Consultoría

¿Por qué tienen tanto éxito las franquicias?

El sector vive uno de sus mejores momentos en la historia con tasas de crecimiento cercanas al 15%. Y todo indica que el futuro será aún mejor. Descubre las claves que llevaron a las franquicias a convertirse en uno de los motores de crecimiento de México.
¿Por qué tienen tanto éxito las franquicias?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hace más de 60 años que la franquicia, como modelo de gestión, invadió el mercado estadounidense con la apertura de unidades de McDonalds. Este hecho transformó la manera de hacer negocios en el mundo. ¿Cómo pasó? Gracias a un concepto simple y poderoso: hizo posible que un emprendedor pudiera adquirir el know how y la experiencia de una empresa a cambio de ciertos pagos por un tiempo determinado.

México tiene poco más de 20 años de experiencia en este tipo de negocio. A mediados de los 80 las primeras franquicias provenientes de Estados Unidos se atrevieron a cruzar las fronteras, encontrando en el mercado mexicano una gran oportunidad. Para hacerlo, tuvieron que aprender a tropicalizar sus conceptos, adecuarse a la cultura y a sus costumbres. El resultado fue sorprendente: sus marcas se hicieron rápidamente conocidas y el número de unidades creció en forma ordenada y sostenida.

En 1990 entró en vigor la Ley de Transferencia de Tecnología, y así surgió el concepto de Contrato de Franquicia; documento que permite licenciar el uso de una marca y la transferencia de tecnología. Un par de años después se reformó la Ley de Fomento y Protección a la Propiedad Industrial -que se conoce como la "Ley de la Propiedad Intelectual"- lo que dio un fuerte impulso a la expansión masiva del sector. ¿La razón? Logró establecer bases mucho más sólidas en cuanto a garantías y protección jurídica tanto para el franquiciante como para el franquiciatario.

A fines de los 80 surgieron las primeras franquicias 100% hechas en México. Helados Bing, El Fogoncito, Hawaiian Paradise, Electrónica Steren, entre otras marcas, son las pioneras en desarrollar sus sistemas de franquicias, abriendo el camino a nuevas empresas interesadas en clonar sus negocios. Así nació la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), para darle mayor seguridad e impulso al sector.

A partir de entonces, con un sistema legal sólido y una buena cantidad de pioneros en plena expansión, el negocio de las franquicias no paró de crecer. Hoy, según cifras de la AMF, operan en el país más de 750 marcas -organizadas en 73 giros distintos-, de las cuales el 70% es de origen nacional. Este dato ubica a México en el séptimo lugar en el mundo en cuanto a número de franquicias según el World Franchise Council, organización que agrupa a los 33 países más representativos de la industria en el orbe.

Para la economía, las franquicias representan un motor de crecimiento muy potente pues se expanden a una tasa mayor al PIB nacional y son fuertes generadoras de empleo. De hecho, los insumos nacionales para abastecer el sector provienen en un 82% de empresas mexicanas. Además, las estimaciones para 2007 indican un crecimiento del 15% en facturación (totalizando $ 85,000 millones anuales en ventas). La AMF apunta que en 2007 las franquicias generaron 50,000 nuevas plazas de trabajo y abrieron más de 6,000 puntos de venta.

¿Y el futuro?

Seguir creciendo. El sector representa el 6% del PIB, pero proyecta llegar al 8% hacia 2012, con 1,200 marcas operando en forma continua (85% de ellas mexicanas), que abarquen unos 100,000 puntos de venta y empleen a 1.5 millones de personas. Las mujeres, por su parte, también contribuyen al desarrollo del sector. Hasta mediados de 2007, el 30% de las franquiciatarios son de género femenino.

El crecimiento vendrá, probablemente, de sectores como los servicios -sobre todo los segmentos de salud, cuidado personal y educación- y desde el interior de la República. Esto último, considerando que el 44% de las marcas se concentran en el Distrito Federal.

Para lograrlo, la industria cuenta con los programas de apoyo que la Secretaría de Economía destina a las Pymes y las misiones comerciales a distintas partes del mundo para atraer nuevas marcas internacionales, las Ferias de Franquicias, publicaciones y sitios web especializados.

Si estás pensando en invertir o convertir tu negocio en una franquicia, ¡este es el momento! La industria vive una de sus mejores etapas. Y todo indica que el futuro será aún mejor.