Recursos Humanos

Microfinancieras respaldan en México a cinco millones de empresas familiares

"El 82% de los clientes son mujeres, esto se debe a este sector es considerado como mejores pagadoras", destacó el director del grupo Prodesarrollo, Francisco de Hoyos.
Microfinancieras respaldan en México a cinco millones de empresas familiares
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El sector de las microfinanzas en México, integrado por 141 instituciones, ha beneficiado a unos cinco millones de empresas familiares con créditos promedio de unos US$650, dijo el director del grupo Prodesarrollo, Francisco de Hoyos.

Los estados con mayores sucursales microfinancieras son Chiapas con 132, Estado de México 100, Veracruz 94, Puebla 54, Distrito Federal 49, Oaxaca 43, mientras que los estados con menor presencia de sucursales son Baja California Sur con una, Durango 2, Colima 2, Zacatecas 3 y Baja California 5.

De Hoyos recordó que en 1996 la red de Prodesarrollo comenzó con la colaboración de 14 instituciones, de las cuales solo un 20% era sostenible, mientras que ahora el número asciende a 62 con sus estados financieros sólidos.

El ejecutivo recordó que en México el 42,6% de los 103 millones que componen la población total se encuentra en una situación de pobreza.

El funcionario señaló que estas instituciones orientan su trabajo sobre las estrategias que estableció el Grameen Bank de Bangladesh, fundado por el premio Nobel de la Paz 2006 Muhammad Yunus, y que consiste en ofrecer créditos principalmente a mujeres para el desarrollo de empresas familiares.

"El 82% de los clientes son mujeres, esto se debe a esa cultura de que las mujeres son mejores pagadoras", destacó.

Adicionalmente, las mujeres en las comunidades rurales recurren al autoempleo como manera de complementar el ingreso familiar, "lo que les permite el cuidado de los hijos y la familia", explicó De Hoyos.

Añadió que Prodesarrollo estableció un código de ética firmado por sus 62 afiliadas para proteger a los clientes de posibles malas prácticas, y añadió que actualmente la meta es incrementar los servicios a los lugares más remotos del país, ofrecer microseguros y operar con remesas, entre otras cosas.

De Hoyos aclaró que "los microcréditos no van a sacar al país de la pobreza, pero sí son un instrumento que ha permitido a muchas familias mejorar su situación y conservar un empleo".

El directivo aclaró, no obstante, que en México las microfinancieras cobran tasas del 70% en promedio, cifra superior a la de los bancos comerciales y mayor a la registrada en otros países de América Latina y el Caribe.