Consultoría

Los 10 errores más comunes de las empresas familiares y cómo evitarlos

Roberto Gómez Eng, socio de KPMG en asuntos de empresas familiares y Gobierno Corporativo, propone algunas soluciones a diversas problemáticas
Los 10 errores más comunes de las empresas familiares y cómo evitarlos
Crédito: Depositphotos.com

1. Tratar de cambiarlo todo de golpe, pasando por encima de las resistencias de miembros de la familia con más antigüedad en la empresa.

SOLUCIÓN: "El cambio se debe hacer con firmeza. La clave es hacerlo de tal forma que las estructuras no se resientan".

2. Retrasar la implantación de innovaciones críticas por causa de la diferencia de opiniones entre miembros de la familia.

SOLUCIÓN: El mercado no espera a nadie. Debes negociar y liderar el cambio hasta lograr la implementación de innovaciones. Hay que "vender" los beneficios que los cambios supondrán para la empresa, y hacerlo de una forma profesional, con datos en la mano.

3. Ausencia de liderazgo.

SOLUCIÓN: Aunque tengas que escuchar 20 veces "lo bien" que lo hacían tu padre o tu abuelo, nada justifica el hecho de que no tomes las riendas.

4. Conformarse con lo que hay. Tratar de conservar a los clientes que se heredan, ofreciéndoles los mismos productos o servicios "de toda la vida".

SOLUCIÓN: Debes planear estratégicamente el crecimiento de la empresa y, para hacerlo bien, necesitas estudios de mercado que te permitan tomar decisiones sobre qué productos mantener en tu oferta, cuáles hay que modificar y qué nuevos conviene incorporar.

5. Perpetuar la política de "reparto de beneficios" y tener una política de inversión conservadora.

SOLUCIÓN: Muchas empresas familiares quedan ahogadas en el viejo sistema de recoger los beneficios y repartirlos entre la familia. El problema es que la implementación de innovaciones exige inversiones. El acceso a un socio de capital de riesgo puede resultar una solución para empresas que no dispongan de recursos para innovar.

6. Tratar a toda costa de conservar la "propia idiosincrasia" y defender a capa y espada la total independencia de la empresa

SOLUCIÓN: Si la empresa no dispone de herramientas suficientes para competir en el mercado en una situación ventajosa -por ejemplo, por escasez de recursos financieros, de tecnología, know-how, etc.-, no hay que desdeñar la posibilidad de establecer vínculos con otras empresas. Las fórmulas van desde la fusión hasta joint-ventures o alianzas.

7. Dar prioridad a los vínculos familiares en el organigrama.

SOLUCIÓN: El primer paso hacia la profesionalización y la innovación está en la modificación de la cultura de la empresa. Es necesario instaurar cambios que permitan designar puestos y roles en forma racional.

8. Confundir propiedad con gestión del negocio.

SOLUCIÓN: Si te has convertido en propietario de la empresa debes evaluar tus habilidades para dirigirla e implantar todos los cambios que precisa. Si tienes que abandonar la dirección y poner al frente a una persona más capaz, no dudes en hacerlo.

9. Perpetuar una política de comunicación basada en la informalidad y el secretismo.

SOLUCIÓN: Debes implantar un plan de comunicación interna que sistematice los flujos de información en todas direcciones (ascendente, descendente y horizontal). El hecho de que determinados puestos estén ocupados por familiares no debe impedir que se sigan las reglas establecidas en el plan.

10. Elegir mal a los competidores y mantener una visión estrecha del mercado.

SOLUCIÓN: Debes abandonar la creencia de que nuestro competidor es "la empresa -o la familia- de enfrente", puesto que es una forma más de estancamiento. Sea cual fuere la dimensión de la empresa, ésta debe concebir el mercado como un espacio más amplio, donde los competidores se extienden fuera de la localidad, la provincia e incluso el país. Necesitas ampliar tu visión.


www.SoyEntrepreneur.com