Recursos Humanos

Los desafíos de las pequeñas empresas para 2008

A continuación, con la ayuda de varios jóvenes empresarios colombianos y compañías reconocidas de Caldas, presentamos algunos de los desafíos y metas que se debe fijar para el 2008.
Los desafíos de las pequeñas empresas para 2008
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Comenzar año no es nada fácil, más cuando se ha previsto que viene un año difícil en materia económica, y que hay ventarrones y una fuerte competencia de todos lados, lo que aumentará si se abren puertas como las del TLC.

Aunque en general esta incertidumbre cobija a todos los empresarios, los más vulnerables son siempre los pequeños que tienen pocos recursos y capacidad económica para responder.

Por esta razón la incógnita de muchos es cómo van a timonear el barco durante el año que viene y qué debe ser lo urgente para atender sobre lo importante. Sin embargo, recuerde que uno de los principales consejos es empezar el año con todo el entusiasmo posible, fijándose nuevos retos, otros horizontes y sacando del diccionario la palabra imposible.

A continuación, con la ayuda de varios jóvenes empresarios y compañías reconocidas de Caldas, presentamos algunos de los desafíos y metas que se debe fijar para el 2008.

1. Planeación

Aunque este consejo aparece siempre en todos los libros y recomendaciones que deben seguir las PYME, para los expertos consultados esta debe ser la primera regla siempre: planeación. Así su proyecto apenas comience, esté en la mitad del proceso o se haya consolidado, es importante que recuerde que de esto depende que su empresa sea organizada, que tenga un buen producto, un buen mercado, más clientes y mejor comercialización.

El consejo en este caso es fijarse un derrotero de las tareas que debe hacer como prioridad, de las cosas que puede mejorar a mediano plazo y de los planes hacia dónde quiere llegar. Eso implica organización.

2. Capacidad de respuesta

Publicitariamente se habla mucho de este tema, pero también tiene que aplicarlo a su capacidad de producción o capacidad instalada. Algunas de las grandes empresas reconocieron que aunque tocaron puertas y lograron resultados importantes, el problema se generó cuando mirar dentro de su empresa, pues no tenían la suficiente producción o no estaban preparados para el proyecto o el producto que se les planteó. Por eso, antes de salir a cautivar el mercado mire que capacidad de respuesta tiene su empresa, si es posible acelerarla o mejorarla, o por el contrario primero tienen que perfeccionar los procesos para no salir a generar falsas expectativas. A veces es mejor dar pasos lentos, pero seguros.

3. Problemas externos

Además de mirar hacia adentro, también es prudente que estudie el exterior. Algunos se varan por los altos costos de su idea, producto o negocio por lo que se desfasa en el mercado, más cuando resulta competencia que lo hace mejor. En otras ocasiones los impuestos, los intereses o el exceso de procesos improductivos en sus empresas los están frenando. Recuerde resolver el plan DOFA (Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas).

4. Cuide su empresa y el bolsillo

Ante el año que se avecina es bueno que calcule sus gastos, lo que puede invertir, el respaldo financiero que tiene y cómo ser más eficiente. La palabra se llama prudencia con el bolsillo y racionamiento. Aunque las empresas tienen que aventurarse, mida las consecuencias y hasta dónde puede llegar.

5. Ángeles caídos del cielo

Además de los programas que respaldan los nuevos planes empresariales como el Fondo Emprender, Incubar, Ventures, Premios Innova y Destapa Futuro, este año entra con fuerza al departamento el programa de Inversionistas Ángel, promovido por la Andi, como una forma para que los viejos empresarios o personas naturales con excedentes de capital inviertan en nuevas empresas por un tiempo prudencial. Aproveche este tipo de oportunidades para continuar adelante con su proyecto o idea de negocio.

6. Póngase un chaleco antigolpes

Los expertos ya han dicho que el 2008 va a ser un año difícil económicamente, teniendo en cuenta que se prevé alguna desaceleración. Eso para las empresas se puede traducir en una menor demanda o freno de algunos proyectos que tenían previstos. Pero, atención, está no puede convertirse en la excusa del 2008 para que usted presente resultados mediocres y se le eche la culpa a otro. El consejo es que se prepare sicológicamente, aliste su arsenal de estrategias, adelántesele a la competencia, comience a tocar puertas y llegue primero que los demás. Alguien dijo que no es el pez más grande el que se come al chico, sino el más rápido que se come al lento.

7. Hay que saber mercadear

Uno de los factores por los que fueron exitosos los empresarios durante este año fue por la competitividad que mostraron al mostrar y mercadear sus ideas, productos o proyectos. En el 2008 tenga en cuenta este aspecto para seguir ampliando ese horizonte y llegar a nuevos lugares. No se contente con lo que tiene, además de mirar el entorno local, es vital analizar la situación regional, nacional, e incluso internacional. También, recuerde que deben tener mejor calidad y requisitos de buena garantía como certificaciones, códigos o normas de calidad. Esto llama cada vez más la atención. Algunos empresarios reconocidos perdieron posibilidades de hacer negocios con grandes cadenas por no reunir este tipo de condiciones.

8. Hay que investigar más

A veces los proyectos no tienen apoyo, no porque sea malo, sino porque el empresario no conoce dónde o quién pueden respaldar su idea de negocio o su producto para seguir creciendo. Uno de los consejos de la pequeña y mediana empresa es investigar y consultar continuamente las posibilidades de recursos de inversión o programas de cooperación. También, mire a su alrededor, recuerde que existen cada vez más planes de cadenas productivas y alianzas estratégicas que puede mantener en constante innovación.

9. El cliente es la clave

Esta máxima es casi más importante que la primera. Los empresarios que ya alcanzaron las mieles de la victoria y que han tenido momentos buenos y malos con sus productos saben que continuamente hay que medir su producto, saber cómo lo percibe el cliente, la fuerza que tiene, y porqué se está vendiendo más o menos en determinado sector. De esa encuesta continua sobre satisfacción dependerá que usted tenga siempre un producto con demanda y que éste prevalezca en el mercado. Recuerde que la competencia día a día penetra más fuerte y da en todo el gusto del comprador. No sea como aquellos que terminan siendo pura fama.

10. El que bien anda....

El consejo de las abuelas se aplica hasta en las empresas. De que tenga un personal capacitado, profesional, serio y honesto dependerá que su proyecto siga adelante. Aunque es cierto que el ganado engorda con el ojo del amo, usted no puede volverse esclavo de su negocio. Hay que saber delegar, y para eso tiene que saber a quién le puede dejar las responsabilidades.

11. Actitud positiva

Además de lograr que financieramente su empresa camine como un reloj, también tiene que buscar que haya una actitud positiva y de ánimo en su negocio. De eso se dan cuenta los clientes.

12. Comprometido y con experiencia

Poco compromiso y mala atención. De eso se quejan continuamente los clientes, por eso si su negocio es uno de esos no opte por las respuestas sencillas como "es que es muy cansón". Lo mejor es que analice si su personal sí ama lo que hace y está comprometido con su empresa. Puede que tenga un buen producto y buena imagen, pero si hay una barrera con el personal que atiende puede comenzar a retroceder.

Lo que no debe hacer

No se contente con lo que tiene, ni se tranquilice con el producto o el proyecto que creó. Recuerde que todo es siempre susceptible de mejorar. Además, tenga en cuenta que en 2008 existen nuevos proyectos empresariales que nacieron como usted y que ahora vienen con todo el ánimo a conquistar. Pero usted siga siempre adelante.