Emprendedores

Un negocio de fotografía

Invertir 10 mil pesos en una imagen no es mucho para quienes se van a casar. Este segmento de mercado fue el que eligió este emprendedor para su negocio que combina el arte de la foto con la tecnología
Un negocio de fotografía
Crédito: Depositphotos.com

Dicen que una imagen expresa más que mil palabras, y en el caso del fotógrafo José Antonio Saucedo va más allá de tener una buena foto de recuerdo: es su fuente de ingresos, su forma de vida y el negocio a través del cual recauda alrededor de 30 mil pesos en sólo tres días de trabajo, y más de 50 mil en temporadas altas para las bodas, como noviembre.

"El mercado de bodas mueve mucho dinero en México, porque aquí las personas, especialmente la mujer, tiene la idea de este evento como algo mágico y, por supuesto, muy social, así que buscan tener un buen recuerdo de ello, plasmado en foto y en video", señala el dueño de Wedding Photography.

Si bien el emprendedor explica que hace algunos años sus proyectos se enfocaban a foto publicitaria, reconoce que al desempeñar este trabajo como freelance a veces "las propuestas fallaban, no siempre existía la misma cantidad de ingresos, y el estar en un lugar fijo me limitaba un poco a tener otras fuentes de dinero".

Más que imagen, un negocio real

Sin embargo, Saucedo explica que al conocer la estructura con la que estas agencias operaban con sus clientes, decidió retomar parte de ese esquema y aplicarlo en el campo de las bodas. A su vez, estudió el modelo de operación de fotógrafos en países como Estados Unidos para insertarlo en su dinámica de trabajo en el país, y así empezar su empresa.

"Sabía que no podía ofrecer lo mismo que los demás, ni contaba con mucho capital, si acaso la inversión que tenía en mi equipo de fotografía que era mayor a los 15 mil pesos. Por ello comencé a buscar la forma de llegarle a más personas sin invertir demasiado. Ahí encontré el secreto de este trabajo: recurrir a la tecnología para acercarme a las personas, sin tener que gastar en un local", explica.

José Antonio argumenta que algunas veces las personas se quejan de que todo salió bien en la fiesta, menos la foto o el video. Los clientes, dice, están dispuestos a hacer una buena inversión en este aspecto, si se les garantiza un servicio de calidad y personalizado.

Más valor

Así fue que el emprendedor decidió no quedarse con la foto tradicional de estudio; por el contrario, en cada evento toma 500 fotos o más, las coloca en una página de Internet y ahí la pareja puede elegir las de su agrado. Una vez hecha la selección, su empresa las entrega en un álbum encuadernado, más una versión musicalizada en DVD donde las imágenes vienen distribuidas en secuencia. Cabe señalar que durante el evento, los invitados pueden elegir cualquier escenario o contexto para las imágenes.

El paquete básico que se ofrece con un álbum de 32 páginas y más de 100 fotos cuesta alrededor de 14 mil pesos, y el más caro (con más de 500 fotos) y video supera los 25 mil. "En mi experiencia es más fuerte el ingreso obtenido por parte de bodas que de publicidad. Son trabajos muy distintos en cuanto a tiempo, por ejemplo, en la empresa se factura al menos 30 mil pesos al mes, sólo por tres días de trabajo, y quizás tres o cuatro más en la edición. El resto es tiempo libre para dedicarlo a otras actividades; incluso este trabajo a veces se complementa con proyectos adicionales de foto".

¿Negocio pequeño? Para nada

La clave que él recomienda a los emprendedores es acercarse a la tecnología para agilizar tanto la logística del trabajo, como para hacer un networking (redes) efectivo con clientes fuera de la capital y con los proveedores. En su caso, Internet le ha permitido pasar de lo local a un negocio que tiene presencia en toda la República Mexicana.

Además, según dice, actualmente los novios tienen muy poco tiempo para acudir, en forma directa, a seleccionar el material, así que la tecnología es el canal para elegir sus imágenes con los cambios que requieran y mandar contratos electrónicos, entre otros documentos, que la compañía pide para agilizar la contratación del servicio. Asimismo, en su sitio web hizo alianza con algunas empresas que aparecen en la página y ofrecen servicios relacionados con la boda, como salones de fiestas, boutiques, inmobiliarias, etcétera.

Tal vez algunas personas piensan que hacer foto es un negocio "pequeño", pero en realidad cualquier idea puede crecer si pones atención en el mercado y te vas adaptando a sus necesidades. Los planes del entrevistado para extender su empresa consisten en replicar su modelo de trabajo, es decir, capacitar a fotógrafos respecto a su know how de ventas, en especial con lo relacionado en armar paquetes y en cuanto a la toma de imágenes. Incluso, ya tiene algunas ofertas en el país.

Estrategias ganadoras

Otra de sus estrategias para ampliar el negocio será ofrecer a sus clientes la oportunidad de promover entre sus conocidos el servicio de "solicitar copias adicionales". Es decir, los novios podrán dar su link de la página donde estén sus fotos a familiares y amigos, ellos solicitan las imágenes o video adicional y la empresa hace entrega a domicilio.

Por el momento, el emprendedor trabaja con un proveedor de video y asistente, y aunque se tiene que contemplar el pago para ellos, confirma que las ganancias para quien dirige el negocio son de aproximadamente 80 por ciento del total. "Para los interesados, este negocio requiere de una inversión promedio de 100 mil pesos, aunque no de un solo golpe. Se puede comenzar con unos 35 o 40 mil pesos que abarquen equipo fotográfico, iluminación y algunos programas de edición para la computadora".

José Antonio Saucedo concluye que entre las ventajas de este negocio, a diferencia de otros, está la libertad de destinar tiempo para diferentes proyectos, y es mercado que sigue en auge. "Además, a partir de la primera recomendación, existe la posibilidad de que tus contactos se multipliquen para participar en otros eventos".

Contacto

José Antonio Saucedo. Tel.: 2876 6333 www.antoniosaucedo.net/ antoniosaucedo@netvoice.com.mx