Emprendedores

Sonrisa de clase mundial

Ésta es la historia de un odontólogo que emprendió un ejemplar proyecto de trabajo Intrapreneur. con un grupo de especialistas dentales formó un consultorio de clase mundial
Sonrisa de clase mundial
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Corre el año de 1969. Neil Armstrong se convierte en el primer hombre en pisar la Luna y los Beatles realizan su última actuación en público sobre un tejado. Para Carlos César Camón Alarcón, este año también es inolvidable pues no sólo cursaba el último año de la carrera de odontología en la UNAM, también abría su consultorio dental en el corazón de la colonia Lindavista, al norte de la Ciudad de México.

Las ideas llegaron paulatinamente a la mente de Camón cuando se le presentó el momento idóneo para crecer: "Me di cuenta que tenía espacio; y pensé que habiendo más médicos bajarían los costos para todos y percibiría un ingreso extra por renta", asegura. Estas razones lo motivaron a invitar a varios especialistas para hacer una clínica.

De esta manera funcionó el consultorio durante muchos años, "hasta que un día -después de varios cursos de odontología, mercadotecnia, imagen, posicionamiento, etcétera- hubo la necesidad de expandirse y el cupo estaba completo. Lo que hice fue separar al grupo de médicos del grupo dental", señala Camón, "y en 2000 finalmente surgió Smile Centro Odontológico".

Modelo ejemplar

El comienzo de un nuevo milenio marcó el inicio de un renovado modelo de trabajo intrapreneur que requería de un líder. Camón aceptó con ímpetu esta responsabilidad, sabiendo que su primera tarea sería contagiar e involucrar al grupo de médicos en el objetivo de alcanzar el éxito.

La meta que inicialmente se trazaron todos, de común acuerdo, fue ser la primera clínica dental a nivel nacional en obtener el reconocimiento en Sistema de Gestión de Calidad para Consultorios Dentales, otorgado por la Asociación Dental Mexicana. El objetivo se cumplió tras dos años de intenso trabajo, tanto del personal de Smile como de la empresa de consultoría que se contrató. El proyecto tuvo un costo de inversión de alrededor de 80 mil pesos.

El modelo intrapreneur que ha llevado al éxito a Smile se basa como primer punto en el desarrollo del capital humano. "Todos sabemos que somos parte de una gran familia; si uno falla hace fracasar a los demás", opina César Camón. Cada miembro recibe constantemente cursos de preparación y actualización para mejorar su servicio al paciente-cliente, además de estar certificados por la UAM como brigadistas voluntarios y poseer conocimientos en primeros auxilios y técnicas de reanimación.

Hoy, los 23 miembros que integran la empresa desempeñan sus actividades con calidad y eficiencia, apegados al Sistema de las Cinco S's, modelo japonés adoptado por el consultorio y que consiste en:

1. Separar el material obsoleto y utilizar lo que sí funciona.

2. Organizar el instrumental acorde a su función y especialidad.

3. Limpiar, es decir, verificar que el material y las instalaciones estén en óptimas condiciones.

4. Estandarizar los procesos para asignar a todo (instrumentos, material, productos) un lugar determinado, y que éste sea del conocimiento del personal entero.

5. Crear disciplina en todos los sistemas con el objetivo de "generar cultura" para que el paciente conozca cada una de las especialidades.

No obstante, el trabajo no es el único vínculo que une a los intrapreneurs. En la empresa se ha diseñado un plan anual para medir el grado de satisfacción del personal. Y como parte de esto, a menudo realizan convivencias para festejar cumpleaños o celebraciones importantes, como fin de año, por ejemplo.

En segundo lugar, el modelo intrapreneur también contempla la creación de una clínica dental con un ambiente más relajado.

Por ello, el gabinete de los 13 especialistas, así como las salas de espera, poseen una televisión con programas educativos para entretener al paciente.

Por otro lado, para acabar con el clásico olor a consultorio, se hace uso de la aromaterapia a través de atomizadores automáticos. Asimismo, el paciente puede distraerse con las aves del apiario o curiosear en el museo de antigüedades odontológicas.

Empezar desde la casa

El mejor complemento de una infraestructura impecable son los procesos internos; desde que el paciente llama hasta su canalización con un especialista, obedece a un sistema predeterminado. Por requisito de la Secretaría de Salud, el paciente debe firmar el "consentimiento informado", documento en el que se le explica su padecimiento y el tratamiento del mismo, para lo cual el consultorio tiene más de 130 videos sobre tópicos bucales.

El tercer punto es fundamental, ya que se trata de los creativos métodos de publicidad emprendidos por los intrapreneurs.

Bajo el tema de odontología preventiva, el personal de Smile ha montado obras de teatro interactivas en las escuelas de la zona con gran éxito, incluso llegando a presentarse en la explanada de la Delegación Gustavo A. Madero a petición de las mismas autoridades.

A la par, los medios masivos de comunicación y la prensa han servido de plataforma para crear una cultura de higiene bucal y por ende, promover los servicios de esta empresa a través de programas de radio y prensa escrita local, hasta emisiones de televisión. Actualmente, la clínica recibe cada año a varias familias enteras que acuden a su revisión de rutina.

Finalmente, el cuarto elemento del modelo intrapreneur son los innovadores servicios que ofrece el consultorio.

Éste cuenta con un aparato de radiología digital, de los cuales sólo hay 15 en todo el país; una clínica de blanqueamiento de dientes en un sola sesión; la tecnología exclusiva invisalign, un novedoso método que vino a sustituir a los viejos brackets para enderezar los dientes; y laboratorio propio.

En lo que va del año, el centro odontológico ha invertido 200 mil pesos en todo este esquema de trabajo, que además incluye la propaganda en dípticos, papelería y la renovación del logotipo del consultorio.

Todos los miércoles, el emprendedor junto con su equipo de intrapreneurs realiza auditorías internas en la búsqueda de la mejora continua de los procesos.

La siguiente meta es: "Continuar creciendo, pero sabemos que podemos ir más allá, así que nuestro próximo reto es obtener la certificación internacional para lo cual dirigimos todos los esfuerzos", concluye Camón Alarcón, quien pretende continuar a la vanguardia en procesos de certificación y en desarrollo de modelos Intrapreneur en el país.

Y a ti ¿qué te falta para ser una empresa de filosofía intrapreneur?

Escucha a los expertos

Aquí cinco recomendaciones para montar un consultorio de especialidades odontológicas en la ciudad de México:

1. Contar con buena ubicación pues "lo que no se ve no se vende".

2. Tener facilidades de estacionamiento.

3. Pensar en que el futuro de los consultorios dentales está en trabajar por especialidades.

4. Montar el consultorio lo mejor posible, aprovechando al máximo los recursos con que se disponen.

5. Un consejo para los odontólogos: preparación continua.

Contacto

Smile Centro Odontológico

Dr. Carlos César Camón Alarcón

Tels: 5586 87785754 0246 Fax: 5752 0243 smile@smilecentroodontologico.com.mx www.smilecentroodontologico.com.mx