Recursos Humanos

Canacintra afirma que es necesario fortalecer el mercado interno

Una de las acciones para lograr ese objetivo es incorporar a las Pymes como proveedoras y prestadoras de servicios del gobierno, con medidas preferenciales que fortalezcan su consolidación y desarrollo.
Canacintra afirma que es necesario fortalecer el mercado interno
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para que a la economía mexicana no le dé "pulmonía" a causa de la desaceleración en Estados Unidos, lo primero que debe hacer la administración del presidente Felipe Calderón es fortalecer el mercado interno, condición necesaria para dar un sólido impulso al crecimiento del país, plantea la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Una de las acciones para lograr ese objetivo, expone, es incorporar a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) como proveedoras y prestadoras de servicios del gobierno, con medidas preferenciales que fortalezcan su consolidación y desarrollo.

En un análisis elaborado, de cara a su Congreso, a realizarse este mes, la Canacintra advierte que entre los errores cometidos en México está el de no utilizar las compras de gobierno para darle un mayor dinamismo a la economía y hacer a un lado a los negocios de menor tamaño.

Desde esa perspectiva, en 2008 se debe revisar y analizar la normatividad de las compras de gobierno, a fin de que las Pymes no presenten impedimentos legales o administrativos para ser proveedoras del sector público.

También propone la reactivación de las Comisiones Consultivas Mixtas de Abastecimiento del sector gubernamental, así como integrar un equipo intersecretarial que ayude a eliminar las controversias que se presentan en las licitaciones.

Todo ello, para favorecer el desarrollo del mercado interno, dado que las entidades públicas deben ser un elemento de fomento productivo.

Licitaciones

Asimismo, el organismo que preside Miguel Marón Manzur, no quita el dedo del renglón y pide al presidente Felipe Calderón establecer como prioridad que las compras del gobierno las provea la industria nacional y se destine al menos 35 por ciento de las adquisiciones a las Pymes.

De igual modo plantea que las adquisiciones sean separadas en todos sus componentes, para que cada uno de ellos sea llevado a concurso y que en las licitaciones internacionales se dé preferencia a las empresas nacionales, por encima de las extranjeras.

Además se requiere una visión de largo plazo del Ejecutivo donde asuma un compromiso real para impulsar el desarrollo de las Pymes.

El gobierno calderonista debe fomentar la modernización de las Pymes con instrumentos de tipo fiscal, financiero y tecnológico, llevarles asistencia técnica en planeación, tecnología, mercadotecnia, calidad y administración.

Se tiene que profundizar en la simplificación administrativa; crear un entorno competitivo que complemente y no obstruya el avance de la competitividad de las empresas y del país en general.