Recursos Humanos

8 reglas para el éxito empresarial

Para mejorar las probabilidades de éxito empresarial y personal, Business Think propone un método que le permitirá crear soluciones efectivas para alcanzar los objetivos deseados
8 reglas para el éxito empresarial
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Adaptación: Juan Alberto Casas

1. Dejar el ego fuera. Algunas personas creen que el ego es indispensable para sobrevivir en el mundo de los negocios, pero es justamente lo que desmoraliza a las personas y a las empresas. Ego no es equivalente de fortaleza. Nadie sabe todo lo que se necesita saber para tomar todas las decisiones: se requiere de los demás.

2. Crear curiosidad. La curiosidad es lo que permite a la gente llevar flexibilidad y mejora a las cosas que son anticuadas y estructura el caos que no sirve a nadie.

3. Apartar la solución. La palabra solución ha perdido su verdadero significado. Todo el mundo tiene una solución; sin embargo, las soluciones prematuras, predeterminadas, premeditadas no tienen valor inherente. En su persecución por la obtención de beneficios está siendo bombardeado por acontecimientos que tienen una solución desde cada dirección, departamento y persona que usted conoce. Todas las soluciones son viables si el problema y la oportunidad se emparejan con la solución. Pero la parte espinosa es reconocer la solución cuando se la ve. Así que esté prevenido y, cuando la reconozca, reformúlela.

4. Conseguir evidencia. Cada decisión ha de estar en tela de juicio y si no la somete usted primero, la juzgarán cuando la presente al resto de la empresa o cuando llegue al mercado. Antes de ir a juicio, necesita un caso convincente, con la evidencia de que el problema u oportunidad en el que usted cree necesita una solución. El propósito de la persecución de la evidencia es conseguir que la gente abra sus mentes y sus bocas y hable claro sobre lo que lleva a usted y a ellos a creer que algo es un problema; verificar que el problema existe realmente.

5. Calcular el impacto. La gente duda mucho en decidir si invierte en una solución. Lo que hace difícil las decisiones sobre en qué nuevas oportunidades invertir es el no saber lo grande que es el problema y cuál sería el impacto financiero si fuera resuelto. Con recursos limitados y opciones ilimitadas, las soluciones deberán medirse respecto a cuestiones de estrategia y contrastarlas con otras soluciones. Cuando se pierde el impacto, cualquier criterio puede persuadir a la gente de aceptar ideas que ofrecen soluciones de menor impacto. Sin claridad financiera, la gente que no es de negocios, los casos que no son de negocios y las soluciones que no son de negocios, ganan.

No se trata de realizar un riguroso análisis financiero. Lo que usted quiere saber es si el problema es de cientos, miles, cientos de miles o millones. El tamaño de la solución deberá ser al menos proporcional al problema que quiere solucionar o la oportunidad que quiere medir.

6. Efecto ondas. Algo está sucediendo en alguna parte de la empresa; está salpicando localmente y entonces las ondas empiezan a extenderse a las demás áreas. El impacto o costo del problema puede aumentar con base en quién o qué más sea afectado.

Cada empresa tiene una misión implícita o explícita, valores y estrategias clave o iniciativas que son imperativas para su crecimiento y supervivencia. Hasta el punto de que usted comprenda cómo está tratando de encajar, porque si usted no comprende cómo definen el éxito los demás, puede conseguir los resultados que busca, pero no los que los demás quieren.

Al mirar el efecto ondas, necesita saber cómo está vinculado a la misión, visión y a las estrategias clave de la empresa. ¿Qué está sucediendo en la empresa que afecta cada decisión tomada, no sólo la que está en consideración?

7. Alto con ámbar. La experiencia en negocios ha convencido a la gente de que chocar con luz roja es un fracaso; así que cuando ven la luz ámbar, cierran los ojos y aceleran esperando pasar. Business Think requiere que trate con lo real. Si chocar contra la luz roja es inevitable, hágalo lo antes posible. Si no puede frenar en la luz ámbar de Business Think, será difícil ser realista, consigo mismo, con los demás o con la solución que necesita el negocio. Durante las conversaciones, la gente le dará señales sobre cómo se sienten y en lo que piensan.

Estas señales vendrán verbalmente (por lo que dicen), vocalmente (cómo lo dicen) y visualmente (su comunicación no verbal). Tendrá que estar muy atento para ver si esas señales indican que la gente ha tropezado con una luz ámbar. Si la detecta, vaya más despacio, confíe en su conocimiento y en su criterio para discernir lo que debe hacer al respecto.

8. Encontrar la causa. Salvo que pregunte por qué, tratar de resolver un problema es como tomar un analgésico para curar una enfermedad. Conoce los efectos de la enfermedad y el impacto de ella en el cuerpo, pero no sabe qué está causando esa enfermedad; por lo tanto, la droga disfraza el dolor, mientras la condición sigue viviendo y empeorando.

El laboratorio de la vida real de los negocios envuelve a gente inteligente y experta que constantemente cambia de prioridades y con textos organizacionales. Esta complejidad es la razón por la que sugerimos que pase algún tiempo buscando el porqué, después de haber encontrado la evidencia y el impacto para probar que merece una solución.

Effective Management Publications. Barcelona, España www.EuroLatin-bpg.com

Visite el sitio web de AltoNivel.com.mx