My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Consultoría

Papelito habla

Los puntos que no debes olvidar y las advertencias que necesitas escuchar sobre los aspectos legales que dan vida a la empresa familiar
Papelito habla
Crédito: Depositphotos.com
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

No es un secreto: casi el 80 por ciento de las empresas mexicanas está controlado por una familia que se distingue por el traspaso, de generación en generación, de conocimientos sobre el mercado y cómo se administran y planean los negocios familiares.

"Para ser competitivas, estas organizaciones requieren el establecimiento de bases legales para su adecuada administración, control y toma de decisiones y, sobre todo, para equilibrar los intereses de todos los actores", sostiene Sylvia Martínez, socio corporativo de Ernst & Young México.

Para formalizar, organizar y gestionar su actividad, las empresas familiares disponen de los mismos mecanismos jurídicos que las demás: actas constitutivas, estatutos, acuerdos de accionistas y decisiones del consejo de administración, entre otros. "Sin embargo, la presencia de un grupo familiar en el control plantea problemas específicos y un sinnúmero de dificultades y retos, que van desde la constitución de la compañía hasta su funcionamiento y operación", destaca Sylvia Martínez.

El secreto, en su opinión, es la correcta aplicación de bases legales que faciliten la adecuada administración, control y toma de decisiones en la organización; la planeación y el establecimiento de reglas para el cambio generacional. Este esfuerzo, además, debe ayudar a crear y mantener un marco normativo que regule el modelo de la relación familiar y evite su desaparición.

Como elementos esenciales para lograr ese objetivo, Sylvia Martínez menciona, por ejemplo, planes de sucesión que incluyan aspectos legales, bases jurídicas, estatutos sociales, alternativas para controversias y definiciones de propiedad del capital. Otros factores de importancia son los candados sobre el capital social y reglas de limitación, así como políticas para la incorporación de familiares al trabajo, la remuneración de los mismos y la sucesión.

Factores jurídicos indispensables

* Determinación de la estructura del capital y de la propiedad, así como las alternativas legales para la distribución de las utilidades.

* Establecimiento de las políticas para el gobierno corporativo de la empresa que facilite que éstas sean transferidas a la generación más joven.

* Elaboración del protocolo familiar.

* Establecimiento de reglas que delimiten la inversión de terceros, con el objeto de mantener el control de la familia en la empresa.

* Elaboración de documentos tendientes a determinar y delimitar los sueldos/salarios, beneficios y prestaciones de los empleados (miembros del núcleo familiar) y demás trabajadores.