creado un producto nuevo iba a ser suficiente para desarrollar un negocio de éxito.

Con la asistencia de Jemac, los emprendedores construyeron su plan de negocios y ampliaron su visión.

"Teníamos una visión muy corta; primero pensamos en distribuir equipos, y después nos enfocamos en un solo producto -explica Jesús Loaiza-, pero en Jemac nos mostraron que teníamos una amplia gama de posibilidades que incluían: importar, exportar, fabricar, desarrollar y adaptar equipos. Ellos multiplicaron nuestras expectativas".

Hoy estos jóvenes empresarios consolidaron una compañía que brinda soluciones en áreas de ingeniería clínica y para personas discapacitadas, y evitaron la necesidad de invertir grandes capitales, a través de alianzas estratégicas con proveedores.

La empresa recibió un financiamiento de Jemac y el resto lo consiguieron gracias a los ingresos de un negocio familiar. En menos de dos años, consolidaron la empresa Top Enterprise México, formaron una cartera de clientes en expansión y ya empezaron a vender su Termicon 5.0. Sus ventas anuales promedio alcanzan los 250 mil pesos.

Termicon se empezó a vender este año y ya comercializaron cinco equipos, mientras negocian la colocación de otros equipos con laboratorios que prefirieron no mencionar, ya que aún no cierran pláticas.

Los emprendedores de Top Enterprise siguen recibiendo el apoyo de Jemac. Jesús Loaiza asegura que no solamente su visión del mundo de los negocios ha cambiado, sino que sus planes son más ambiciosos pues ahora tienen en la mira exportar lo que producen. "Ocurre que ya sabemos que una cosa es desarrollar un producto y otra es desarrollar una empresa".

Un amplio mercado por alcanzar

Para Loaiza y Zayas, "los aparatos deberían usarse en todos los laboratorios del país porque evitan reacciones adversas en el organismo y favorecen la dilución del fluido". Estos emprendedores han detectado un mercado potencial de mil 600 negocios que realizan estudios médicos con medios de contraste y requieren un aparato de este tipo.

Sin embargo, debido a los altos costos de los aparatos importados y a la falta de conocimiento sobre los efectos adversos, dicen, "un número considerable de laboratorios médicos tanto del sector público como privado se arriesgan a inyectar los líquidos sin previo calentamiento, lo que puede producir efectos indeseables como nausea, arritmias, dolores de cabeza, convulsiones, alteraciones renales y reacciones tóxicas".

Cada emprendedor, un arte puro

Jorge Zayas recuerda que en la etapa inicial, cuando se toparon con muchas trabas, supieron de la existencia de una asociación civil llamada Jóvenes Empresarios por México, Jemac, que apoya a mexicanos entre 18 y 35 años, con desventaja socioeconómica para iniciar sus propios negocios. "Ahí creyeron en nosotros, nos auguraron éxito y nos convencieron de no bajar los brazos".

Esta entidad es la organización acreditada en México por Youth Business International, unidad del Foro de Líderes de Negocios del Príncipe de Gales, con presencia en 36 países, que cuenta entre sus logros globales con la creación de 70 mil empresas y la generación de 210 mil empleos directos.

Jemac tiene en marcha un proyecto para el periodo 2005-2008, con el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, que representa un apoyo de 2.2 millones de dólares para México y la meta de desarrollar más de 300 proyectos tanto de giros tradicionales como de tecnología intermedia.

Jorge y Jesús forman parte del 10 por ciento de los jóvenes que tienen vocación empresarial en México. Andrés Rodríguez, presidente ejecutivo de Jemac, dice que esta organización se dirige a este grupo de personas con el ánimo de transformar estudiantes emprendedores en empresarios. "Les enseñamos a hacer su plan de negocios, que es el mapa del tesoro que te dice dónde estás y a dónde quieres ir; y además del financiamiento les ofrecemos la experiencia de un mentor.

Para nosotros, cada empresa y cada emprendedor son un tallado a mano, ebanistería, arte puro. Nosotros creemos que puede haber micro negocios pero no micro empresarios".

Perfil para hacer los sueños... negocio

Según el organismo de apoyo a la cultura emprendedora a nivel internacional, destacando las habilidades y cualidades de cada país, en general para que un joven emprendedor torne sus sueños en negocios viables debe cumplir los siguientes requisitos:

· Tener las habilidades del negocio que quiere emprender

· Tener fe en sí mismo y en su proyecto

· Hambre de triunfo, pasión y fortaleza de espíritu

Y en especial, los mexicanos:

"Tienen una gran pasión y creatividad pero les hace falta, por ejemplo, la disciplina orientada a los resultados de los anglosajones. Nosotros queremos lograr esa combinación mágica", asegura el director ejecutivo de Jemac.

Contacto

Calentador de medios de contraste, Juan Jorge Zayas. 5669-4171 o el 1054-7940