Plan de Negocios

Asesoría, clave para el desarrollo de las PyMes familiares: BID

"Las PyMes familiares tienen que establecer una nueva cultura del negocio. Es decir, deben tener la capacidad de diferenciar en dónde termina la familia y en dónde empieza la empresa, sólo así lograrán su desarrollo y, sobre todo, su supervivencia": Lawrence Harrington, Representante del BID en México
Asesoría, clave para el desarrollo de las PyMes familiares: BID
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La importancia de las PyMes en la economía mexicana es indudable, según datos proporcionados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) representan el 90% de las empresas del país y generan aproximadamente el 70% del total de los empleos en México.

Un alto porcentaje de estas compañías están conformadas por las denominadas empresas familiares, mismas que, a pesar de su relevancia económica, presentan una serie de problemáticas que impiden su permanencia en el mercado. Es decir, sólo el 7% logra la transición a la segunda generación; mientras que el 2%, a la tercera.

Según el BID, lo anterior se debe a que no cuentan con un plan de negocio de mediano plazo y carecen de reglas claras entre los miembros de la familia y el consejo administrativo.

La problemática anterior es un común denominador en los países de América Latina y el Caribe, por lo que el BID, desde su creación, ha implementado una serie de proyectos que están enfocados a incentivar el crecimiento económico sostenible de las PyMes, así como reforzar su competitividad.

De tal forma, desde 1959 y hasta fines de 2006, el Banco ha donado a sus afiliados más de US$145.000 millones de dólares en préstamos y en garantías para financiar proyectos que demandaron una inversión total de US$336.000 millones de dólares.

La experiencia mexicana

En el caso particular de México, la intervención del BID ha estado presente, por lo menos, en más de una decena de proyectos, como el Programa de Apertura de Mercados a PYMES por medio de la Política de Competencia, (Enero 2007) o el Desarrollo del Modelo Tecnológico para Mejorar la Cadena de Valor en PYMES, (Marzo 2006), entre otros.

Los trabajos anteriores han recopilado una suma de éxitos. Resultados que impulsaron a que esta institución bancaria interviniera, de nueva cuenta, a favor de las empresas mexicanas.

De tal forma, el pasado 30 de mayo la institución bancaria firmó un convenio con la Universidad La Salle para desarrollar el Programa Piloto de Desarrollo e Implementación Protocolo de Familia en PYMEs. Este proyecto tendrá una inversión de US$2 millones de dólares y se desarrollará en un lapso de tres años.

Durante la firma del acuerdo estuvo presente Lawrence Harrington, representante del BID en México, quien platicó (en exclusiva) con Soyentrepreneur.com sobre la situación de las PyMes familiares en México, así como los pasos que deben seguir para lograr su desarrollo y, sobre todo, permanencia en la escena económica.

Los expertos recomiendan

Para Lawrence Harrington, las PyMes familiares de México y América Latina tienen un gran potencial; sin embargo, reportan la falta de un consejo administrativo, situación que se traduce en rezago.

"Las Pymes, al carecer de un consejo administrativo les resulta fácil emplear sus recursos monetarios en fines personales. Esas son pequeñas fugas que atrasan el desarrollo de la compañía. Además, realizan respaldos morales en lugar de efectuar trámites notariales en lo que se refiere a la sucesión de puestos directivos", señaló Harrington.

Al cuestionarlo sobre las medidas que deben seguir las empresas familiares para conformar un consejo administrativo que les permita ser más competitivas recomendó, "Las PyMes requieren de asesoría para desarrollar programas de gobernabilidad dentro del propio negocio.

Es relevante que aprendan a prever los problemas que surgen con la transferencia del poder o dirección de la empresa, ya sea por fallecimiento o cambios en las estructuras familiares.

En pocas palabras, es prioritario que establezcan una nueva cultura del negocio. Es decir, deben tener la capacidad de diferenciar en dónde termina la familia y en dónde empieza la empresa, sólo así lograrán su desarrollo y, sobre todo, su supervivencia".

A lo que agregó, "también, es imperativo que busquen solidez financiera a través del pago a tiempo de sus impuestos y, principalmente, que no hagan mal uso de la caja chica".

Con respecto al trabajo en conjunto que realizará el BID con la Universidad La Salle, enfatizó que éste ayudará a las PyMes a diseñar un modelo de protocolo que permita profesionalizar los procesos de administración, así como la sucesión de los fundadores.

Finalmente, Harrington mencionó que la calidad y la competitividad son "la combinación perfecta para que las empresas permanezcan en el actual contexto global de los negocios".