Plan de Negocios

Primero planeo, luego emprendo

"Emprender no es sinónimo de riesgo: significa tener la osadía de innovar bajo un esquema de planeación. Toda inversión debe estar respaldada por un proyecto de negocio. Sólo así los emprendedores evitarán sufrir pérdidas económicas o, en caso extremo, el cierre de su empresa", señala Juan Antonio Chávez, coordinador de administración de riesgos de la Sofol Hipotecaria Su Casita.
Primero planeo, luego emprendo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Estás interesado en abrir una empresa? ¿Sabes cómo evitar descapitalizarte o, incluso, perder tu inversión? No te preocupes, consultamos a un experto en administración de riesgos, quien responderá a las principales interrogantes que engloban el tema de la planeación y apertura financiera de un negocio.

Como primer paso es importante que recuerdes que antes de inaugurar cualquier tipo de negocio es necesario considerar varios aspectos:

"Los emprendedores deben tomar las precauciones suficientes respecto a los recursos financieros con los que cuentan para arrancar de manera adecuada", señala Juan Antonio Chávez.

SoyEntrepreneur.- Al momento de abrir un negocio, cuáles son las precauciones que deben tomar los emprendedores, en términos de recursos financieros.

Juan Antonio Chávez.- En muchas ocasiones los emprendedores tienen la idea de abrir un negocio y se empieza a pensar en cuál es el giro adecuado, dónde se puede establecer y, sobre todo, cuánto va a costar ponerlo. Lo anterior, aunado a saber si se cuenta o no con los recursos financieros suficientes.

Dichos aspectos y precauciones pueden observarse mejor en un presupuesto detallado incluido en la elaboración de un plan de negocio. Por ejemplo, se desarrolla la planeación para la apertura y se enlistan las actividades que se requieren:

* Preparar el lugar o el establecimiento.

* Cuándo se pretende abrir.

* La zona en la que se va a poner.

Además, se debe contemplar si el establecimiento es rentado o propio, pues en el primer caso se debe cubrir la parte de los depósitos y fianzas que se soliciten por parte del arrendado; y en ambos casos se debe adecuar a la imagen que se le quiera dar.

Para logar lo anterior, lo mejor es presupuestar los materiales, herramientas y personal necesario para adaptarlo al concepto que se tiene pensado, además del equipo de trabajo que se requiere para operar de manera adecuada.

Es fundamental que en el presupuesto se considere aspectos, como cuánto habrá que invertir, cuánto se puede vender en la zona, cuál será el costo promedio. Asimismo, se debería calcular un punto de equilibrio para determinar el nivel necesario de ventas, los costos y gastos que en los que se va a incurrir, a cuánto ascienden los gastos financieros y la cantidad que se debe pagar de impuestos.

Considerando lo anterior, finalmente, se tendría que realizar una estimación o corrida financiera para proyectar el flujo de efectivo y determinar con ciertos factores de medición, como el valor presente neto, la tasa interna de retorno, tiempo estimado para el retorno de la inversión inicial, los cuales indicarán si es un proyecto rentable.

Con lo anterior, se tendría un mejor panorama financiero para poder valuar de manera objetiva si contamos con los recursos financieros suficientes para poder abrir un negocio.

SE.- ¿Cuáles son los principales riesgos en términos financieros que corren los emprendedores al momento de abrir un negocio?

JA.- Antes de definir cuáles son los principales riesgos, es importante tener en mente que un riesgo es equivalente a tener incertidumbre. Al momento de abrir un negocio se pueden presentar dos tipos de riesgos financieros: el financiero referente al negocio y el de mercado.

* El primero se refiere a la situación financiera del negocio, es decir, cuánto fue el monto de la inversión y qué tan endeudado o apalancado está el negocio después de la primera inversión. En otras palabras es un balance final y es un riesgo, porque dependiendo del nivel de endeudamiento o apalancamiento se debe comenzar a considerar el nivel de ventas, costos y gastos para pagar las deudas contraídas, lo cual requiere de mucho esfuerzo y control administrativo y operativo para cumplir con la planeación presupuestal y financiera plasmada en la corrida financiera previamente comentada.

* El segundo se refiere a los riesgos que se pueden presentar en el mercado, es decir un incremento en tasas o cambios en los precios de los productos. Por ejemplo, si se optó por solicitar un préstamo bancario u otro tipo de préstamo sujeto a una tasa variable, un incremento en las tasas llevaría a que el préstamo sea más caro. Un cambio en los precios, también, afecta el costo y puede perturbar en el margen de utilidad proyectado.

SE.- ¿Qué recomendaciones les harías a los emprendedores para que abran su negocio y mantengan una economía sana?

JA.- Es necesario tomar en cuenta los siguientes pasos:

* Hacer un plan de trabajo o un proyecto de negocio para plasmar un punto de partida y la planeación necesaria para llegar al ideal del emprendedor.

* Elaborar un presupuesto conservador incluyendo todo lo necesario para la apertura del negocio.

* Concentrar los esfuerzos para llevar un debido control y administración del negocio.

* No desesperarse.

* Considerar que el retorno de la inversión depende del tipo de negocio y puede ser de 6 meses o más tiempo.

* Mantener un detallado control del movimiento del efectivo del negocio y separar los recursos propios de los destinados a la inversión del negocio.

* En caso de un préstamo bancario, considerar opciones para prepagar el crédito o cambiar la tasa de interés mediante otro préstamo a una menor tasa.

* Administrar de manera adecuada los compromisos financieros.

SE.- A quién deben acercarse los emprendedores para pedir financiamiento: a los bancos (privados) o a las incubadoras (Secretaría de Economía).

JA.- Depende de las necesidades que tengan los emprendedores para abrir un negocio. En el caso de los bancos, lo que se pretende es solicitar un préstamo para invertirlo en el negocio. Para llevar a cabo dicha solicitud se deben cubrir varios requisitos, como presentar un plan de negocio, información financiera del negocio, proyección del flujo de efectivo, historial crediticio de los solicitantes para que el banco pueda analizar el otorgamiento del préstamo.

Por otra parte, una incubadora es un centro de atención a emprendedores que brinda orientación y asesoría: cómo comenzar el negocio para elaborar el plan de negocio, mejorar la operación del negocio, cómo hacerlo crecer y otras facetas que se presentan en un negocio propio.

Juan Antonio Chávez cursó la licenciatura en Contaduría Pública y Estrategia Financiara en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Actualmente se desempeña como coordinador en el área de Administración de Riesgos en una de las más reconocidas Sociedades Financieras de Objeto Limitado (Sofol) en México, operando la administración y calificación de créditos puente otorgados a los desarrolladores de vivienda.