Consultoría

Quiero vender todo el año

La producción y venta de artículos de temporada exige ideas innovadoras para mantener un flujo de caja continuo a lo largo del año
Quiero vender todo el año
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En nuestro pueblo se fabrican a mano prendas de lana y la mayor parte se vende en invierno. Quiero saber si se pueden exportar a otros países o qué hacer para no depender sólo de las ventas que generamos en tiempos de frío.

Juventino Benito Jiménez. Ixtlahuaca, Estado de México

Definitivamente, una alternativa es exportar. Sin embargo, hay que cuidar varios aspectos para hacerlo con éxito.

Primero, asegúrate de que tu producto tenga una imagen mercadeable. Con esto me refiero a que tenga una marca llamativa, una etiqueta bonita, información referente a su manufactura hecha a mano, instrucciones para su cuidado y lavado, y un surtido variado en colores, estilos y tallas.

También es importante tener la capacidad productiva necesaria. Si un cliente en Canadá te pide 10 mil bufandas, ¿podrá surtirlas a tiempo y con calidad? Debes saber hasta dónde llega tu capacidad de producción para dimensionar qué puedes ofrecer.

Vale la pena que acudas a las ferias y exposiciones de productos artesanales que se realicen en tu estado, ya que es posible que tus productos puedan clasificarse como artesanías. Los estados en donde se dan más actividades empresariales de artesanos son Michoacán, el Estado de México, Jalisco, Puebla, Guanajuato, Tlaxcala y Veracruz.

Asimismo acércate al Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) para obtener más información sobre exposiciones, catálogos y beneficios para productores artesanales. Pregunta por el convenio que tienen con el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) para la exportación de artesanías. Sus páginas de Internet son, respectivamente: www.fonart.gob.mx y www.bancomext.com.

Ten en mente que los países que más te pueden interesar son Estados Unidos, Canadá y toda Europa, debido al clima frío, y al interés por productos diferentes y hechos a mano.

Si esto resulta muy complicado por ahora, no lo descartes del todo. Déjalo para una siguiente etapa de expansión. Pero mientras tanto, encuentra otros artículos de lana que puedas producir y que se vendan no sólo en época de frío. Tal vez accesorios, cinturones o pantalones. O quizás tejidos interesantes para el hogar, como cortinas o tapetes que contengan lana. Un producto que se está poniendo de moda son los cobertores de sillones, una especie de cobija para cubrir los sillones.

Tienden a ser cálidos y gruesos, con colores y diseños llamativos.

Son una buena opción para inyectarle nueva vida a muebles viejos, sin necesidad de retapizar. Puedes encontrar ideas en la página: www.homefurnishings.com o en catálogos de tiendas departamentales y de decoración.

Finalmente, busca oportunidades de venta más allá de las fronteras de tu estado, digamos en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

En estas ciudades, y debido a la altitud, casi todo el año hay mercado para ropa de lana. Llama a los grandes almacenes como Sears, Suburbia o Fábricas de Francia, y pide una cita de ventas. Si tu producto es bueno, diferente y con una imagen mercadeable (como explicamos arriba), tendrás buenas posibilidades de que te compren. Es un camino difícil, pero que te ayudará a llegar a muchos clientes.

* Emilio Betech Rophie es consultor especializado en promociones, lealtad y ventas. Es catedrático de la Universidad Iberoamericana y capacitador en el Entrepreneur Business Workshop.