Franquicias

Te ayuda a dirigir tu negocio

ActionCOACH, la única franquicia de coaching de negocios en México, ofrece más de 400 estrategias probadas a nivel mundial para mejorar el desempeño de los dueños de pequeñas y medianas empresas.
Te ayuda a dirigir tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Instituida en 1997 en Australia, la franquicia Action Coach llegó a México en 2001 de la mano de Alejandro De Gyvés, director general de Fran Action S.A. de C.V., compañía que maneja la franquicia maestra en el país. ¿En qué consiste este negocio que al día de hoy forma una red nacional integrada por 54 franquiciatarios? El coaching de negocios es una actividad que ayuda a los dueños de las compañías a ser "mejores". Esto implica una asesoría "tú a tú", coach y empresario, para que este último aprenda, a partir de los consejos de un experto, a definir objetivos precisos, tomar mejores decisiones y aumentar la eficiencia de sus horas laborales.

"La causa principal del fracaso de las Pymes en nuestro país es la falta de preparación del dueño para jugar el rol de director general", señala De Gyvés. Ante esta situación, el empresario decidió adquirir los derechos de Action Coach y, de esta manera, traer a México una franquicia pionera en la implementación de coaching de negocios. Esto también abrió la puerta para los emprendedores interesados en invertir en un negocio que ha probado su efectividad en 26 países alrededor del mundo.

Sistema "paso a paso"
Action Coach ofrece dos modelos de franquicia: una licencia individual (cuota de franquicia US$60,000) para quien desee convertirse en coach operando desde casa o en un pequeña oficina; o bien, una firma (cuota de franquicia US$350,000), la cual consiste en ocho licencias de coach y exige contar con una oficina establecida y personal administrativo de, al menos, seis integrantes. 

Para los interesados en formar parte de la red de franquiciatarios, Action Coach maneja un sistema "paso a paso". La primera etapa es un proceso de reclutamiento y selección de prospectos, quienes requieren de ciertos requisitos: personas que tengan experiencias exitosas en diferentes áreas de trabajo, que les guste aprender cosas nuevas y, sobre todo, que sientan pasión por ayudar.

Una vez elegidos los candidatos, inicia un periodo de entrenamiento intensivo que tiene lugar en las oficinas corporativas de la franquicia maestra ubicadas en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. Desde ahí se ofrecen cursos de inducción a personas de México, España y Brasil.

Se trata de 10 días en donde el objetivo es preparar a los reclutados para convertirlos en "agentes de cambio". Al finalizar esta etapa, los interesados adquieren un entendimiento claro para emprender su propio negocio.

Durante el primer año de operaciones se asigna un coach para dar seguimiento al desarrollo de las nuevas franquicias. Además, los franquiciatarios tienen acceso ilimitado a una intranet en donde pueden tanto interactuar con otros coaches de México y el mundo como disponer de la información generada en otros países.

Franquicia sin competencia
Action Coach demuestra que es congruente con su filosofía, ya que su primera tarea es ayudar a sus franquiciatarios a fortalecer su negocio. Para ello, pone a su disposición más de 400 estrategias sencillas y prácticas implementadas exitosamente a nivel internacional. Las áreas que abarcan estas tácticas son diversas, desde un salón de belleza hasta fábricas de ropa. 

Para empezar, Action Coach facilita 74 estrategias para la generación de prospectos de clientes y ocho más que componen el plan de publicidad. Entre las principales tácticas destacan anuncios prediseñados en prensa escrita, seminarios estructurados para dar a conocer la franquicia en un mercado determinado, correo directo y telemarketing. Por su parte, el departamento de mercadotecnia de cada franquicia se encarga de prospectar y, una vez captado el cliente, el siguiente paso es "tomar una fotografía" de su negocio para conocer dos aspectos: ¿dónde está? y ¿hacia dónde quiere dirigirse?

Así, inicia una relación de trabajo conjunto entre coach y dueño que dura mínimo 12 meses, tiempo suficiente para evaluar los objetivos trazados. El canal de comunicación se mantiene abierto a través de reuniones semanales, presenciales y virtuales, aprovechando la tecnología (videoconferencia, correo electrónico y teléfono). También el coach lleva a cabo talleres dirigidos al personal clave de la empresa a fin de agilizar la implementación de las acciones que el dueño ejecute.

Una de las grandes fortalezas de Action Coach se encuentra en el trabajo en equipo. Los franquiciatarios están en contacto permanente para intercambiar opiniones, experiencias y estrategias. En este aspecto, la franquicia maestra los apoya organizando reuniones periódicas entre coaches a nivel regional, nacional e internacional.

"Si un servicio realmente funciona, la gente lo transmite de boca en boca. En nuestro caso, la mayoría de los clientes son referenciados", destaca Alejandro De Gyvés. Actualmente, la franquicia tiene presencia en las principales ciudades del país: Cancún, Puebla, Veracruz, Monterrey, Ciudad de México y Guadalajara. "El mercado está mejor que nunca para seguir creciendo, por eso, Action Coach continuará su expansión por la República Mexicana y el resto de Latinoamérica", sentencia.





www.SoyEntrepreneur.com