Pymes

El bajo precio del dólar daña a las Pymes vitivinícolas chilenas

La caída de la divisa podría provocar que una industria que exporta la mayoría de sus productos, entre en crisis.
El bajo precio del dólar daña a las Pymes vitivinícolas chilenas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Las viñas del valle de Lontué, Séptima Región, han sobrevivido a la sequía que afecta a gran parte del país, pero no han logrado evitar que el bajo precio del dólar perjudique a todos los exportadores del país.

Los productores de la zona, coinciden con los gremios y exportadores en general. Si no se toman pronto medidas para solucionar el problema, la situación será muy difícil de superar; informaron que en la zona, ya hay viñas con cifras rojas.

El efecto dólar

Katharina Hanke, del Departamento de Finanzas de Viña AltaCima, ha sentido el efecto del bajo valor de cambio en el descenso de sus retornos. Sin embargo, diversificar su producción le permite soportar esta grave crisis. "Nosotros embotellamos sólo el 40% de la cosecha total. Tenemos una cantidad que podemos vender en uva y vino a granel de muy alta calidad", declaró Hanke al respecto.

Raúl Navarrete, gerente de Vinos Lautaro de Sagrada Familia, decidió adelantarse al complejo escenario que se avecinaba y cambió la moneda de sus transacciones. "Nuestros negocios en un 90% están orientados a Europa. Logré a fines del 2006 renegociar con mis compradores y pude cambiarme a euro con lo cual eliminé el factor de riesgo del IVA", explica.

Sin embargo, como Pyme, está conciente de lo fatídico que ha sido para las pequeñas empresas del sector vitivinícola y exportador en general. "A los factores naturales de riesgo que tienen las empresas de menor tamaño, como son el clima, las heladas, las lluvias, la sequía, que son imponderables, ahora se suma el deterioro de sus recursos en el bajo retorno por el tipo de cambio", agrega.

Peligra el empleo

Sin lugar a duda la contratación de mano de obra se ha llevado la peor parte en esta crisis. Ambas empresas confiesan que han tenido que implementar programas paralelos para no tener que despedir personal. Pero tampoco pueden aumentar la contratación.

AltaCima, por ejemplo, mantiene su personal, y eso ha significado absorber el trabajo de la gente que no pueden contratar. "En un año, crecimos un 176%. Lo hicimos con la misma gente que teníamos. Es decir, hemos tenido que trabajar un 100% más que antes", dice.

Lo que falta

Ambos empresarios de la Región del Maule coinciden que el actuar de las autoridades económicas del país ha sido lento en relación a la gravedad de la crisis.

"Tarde o temprano las autoridades debieran tomar consideración. El dólar no solo está afectando al mercado del vino, sino a toda la exportación. Nuestras empresas están quebrando", manifiesta Hanke de AltaCima.

El gerente de vino Lautaro, piensa y siente como Pyme. Y en cuanto a las medidas del Ejecutivo, necesita más apoyo para el sector. "No hay medidas para las Pyme. Éstas tienen serios problemas de flujo de caja. No estamos siendo bien atendidas por el sistema financiero. Si bien hay algunas iniciativas, si se suma el tipo de cambio, no es suficiente", enfatiza.

El senador UDI, Juan Antonio Coloma, presidente de la Comisión de Agricultura, coincide totalmente con el sentir de los empresarios."La autoridad económica ha mostrado una absoluta insensibilidad respecto de la competitividad del sector exportador chileno. Hemos sido enfáticos en que esto trae un riesgo para el sector que ha costado 30 años formar", aclara el senador.

2008

Los empresarios son enfáticos en sus pronósticos. "Si el dólar sigue en estas condiciones, si no tomamos cartas en el asunto, el 2008 viene muy difícil", aclara Hanke. Por otra parte, Navarrete tiene sus negocios en Europa, por lo que está relativamente tranquilo.

"El comercio justo europeo se mueve por otros canales y no tiene los problemas comunes de otras economías. Tenemos promisorias alternativas en Estados Unidos, Japón, Alemania y Dinamarca", informa.

Para Coloma, el riesgo seguirá existiendo. "El precio del vino ha mejorado, pero nuevamente el sector está siendo afectado por el tipo cambiario. El sector exportador está en serio riesgo de seguir funcionando", sentencia.

Un sector que se moviliza y que se manifestará masivamente este jueves 27 en una protesta que incluye a exportadores, agricultores y productores con lo que esperan presionar al gobierno para un accionar más acorde a sus necesidades.