Consultoría

Otra opción para tener dinero fresco

Cuatro compañías obtuvieron recursos. Les prestaron desde 670 mil y hasta 20 millones de pesos, a sólo unos meses de que inició una nueva alternativa financiera enfocada en las Pymes
Otra opción para tener dinero fresco
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

José Carral Cuevas, presidente de Negocios Extrabursátiles, una empresa autorregulada que sirve de escaparate para que pymes consigan capital mediante la venta de acciones, emisión de deuda, venta de franquicias, señala que emisoras medianas esperan salir este año de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para participar en el nuevo mercado alterno.

Desde que inició operaciones a finales de junio del año pasado, la empresa ha logrado una base de 136 clientes, de los cuales 93 son compañías de los sectores comercial, industrial y de servicios que buscan financiamiento y el resto son especialistas financieros.

El objetivo de la compañía es concluir el primer semestre del año con 270 clientes y continuar con la historia de éxito en la que ya hay cuatro protagonistas, entre ellas Zermat Internacional (productora de cosméticos), que vendió acciones por tres millones de dólares.

Casos concretos

Asimismo, Indesin Equipos (transporte de residuos) y Sistemas Industriales (fabricante de tubos de acero), colocaron acciones por 60 mil dólares, Olivarera (productor de aceite de oliva), por 20 millones de pesos, y Paquete con Imaginación (empresa de empaques) obtuvo cinco millones de pesos al ofertar 20 por ciento de su capital. César Miranda, director de Finanzas de Zermat, una de las empresas que obtuvo financiamiento mediante ese mercado alterno -sin precedente en México- conocido en otros países como OTC (over the counter/fuera de bolsa), asevera que allegarse de capital fue complicado porque al despacho Antonio Mayer le llevó algunos meses identificar al inversionista.

No obstante, afirma que conseguir los recursos por medio de Negocios Extrabursátiles fue más sencillo que si hubiera recurrido a la BMV. "Para tener éxito ahí se necesita ser una empresa de alta bursatilización y renombre", dice.

Si una empresa demuestra que se está consolidando y necesita recursos para seguir creciendo puede ser atractiva para inversionistas y obtener el capital con más facilidad en el OTC, agrega Miranda.

Ideal para pymes

El esquema es ad hoc para pequeñas y medianas empresas que no tienen acceso a los grandes capitales. En México hay 210 mil 215 compañías registradas en esa categoría. A través del portal www.negociosextrabursatiles.com.mx, inversionistas institucionales y calificados, con ingresos de 500 mil udis (unidades de inversión) al año o 1.8 millones de pesos; o con un patrimonio líquido por 1.5 millones de udis o 5.5 millones de pesos, pueden participar en la compra de acciones.

Inversionistas institucionales y calificados como Actinver, Deloitte, Casa de Bolsa Arka, Ernest & Young, Invex, Ixe, Multivalores, Vector y Valmex, por mencionar algunos, realizan las transacciones y por lo tanto fungen como avales de las empresas emisoras.

Pese a que la oferta se realiza mediante el sitio web, la transacción se concreta "cara a cara", entre la empresa, su asesor financiero y el inversionista.

Sin tantas obligaciones

En una actitud realista, Carral Cuevas acepta que "no hay garantía de que no existan fraudes o pillos dentro o fuera de ese u otro mercado", pero asevera que quienes invierten en las empresas listadas en Negocios Extrabursátiles "tienen la misma seguridad jurídica que quien compra un automóvil".

En México los que invierten en la BMV no pagan impuestos sobre ganancias de capital, pero no aplica ese mismo ordenamiento a quienes lo hacen en pymes, lo que significa que en las transacciones que promueve Negocios Extrabursátiles se aplica una retención de 20 por ciento sobre ganancias de capital.

Carral asegura que promoverá un cambio a la miscelánea fiscal que permita exentar del impuesto sobre ganancias de capital a los inversionistas que participan en el mercado alterno.

En Negocios Extrabursátiles colaboran Nafinsa y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) con un fondo conjunto que representa 20 por ciento de los cuatro millones de pesos que representó la inversión total del OTC.