Hide this Looking for English Content? Click here

E-contratos nuevos tipos de contratos

Las nuevas tecnologías han provocado la creación de nuevos términos y mayor uso de los sistemas informáticos. ¿Ya conoces los e-contratos?
E-contratos nuevos tipos de contratos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

A primera vista los contratos informáticos son los asociados al arrendamiento, al software, al mantenimiento de sistemas informáticos, y todas aquellas denominaciones nacidas del nuevo entorno tecnológico, así como otras más tradicionales, como los contratos publicitarios, de patrocinio y de confidencialidad, entre otros. En este artículo no vamos a abordar los contratos por todos conocidos, aunque sea de oídas, sino aquellos contratos más llamativos debido a su vocablo anglosajón, o por la complejidad de las nuevas relaciones de negocios que, hoy en día, hay que llevar a cabo para sentirse respaldado.

Las nuevas tecnologías han provocado que un simple apretón de manos o una firma en un contrato, leyéndolo por encima, no ofrezcan ninguna seguridad a las partes contratantes, incluso muchas veces una lectura detenida del contrato no ofrece al usuario mayores respuestas que una lectura rápida. Esto es debido al uso excesivo de tecnicismos y anglicismos. Así, nos encontramos con los contratos de denominación propiamente anglosajona, como el contrato de leasing, click-wrap, escrow, facility managment, outsorcing, hosting, housing, co-branded, y más. Estos contratos, aún siendo en español, son casi imposibles de entender como sucede con los contratos de afiliación de página web, de migración, aviso legal, política de privacidad, suministro de contenidos, contratos sobre nombres de dominios, por citar algunos.

Contrato o licencia de click-wrap; es aquel texto que aparece en forma de ventana previa a la aceptación de los servicios o suministro de los productos. Un ejemplo claro de este supuesto son las condiciones generales que se presentan en la pantalla de la PC anteriormente a la descarga de un nuevo software. La no aceptación del contrato o licencia click-wrap, da lugar a la imposibilidad de la descarga, mientras que su aceptación no sólo posibilita ésta sino que además significa que el usuario ha leído y está conforme con las cláusulas del contrato.

Contrato de escrow; también conocido como depósito de fuentes. Este contrato media entre una empresa que ha creado un programa a la medida o software, poniéndolo a disposición de su cliente, no así el código fuente del software, el cual deberá ser depositado ante un tercero de buena fe (un agente de escrow). Este tipo de contrato tiene lugar cuando el licenciante (el creador del software) quiere limitar el uso sobre el software ante posibles transformaciones o reproducciones no deseadas del programa, así como para ofrecer garantías al cliente, ya que en caso de quiebra o cese del licenciante, éste podrá contar con el código fuente para el mantenimiento del programa.

Facility management; su equivalencia al español es el contrato de arrendamiento de equipos y servicios. Este convenio es la respuesta de muchas empresas para una correcta contratación de las soluciones tecnológicas necesarias a través de un tercero profesional en la materia que, asímismo, le ofrece el mantenimiento de equipos, asesoramiento, gestión y otros servicios.

Contrato de hosting; su traducción al español es alojamiento. Este contrato se formaliza cuando una empresa proveedora de servicios de Internet permite el alojamiento de la página web de un tercero -cliente- en su infraestructura tecnológica, a cambio de una contraprestación. En la vida cotidiana este contrato sería como el de alquiler de una habitación dentro de una casa.

CONTRATOS CON DENOMINACIÓN EN ESPAÑOL

Contratos de afiliación de página web; es un tipo de contrato publicitario propio del entorno de Internet que combina prestaciones del derecho más tradicional como el mercantil, y ámbitos relativamente desconocidos del derecho como la propiedad industrial e intelectual. En este tipo de contratos se persigue que una de las partes (el prestador de servicios) eleve el número de visitas de usuarios en su página web, mediante la cesión de tráfico de usuarios por el afiliado. Para ello, el afiliado recibe en contraprestación elevar el número de visitas o un descuento en los servicios o productos que el prestador de servicios realiza a través de su página corporativa.

Contrato de migración; migración en términos informáticos significa el traslado de una aplicación de una PC a otra, en condiciones de compatibilidad. Es decir, la formalización de este contrato persigue que una empresa dedicada al desarrollo del software a medida se comprometa a realizar la migración que el cliente -propietario del software- le solicite, sin que por ello los derechos de propiedad intelectual e industrial que estén en posesión del cliente se vean en ningún tipo de medida disminuidos o afectados.

Contratos de creación de contenidos; la formalización de esta relación jurídica nace cuando una empresa decide contratar a un tercero para el desarrollo de ciertos contenidos en razón de la especialidad. Así, las personas que dentro de su relación laboral desarrollan contenidos por cuenta de terceros no podrán reclamar derechos de propiedad intelectual, ya que estos pertenecerán a la empresa que les contrata.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.