Plan de Negocios

Producen vainillina del agua de nixtamal

México podría convertirse en un jugador importante en el mercado mundial de saborizantes y aromatizantes
Producen vainillina del agua de nixtamal
Crédito: Depositphotos.com

México podría convertirse en un jugador importante en el mercado mundial de saborizantes y aromatizantes, valuado en dos mil 300 millones de dólares, luego de que el investigador mexicano Ali Asaff desarrollara y patentara a escala internacional, el método para obtener vainillina del agua de nixtamal que desechan empresas como Maseca y Minsa.

Con el apoyo de Merck, Sharp & Dohme, Asaff integró el plan de negocios que le pennitirá convertir su investigación en un proceso financieramente rentable. Originalmente los aromatizantes y saborizantes eran de origen natural; sin embargo, el costo de las materias primas para producirlos y la incapacidad de los agroproductores para cubrir la demanda mundial, desencadenó la producción sintética a partir del benceno que contiene el petróleo.

Así, por ejemplo, el 90% de la vainillina que se usa en el mundo para la elaboración de chocolates, panadería, dulces y bebidas, entre otros, es sintética. No obstante, estudios recientes revelaron que estas sustancias tienen trazas contaminantes y son precursoras de enfermedades cancerígenas.